JavaScript

viernes, 12 de octubre de 2012

CUARTA CORRIDA DEL CICLO FERIAL SAN MATEO 1975 EN VALLADOLID.

CUARTA CORRIDA DEL CICLO FERIAL SAN MATEO 1975 EN VALLADOLID.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Con un nuevo entradón en el coso del Paseo de Zorrilla se lidió la cuarta corrida de este ciclo ferial acorde con el cartel que reproducimos.

Ruiz Miguel, como no tenía enfrente los toros de D. Eduardo Miura que son los que ponen el ¡ay! en los tendidos, aburre hasta a las ovejas con un toreo reiterativo, monótono y vulgar. Pases y más pases insustanciales que no llegan a los tendidos porque no dicen nada. Un torero honesto pero nada más, porque de arte está limpio. Monótono hasta aburrir. Se pasó de faena en su primero, no obstante lo cual dio la vuelta al ruedo, y saludó desde el tercio tras el arrastre de su segundo porque a pesar de la petición, los pañuelos no fueron suficientes en el recuento del palco presidencial
Antonio José Galán otro torero que aparte de sus excentricidades, no exentas de peligro, aporta poco positivo a la Fiesta. Es de los toreros que primero “se camela! a la solanera para seguidamente engañarles con un toreo mentiroso de muleta retrasada.
A los lerdos, que ocupan los tendidos en mayoría, les encanta su toreo desenfadado y de zaragata. ¡Un charlatán del toreo!
Fue ovacionado en su primero y cortó una oreja de su segundo que, como le pareció poco premio, se la entregó a su banderillero y se dio tan ricamente dos vueltas al ruedo para poner en evidencia a la presidencia.
José Mari Manzanares es el que mejor toreo artístico practica de la terna, pero no logró llegar a los tendidos. Su toreo de arte no lo sacó en esta tarde. No pasó de lo que se califica como aseado en su labor. Toreó bien a su primero pero no entro a matar con el toro pidiendo la muerte y esta contingencia le privó de un triunfo. Escuchó palmas.
Paso sin pena ni gloria en su segundo que era un toro deslucido por su falta de raza.
¡En esta tarde hubo exceso de pases pero toreo del bueno, toreo de arte…nada de nada!
¿Quizás porque los que están acostumbrados a llevar coches malos (entiéndanse toros duros) no son capaces de hacerse con los mandos de un mercedes de última generación? Hay toreros que para medio triunfar han de lidiar Miuras y otras alimañas por el estilo y no pasan de vulgares con toritos de medio pelo que es lo han sido los de D. Manuel San Román de esta tarde.
El presidente se ha "puesto las pilas" y ahora se le ha endurecido el corazón a la hora de otorgar trofeos. Un cronista taurino de Salamanca paisano y amigo me dijo que se debía a que él le pegó fuerte en la crónica que hizo de la primera corrida de feria con los toritos de Juan Mari Pérez Tabernero.
Lo cierto es que ahora su proceder está acorde con la categoría de una plaza de segunda que Valladolid a la sazón es Interviene en la suerte de varas haciendo entrar al toro dos veces al caballo y las orejas tienen un precio que hasta el momento no han tenido.