JavaScript

lunes, 11 de diciembre de 2017

FELICITACIÓN DE PÁSCUAS 2017.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
 
Estas Navidades mi Felicitación se va a salir de la normalidad por aquello de que ciertos sucesos ocurridos en las dos últimas temporadas han marcado "mi cardio" cómo se dice ahora.
De ahí que trate de homenajear a quienes han aportado a la Tauromaquia su granito de esplendor y su carga de tragedia.
Me refiero a esos matadores de toros que alcanzaron la gloria nada más y nada menos que en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla en la pasada feria abrileña del año 2016.
MANUEL ESCRIBANO NOGALES quien indultó a Cobradiezmos toro de la ganadería de Victorino Martín el día 13 de abril y a JUAN JOSÉ PADILLA BERNAL quien, tres días después, abrió la Puerta del Príncipe con dos toros de la ganadería de Fuente Ymbro.
La parte trágica la marcó la muerte del diestro IVAN FANDIÑO en las astas del toro Provechito del hierro de Baltasar Iban en la plaza francesa de Aire-Sur-l`Adour.
Mi FELICITACIÓN más cordial y cariñosa para los dos primeros no solamente por el triunfo conseguido sino por la lección de pundonor y superación de sus trágicas cornadas y mi CONDOLENCIA para la familia del infortunado matador de toros de Orduña al que deseo que Dios le haya acogido en seno.
 
 
 
Y a todos los aficionados a nuestra incomparable Fiesta para que sean felices.

sábado, 2 de diciembre de 2017

LA VISIÓN EN EL TORO DE LIDIA. INVESTIGANDO QUE ES ...GERUNDIO.



LA VISIÓN EN EL TORO. INVESTIGANDO QUE ES….GERUNDIO.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
A medida que uno va envejeciendo, los colmillos se van retorciendo y observa con lupa todo lo que se escribe.  Naturalmente acaba alucinando de cómo algunas personas, amparándose en la incultura general, tratan de descubrir la pólvora en un intento de buscar notoriedad.
Para investigar algo que posteriormente se da a la publicidad, hay que seguir unas reglas, ineludibles de sortear, que son las que dan rigor. De no observarlas, se puede caer en lo irrisorio.
Como todo lo relacionado con el toro de lidia se basa en esa especie de corolario que viene a decir: “de toros no entienden, ni las vacas” hay algunas personas que, aún siendo profesores universitarios, juegan a investigar sin el suficiente rigor que la Universidad debió inculcarles y exigirles.
¡En la Universidad de Murcia  han “descubierto” la Lateralidad en el toro de lidia! y la han aplicado a su visión.
Esta se conocía desde antiguo en todos los seres vivos. Consiste en: “el predominio funcional de uno de los lados del cuerpo determinado por la supremacía que uno de los hemisferios cerebrales ejerce sobre el otro”
Dos veterinarios de la plaza de toros de Murcia; uno de ellos profesor de la Facultad de Veterinaria y “alma mater” de la investigación llevada a efecto, se han unido con otro profesor del Centro de Óptica en la Facultad murciana y han diseñado una serie de proyectos con la finalidad de estudiar los distintos aspectos de la vista del toro de lidia que es el problema capital con el que suelen enfrentarse los veterinarios facultativos encargados  del reconocimiento de los toros a lidiar, ya que en la visión correcta de los astados  se fundamentan muchos  de los conceptos técnicos de la lidia.
Cierto que para el lego en materia veterinaria y taurina le alucinará esta sabiduría de los investigadores, pero para los más o menos versados en estos temas (que además han sido practicantes del toreo) les produce cuanto menos hilaridad al haber utilizado en la investigación el método empírico, tan usado actualmente, que, por basarse en la experiencia y en la percepción, nos dice que es lo que existe y cual son sus características, pero no nos da certeza absoluta en las conclusiones.
Estos investigadores aseveran que:
-El comportamiento animal está basado en las respuestas codificadas por los dos hemisferios cerebrales que están especializados funcionalmente por separado.
-En el toro de lidia las respuestas rápidas de agresión y huída vienen codificadas en el hemisferio derecho y de ahí la contralateralidad en cuanto a la respuesta que codifica cada hemisferio.
Trataron de ver hasta qué punto el ojo izquierdo era el de mayor calidad visual por ser menos hipermétrope.
Valoraron el estado refractario ocular en 75 animales y visionaron los videos de sus faenas
intentando correlacionar el estado refractario ocular con sus respuestas en base a si la faena es predominante por el pitón izquierdo o por el derecho o realizada por ambos pitones.
El estado refractario ocular imagino que consistiría en medir la profundidad de la cámara anterior, el espesor del cristalino y la profundidad de la cámara vítrea. Naturalmente realizado en los ojos enucleados de los toros objetos de análisis. Ojos que estarían en distintos grados de conservación, dependiendo de los factores en que se hubiera desarrollado la lidia que, indudablemente dependerían del estado de la fatiga, hemorragias experimentadas en las suertes de varas y banderillas que al repercutir  en los volúmenes y la presión sanguínea producirían vasoconstricción en los vasos sanguíneos de los centros nerviosos y de los que irrigan a los ojos y que darían resultados dispares que indudablemente influirían en las conclusiones finales del estudio ocular.
Anteriormente en los estudios realizados por el profesor Dr. D. Rafael Martín Roldán catedrático de Anatomía de la Facultada de Veterinaria de Madrid que estudió en profundidad el ojo del toro de lidia llegó a conclusiones categóricas tales como:
-El toro es HIPERMÉTROPE  con visión deficiente en cercanías y normal a distancia y sospechó que padece ASTIGMATISMO sin llegar a asegurarlo
-Área de ceguera posterior con un ángulo de 108º a 110º-.
-El cono de ceguera anterior tiene una longitud, en horizontal, de 90 a 125 cm y en vertical hacia el suelo de 60º.
-Campo de visión binocular en horizontal es de 20 º y en vertical, hacia el suelo, es de 60º.
-La visión uniocular es amplia.
-El aparato motor del globo ocular estaba constituido, entre otros, por el músculo recto posterior que con sus cuatro fascículos musculares muy desarrollados le permite al ojo, incluso, girar sobre sí mismo.
Los nuevos investigadores Aseguran que generalmente los toros ven mejor por el ojo izquierdo que por el derecho. Es el izquierdo el que primeramente detecta o identifica el objeto que llama su atención.
Utilizan protocolos tanto en corrales como en la plaza para ver las respuestas del toro.
Corrales: afirman que el toro responde ante los estímulos que le llegan desde fuera, atendiendo preferentemente por el lado izquierdo.
Nosotros durante los muchos años que fuimos veterinarios facultativos de reconocimientos de diferentes plazas de toros, no encontramos diferencias de atención de ambos ojos. Claro que siempre lo concerniente a pruebas de visión la realizaba el mismo veterinario, posicionado de manera central a la posición del toro y con la misma intensidad en la exposición del señuelo utilizado.
Luego, si se observaba comportamientos anormales se le probaba por ambos ojos con la finalidad de ver que ojo era el defectuoso.
Siempre se utilizaron prismáticos para poder observar con precisión cualquier anomalía respecto a cuerpos extraños, epiforas u opacidad de cornea.
Y continúan afirmando que el toro deja para el ojo derecho el obstáculo que sabe que no le va a provocar ningún tipo de agresión de ahí que se ampare en el compañero de camada.
El toro por su carácter gregario se suele hacinar con sus compañeros de corrida y todos miran hacia el objeto que les estimula y todos excepto el primero de la izquierda tienen compañeros a ambos lados. Por ello no tiene preferencias sobre ninguno de los ojos para posicionarse
Plaza.
Salida de chiqueros: Afirman que los toros suelen salir hacia el lado derecho.
No han tenido en cuenta que los banderilleros le llaman de manera general por este lado que es donde están dispuestos los burladeros.
Por esta causa el toro tiene su ojo derecho pendiente de la barrera y de los tendidos, mientras el ojo izquierdo se encarga de escrutar el centro del ruedo que está completamente vacío en contraposición con la teoría emitida.
Recibo a portagayola: Afirman que el toro siempre ataca al torero por el lado izquierdo de éste.
No han tenido en cuenta que las largas cambiadas de recibo a portagayola generalmente se realizan jugando el capote con la mano derecha, incluso los toreros zurdos como es el caso del amigo Jorge Manrique que, para esta suerte utilizaba la mano derecha
Lo mismo para las largas afaroladas, donde la voz cantante suele llevarla el brazo derecho del torero, mientras el izquierdo es mero acompañante de la suerte.
Suerte de varas: Afirman que  los toros siempre atacan al caballo por el lado izquierdo.
No han tenido en cuenta que el picador ataca al toro con el caballo por el lado derecho que es el protegido con el peto. Que el toro es llevado desde el  centro del ruedo, adonde acude al capote del lidiador desde el burladero situado a la derecha de donde se posiciona, en contraquerencia, el picador.
Después, unos toros aprietan con el pitón izquierdo o con el derecho de manera indistinta según su posicionamiento, porque en las distancias cortas solo puede ver con un solo ojo.
Suerte de banderillas: Afirman que el mayor número de toros se acercan al banderillero por el lado izquierdo.
No tienen en cuenta por qué lado le cita y realiza la suerte el banderillero.
Algunos matadores banderilleros solamente parean por un pitón y naturalmente el toro les embiste por ese pitón independiente de mostrar preferencias por el pitón derecho.
Faena de muleta: Afirman que la mayoría de las faenas se desarrollan por el pitón derecho porque el torero aprovecha la mejor visibilidad del ojo izquierdo.
No han tenido en cuenta el miedo escénico del torero que se ve más seguro con la muleta montada sobre el estaquillador y ayudándose del estoque simulado que prolonga el engaño de la muleta en una longitud considerable.
De haber considerado el toreo al natural donde únicamente se utiliza una mano tanto izquierda (habitual) sin ayuda de estoque simulado o verdadero, como derecha pero con ayuda, se hubieran dado cuenta que en el toreo al natural sobre la mano izquierda el toro entra por el lado izquierdo del torero  y el ojo izquierdo queda del lado de dentro. El torero se cruza (es decir torea sobre el pitón derecho que es el contrario y del lado del ojo derecho) como medida de su defensa puesto que el toro cuando embiste pone toda la fuerza en el pitón estimulado.
No sé si introducirían en el estudio la:
Suerte suprema: en el que el toro ataca siempre con el ojo derecho por dentro ya que la mayoría de los matadores atacan con la mano derecha.
Solamente el diestro vallisoletano Jorge Manrique mataba con la mano izquierda con lo que el toro atacaba con el ojo izquierdo por dentro.
CONSIDERO QUE ESTOS AUTORES HAN BASADO SUS ESTUDIOS EN LOS REALIZADOS EN HUMANOS DONDE AL HEMISFERIO IZQUIERDO SE LE CONSIDERA “DOMINANTE” POR CONTROLAR TANTO EL LENGUAJE ORAL COMO ESCRITO AL SER EL QUE ANALIZA sin haber tenido en cuenta que ambos hemisferios son complementarios al estar conexionados mediante las fibras nerviosas constitutivas del cuerpo calloso.
Hubiera sido interesante tener en consideración los estudios en humanos que han considerado que:
En el niño la lateralidad se inicia a partir de los 3 años. Se desarrolla a los 4 o 5 años y se define definitivamente a los 6 años.
Si en el toro de lidia ocurre lo mismo,  RESULTA que a los 4 años, que es cuando se lidia, éste toro NO TIENE AÚN DEFINIDA LA LATERALIDAD.
A pesar de todos estos objeciones, también empíricas, he de felicitar a estos jóvenes compañeros universitarios por el trabajo realizado que les ha robado tiempo sin escatimar dedicación.
Sobre todo merece mención especial el físico óptico Juan Manuel Bueno que ha sido el que ha utilizado medios instrumentales para llegar a conclusiones empíricas. Nuestro paisano seguramente seguirá profundizando en el tema y empleará unas bases de partida más objetivas para llegar a conclusiones categóricas.
Como sugerencia de clínico viejo con 75 años de experiencia se nos ocurre orientar los experimentos sobre el ojo del toro de lidia "en vivo y en directo" aprovechando los saneamientos a que se someten los toros para, una vez en la manga (mejor en el mueco), utilizarles como pacientes de oftalmología.
Pero lo más preocupante de todo es que un  medio como TELEVISIÓN ESPAÑOLA lo haya hecho viral (cómo ahora se dice) a través de su programa de la segunda cadena Tendido Cero amenazándonos con emitir otros dos programas más sobre la misma investigación.
Claro que las Cuotas de Audiencia dan o quitan puestos de trabajo.

jueves, 9 de noviembre de 2017

POLÉMICA PONCE-JOSÉ TOMÁS.

POLÉMICA PONCE-JOSÉ TOMÁS.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Hace dos semanas la promoción de Veterinaria 1961-67 de la Universidad Complutense de Madrid, celebró las BODAS DE ORO de salida de la Facultad. Los que pertenecemos a ella organizamos una comida en el Restaurante Club 31 y a la finalización de la misma el compañero Antonio Martín del Moral nos invitó en su calidad de socio al Casino de Madrid a una copa de Ron.
Otro de los compañeros Alberto Gómez Pérez ganadero de bravo en su día, me atacó, de manera casi despiadada (es broma), con el tema taurino al ser un servidor de ustedes el único que ha tratado el tema toros.
Cómo incidió mucho en las diferencias entre Ponce y José Tomás y me preguntó, aseverando por delante, que yo no tenía ni idea del asunto, no entré al trapo y lo dejé para contestarle en este blog donde homenajeo a la promoción y lo hago de la manera siguiente:
Alfonso Enrique Ponce Martínez. Nacido en Chiva (Valencia) el 6 de diciembre de 1971. Tomó la alternativa el 16 de mayo de 1990 en Valencia de manos de Joselito y teniendo de testigo a Miguel Báez “El Litri”. Confirma en Madrid el 30 de septiembre de 1990  actuando de padrino Rafael de Paula y de testigo Luís Francisco Esplá.
CUATRO puertas grandes en Madrid.                                               
José Tomás Román Martín nacido en Galapagar (Madrid) el 20 de agosto de 1975. Fue en México, en donde se hizo torero al tener que emigrar de España en busca de oportunidades. Allí tomó la alternativa el 10 de diciembre de 1995 teniendo por padrino a Jorge Gutiérrez y a Manuel Mejía como testigo. Confirmó en Madrid el 14 de mayo de 1996 de manos de Ortega Cano y  con “Jesulín de Ubrique” como testigo.
OCHO puertas grandes en Madrid.
Ahora es difícil verlos actuar juntos, pero antes sí lo hacían. De hecho lo hicieron en 65 actuaciones algunas de las cuales fueron presenciadas por quien esto escribe con resultados desiguales en la balanza de méritos.
Les vi en Granada el 8 de junio de 1996, en la primera vez que actuaron juntos, donde José Tomás salió a hombros. Después les vi en Valladolid el 18 de septiembre actuando con Manolo Sánchez y también en la última actuación que tuvo lugar en Valladolid en el año 2002.
En 1999 en México, José Tomás fue postergado a favor de Ponce y “Juli” y ese año en España se anunció tres tardes en Sevilla y cuatro en Madrid  donde Ponce no apareció por ningún lado. Afirmó: “Yo no he tenido nada con Ponce. A lo mejor me tiene miedo. Está claro que me huye”.
Tras haber toreado juntos en tantas ocasiones, me da en la nariz que esta animadversión viene del ya lejano año 2002 cuando José Tomás se retiró del toreo tras una corrida en la que no se le reconoció una gran faena mientras a sus componentes de terna (Ponce y Leandro Marcos) se les sacó a hombros por la puerta grande de Valladolid y que un servidor de ustedes tuvo el privilegio de ver desde un burladero de callejón y los vellos de los brazos se me pusieron como escarpias al ver cómo cada vez que el toro pasaba por las proximidades del cuerpo del torero de Galapagar se llevaba prendidos los hilos de oro del vestido de torear en las esquirlas de de la vaina de los pitones.
Realizó una faena muy meritoria de valor y estética y no salió por la puerta grande porque el público vallisoletano  y quien en esa ocasión presidía la corrida no la valoraron, mientras sí lo hizo con las faenas realizadas por sus compañeros de terna  que ni por asomo se acercaron a la verdad torera del madrileño.
Al final de la corrida le vi descompuesto, malhumorado y destrozado anímicamente en el Hotel Meliá Parque que el amigo Rafael (q.e.d) poseía en la calle García Morato de la ciudad vallisoletana.
¡Todo torero, como hombre, tiene su orgullo y su competitividad!
A partir de ese momento serie de declaraciones cruzadas, -en las que los periodistas taurinos han tenido su culpa-, entre ambos grandes toreros y ¡enemistad al canto! que diría un castizo
José Tomás hizo unas declaraciones en el 2007: “Ponce es un gran torero pero el toreo lo entiende de una manera totalmente contraria a la mía ya que arriesga lo menos posible, no pasa determinadas líneas  y yo no lo entiendo así, pues yo entiendo el toreo como algo en que hay que arriesgar al máximo”
El galapagueño no rectifica el terreno que pisa. Tiene valor y grandes cualidades artísticas.
Con el capote; sus gaoneras a pies juntos, citando de frente y embarcando al toro hacia los adentros, tienen verdadero mérito.
Sus naturales son verdaderos y académicos, citando de frente y a pies juntos.
Ponce debió mosquearse con estas declaraciones, pero como es “buena gente” cuando celebró las bodas de plata de su alternativa parece ser que debió “echar pelillos a la mar” y declaró que: “no tenía inconveniente en torear un mano a mano con José Tomás”
Para el Domingo de Resurrección 4 de abril del 2010 el empresario de la plaza de toros de Málaga trató de juntar a ambos matadores de toros en un mano a mano, sin conseguirlo. En el año 2016 concretamente con fecha de 28 de diciembre se anunció un mano a mano con toros de Miura, en la que actuaría de sobresaliente Chapurra y que se celebraría el 1 de enero en Lliria pero que como era natural por la fecha anunciada se trataba de una inocentada.
¡Hasta ahí, cada uno en su sitio! Pero en la temporada pasada la Feria septembrina de Valladolid no contó en sus carteles con Ponce al parecer porque lo vetó José Tomás a pesar de que el empresario Toño Matilla había dado la fecha del día 9 de septiembre a Ponce quien también estaba de acuerdo en torear el día 4 en la corrida homenaje a Víctor Barrio.
José Tomás eligió la fecha del 9 de septiembre y puso como condición que no entrara Ponce en el cartel, ya que de hacerlo tampoco estaría él en la fecha del 4. ¡Y como los intereses económicos son los que imperan! Ponce se quedo fuera del cartel.
Posteriormente José Tomás continuó su guerra particular con Ponce quien también se queda fuera de la corrida monstruo del 12 de diciembre en la Plaza México a favor del desastre consecuente al terremoto mexicano.
Ponce se ofreció para esta corrida en compensación a los mexicanos del cariño recibido, pero ya la empresa organizadora y José Tomás habían urdido otros planes donde Ponce no tenía sitio a pesar de haber triunfado esta temporada en esa monumental.
Ahora las relaciones están más que tirantes.
Hay una gran diferencia en sus formas de concebir el toreo ya que; mientras José Tomás opta por la verdad, Ponce se inclina por el lado estético; muy valorado por el público asistente y no tanto por el aficionado al que le gusta la cercanía y la verdad.
Ponce  torea muchas corridas al año sin limitaciones de número. José Tomás lo hace a "cuenta gotas" pero ha de luchar contra el desgaste que supone el prodigarse poco lo que conlleva expectación, presión, repercusión y responsabilidad dimanadas de que revienta las taquillas.
Ponce está de acuerdo que sus corridas sean televisadas  (naturalmente cobrando los derechos de imagen), en cambio José Tomás desde hace años hizo el boicot a la tele además de que nunca quiso ser esclavo de las empresas taurinas, si bien acabó siendo moneda de cambio de las constructoras  en forma de entradas de sus actuaciones a los clientes importantes, aunque esta circunstancia no depende de él.
Ponce se lleva estupendamente con la prensa mientras José Tomás es tildado de raro por ella. Todo se debe a que no vende al no conceder entrevistas y no ser habitual en los actos sociales, por eso se le criticó que no permaneciera sentado, junto a sus compañeros galardonados, en los laterales  del escenario en la Gala de los Trofeos Taurinos organizada por la Diputación de Valencia para homenajear a los triunfadores de las ferias de Fallas y de junio de los años 2011, 2012 y 2013. El de Galapagar accedió  al escenario desde los bastidores; recibió el trofeo; dirigió unas palabras al público asistente y, tras agradecer el trato dispensado a todas las personas que le atendieron durante su larga convalecencia tras la cornada de Aguascalientes, hizo “mutis por el foro”.
Ponce siempre en sus declaraciones encuentra en el toro dificultades que él lima, mientras José Tomás nunca analiza sus faenas, las hace y punto.
El caché de José Tomás es inigualable e inalcanzable por sus compañeros de oficio. Él con cuatro corridas gana más que el resto en toda la temporada. Es una persona espléndida cómo lo demuestra al pagar a su cuadrilla toda la temporada aunque toreen con él solo media docena de corridas dándoles además libertad de que toreen con otros espadas.
Es poco lo que sabemos de José Tomás. Sí nos consta que hace unas semanas estuvo tentando en la finca “El Grullo” propiedad del ganadero amigo Joaquín Núñez del Cuvillo y que de vez en cuando suele venir por Tarifa y en solitario en la enorme playa de “Los Lances”, realiza sesiones de yoga.
Por descontado que nos encantaría verles de nuevo actuar juntos en una corrida de toros-toros. Corrida que de ser posible también nos encantaría verla en compañía de los compañeros taurinos de la promoción entre los que incluiríamos a: César Mayoral de Lozoya, Raúl Bombín Bustillo, Rafael Campos Rodríguez, Joaquín Serna Hernández y al colombiano y buen aficionado Eduardo González capitaneados por el ex-ganadero de bravo Alberto, para que nos diera una lección magistral a través de sus comentarios, del toreo realizado por ambos monstruos de la tauromaquia.

jueves, 19 de octubre de 2017

CORRIDA DE NÚÑEZ DEL CUVILLO EN LA FERIA DE ZARAGOZA 2017.

CORRIDA DE NÚÑEZ DEL CUVILLO EN LA FERIA DE ZARAGOZA 2017.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
La temperatura en los aledaños de plaza de la Misericordia marcaba los 27 º C y el viento soplaba aunque dentro de la plaza, al ser cubierta, no molestaría a los toreros. Lleno hasta la bandera.
Ante la presidencia compuesta por D Antonio Placer Brun en calidad de presidente que está auxiliado en funciones de delegado por D. Ramón Sanz Monro y en funciones de aseroramiento artístico por Alfredo de la Fuente Ferrer y en la veterinaria por D. Teodoro Vidao realizan el paseíllo la terna compuesta por los matadores de toros: Sebastián Castella (grana y oro), Alejandro Talavante (azabache y negro)  y  Andrés Roca Rey (gris pizarra y plata);  para lidiar y matar a estoque una corrida del hierro de D. Joaquín Núñez del Cuvillo de hechuras dispares, pero encastada y con movilidad.
Sale el primero de la tarde. Nº 111. Nenito. 525 kilos. Nacido en diciembre del 2012. Negro mulato. Hierro de Núñez del Cuvillo. Un tío.
Sebastián Castella le recibe con lances a la verónica a  medida que le gana terreno para rematar con un recorte cuando le tiene en los medios. Aplausos.
Pica José Manuel Moreno “Josele”  y hasta su jurisdicción lleva Castella al toro que cuando siente el hierro en su anatomía sale huyendo.
En la segunda entrada el picador se agarra en buen sitio.  El toro aprieta sin cabecear para seguidamente quitarse la puya con un derrote Josele nuevamente la pone en el sitio mientras Castella conmina a su picador que levante la puya. El toro sale suelto.
Castella lo prueba con dos capotazos para desmonterarse en solicitud de cambio de tercio que el presidente concede.
En banderillas con lidia de José Chacón parean; Rafael Viotti quien realiza bien todo pero al final no clava ninguna banderilla. En la segunda entrada con exposición clava un buen par. Vicente Herrera prende un excelente par. Es perseguido a la salida del par y ha de tomar precipitadamente el olivo  Cierra tercio Viotti quien o ha podido clavar ninguna banderillas. Se cambia el tercio con buen criterio por parte de presidencia.
Castella no brinda. La faena la inicia doblándose por ambos pitones con la muleta portada en la mano derecha. Se cambia la muleta de mano para seguir doblándose. Sigue con unos naturales que remata con el pase del desprecio.
Serie de seis buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Da tiempo al toro que escarba. Castella espera. Serie de seis excelentes redondos. Se cambia la muleta de mano para rematar con el pase de pecho sobre la izquierda. Gran ovación.
Un ayudado por alto le deja posicionado para el toreo al redondo. Buenos redondos. Al cambiarse la muleta a la izquierda los naturales resultan enganchados y el toro se descompone. El toro escarba y no se decide a embestir a pesar de la insistencia de Castella.  Al final logra tres naturales rematados con el de pecho sobre la izquierda. tras una especie de trinchera, sale de la cara del toro en medio de una ovación.
Serie de cinco redondos que remata con el pase de pecho sobre la derecha que dobla con el de la izquierda. Realiza desplante ante la cara del toro y es ovacionado.
Un pase de pecho sobre la diestra lo deja posicionado para el toreo al redondo. Un buen redondo de mano baja. El segundo resulta con la muleta enganchada en el remate.
Sigue el toreo al redondo donde el toro ya no se emplea como antes. Ha rematado con un pase de pecho sobre la derecha.
Un redondo que vacía por alto. Pase de pecho sobre la derecha. Se queda cerca del toro. Realiza el péndulo. Se cambia la muleta por la espalda. Natural ayudado que remata con el de pecho sobre la izquierda.. Realiza un desplante arrojando los trebejos lejos del toro. Ovación.
Se dobla por ambos pitones a medida que va cerrando al toro hasta dejarlo a la altura de la raya de fuera de picar.
En la suerte natural con el toro por fuera de las dos rayas de picar, entra despaciosamente a matar logrando una estocada ligeramente tendida que resulta suelta. Capoteo de los banderilleros. La espada va saliendo hasta ser escupida.
El toro se va a las tablas para doblar. Suena un aviso momentos antes de que  el toro ruede sin puntilla.
Aparecen los pañuelos en los tendidos y el presidente concede la oreja después de que le toro sea arrastrado por lo que el banderillero Herrea haya de ir al patio de arrastre a recoger el trofeo.
Sale el segundo de la tarde. Nº 134. Miraflores. 508 kilos. Nacido en noviembre del 2012. Colorao meano.
Alejandro Talavante lo saluda por verónicas en terreno de tablas sin estirarse. A la tercera verónica el toro sale suelto. Sigue toreándole por delante de la cara para rematar con una media cuando el toro está situado encima de las dos rayas. Lo deja en el capote de su banderilleros para que lo fije en el burladero de suertes en espera del posicionamiento de los picadores.
Pica Manuel Cid a cuyo caballo lleva Talavante al toro con lances por delante sin cruzar. Lo deja encima de la raja de fuera de picar. El toro se arranca y el piquero se agarra arriba. El toro aprieta. Lo saca Valentín Luján. El toro clava los pitones en la arena y está a punto de dar la voltereta.
Para la segunda entrada al caballo Talavante lo deja más largo  Como el toro no se arranca con tres capotazos lo deja encima de la raya de fuera de picar donde a pesar de que el picador mueve bien el caballo el toro no quiere arrancarse.
Es Valentín Luján quien lo lleva al caballo y cuando al fin se arranca Cid se limita a señalar el puyazo. Lo saca Valentín Luján andándole para atrás.
En banderillas con lidia de Valentín Luján parean; Jua José Trujillo quien prende un buen par. Julio López prende un buen par aunque ligeramente trasero. Cierra tercio Trujillo con otro buen par.
La faena de muleta Talavante la inicia con un pase de contrario seguido de un redondo, donde le anda al toro hasta sacarlo a los medios donde le administra un pase de pecho sobre la mano derecha y se dispone a torear al redondo en una serie de cuatro buenos redondos rematados con el de pecho sobre la derecha.  Ovación.
Tras dar tiempo al toro se acerca con la muleta portada en la mano derecha. Serie de buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Un natural y sale de la cara del toro con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo.
Nuevo tiempo que da al toro. Serie de buenos naturales rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Gran ovación.
Serie de cuatro naturales ligados y templados. El toro se para. Talavante citándole de frente le ejecuta unos buenos naturales rematados con el de pecho sobre la izquierda.  Se queda ente la cara del toro. Pase mirando al tendido. Y sale de la cara del toro en medio de una ovación.
Tras dar tiempo al toro. Un redondo. Se cambia la muleta de mano. Un natural. Talavante se cruza y logra una serie de cinco naturales rematados con una trinchera seguida de un molinete. Sale de la cara del toro en medio de una ovación.
Un pase de pecho sobre la derecha lo deja posicionado para dar excelentes redondos, suaves y despaciosos  en serie de cuatro. Se queda muy cerca del toro. Un redondo metido entre los pitones. Dos pases mirando al tendido. Un redondo . Se cambia la muleta de mano. Aguanta el parón del toro. Un natural que remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación al salir del toro.
En la suerte contraria con el toro por dentro de la raya de dentro de picar, estocada desprendida y trasera  perdiendo la muleta en el embroque. Capoteo de los banderilleros. Talavante pide a los banderilleros que se retiren del toro convencido de que está propicio a doblar. El toro rueda sin puntilla.
Se pide el trofeo y el presidente concede la oreja.
Sale el tercero de la tarde. Nº 172. Tortolito. 502 kilos. Nacido en noviembre del 2012. Negro mulato.
Andrés Roca Rey le saluda con un capotazo de capote vuelto y el toro sale suelto. A la vuelta le administra una serie de excelentes verónicas seguidas de otras a pies juntas en las que le gana terreno  y ya en el cegtro del ruedo remata con  una media.
¡Extraordinario Roca de capote!
El toro a la salida de un capotazo de Roca se va al caballo que monta Manuel Molina  cuando el piquero iba camino de su posicionamiento en el ruedo. De allí se va al capote de de Castella, luego al de Roca Rey y finalmente al de Talavante y de allí al piquero que se agarra en buen sitio.
El toro está sin picar pero el tercio se ha cambiado mientras el toro va de capote en capote al carecer de fijeza en la embestida
Roca Rey realiza su quite en base a una tafallera. Se echa el  capote a la espalda y torea por gaoneras ajustadas con una quietud impresionante. Han sido seis gaoneras, una caleserina y remate final con una revolera.
En banderillas con lidia de  Francisco Durá “Viruta”, Juan José Domínguez prende un buen par.  Paquito Algaba las calva arriba. Cierra tercio Domínguez con un excelente par que es ovacionado.
Roca brinda al público y recibe la ovación pertinente.
Roca en el centro del ruedo. Toro fijo en el burladero de matadores. Cuando el toro se arranca la secuencia es la siguiente: pase cambiado por la espalda. Pase de pecho sobre la derecha. Nuevo cambiado por la espalda. Una arrucna y remate con el de pecho sobre la derecha. Gran ovación
Roca da tiempo a un toro que está escarbando y andando majestuosamente hacía él, le ofrece la  muleta y le enjareta cinco excelentes redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha y recibe una grandísima ovación.
Da tiempo al toro y sigue el toreo al redondo. Excelentes redondos. En uno de ellos le engancha la muleta y casi se la arrebata pero el peruano aprovecha para administrarle dos naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Da tiempo al toro. Se lleva la muleta a la zurda. Serie de excelentes naturales rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda en el re,mate del cual el toro le llega a rozar la taleguilla.
La música arranca las notas del pasodoble Domingo Ortega. Mientras Roca continúa el toreo al natural a un toro de embestida muy desigual. Un redondo. Dos naturales. Dejándole la muleta puesta le administra otro excelente natural. Dos naturales más en el último de los cuales pierde la muleta que recupera de inmediato pero la música detiene su concierto.
Pase de pecho sobre la diestra. Se posiciona al toro mediante la técnica del péndulo en terreno de tablas. Un buen redondo. El toro se para. Sigue al redondo bajando la mano. Se queda muy quieto. Invertido por la espalda completo. Repite invertido que no completa porque el toro se distrae.
Un natural. Se cambia la muleta de mano. Arroja lejos de sí el estoque simulado para dar las duqueinas que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda y se adorna  tocando el pitón izquierdo del toro con la mano derecha. Al salir de la cara del toro, recibe una gran ovación.
En la suerte contraria con el toro por fuera de las dos rayas de picar logra un estoconazo  que levanta la público de los asientos para ovacionarle.al tiempo que saca los pañuelos  en petición de trofeos.
El presidente concede la oreja.
Sale el cuarto de la tarde. Nº 119. Rescoldito. 522 kilos  Nacido en diciembre del 2012. Colorado.
Castella lo saluda con una verónica en la salida de la cual el toro pega un salto. Hace lo mismo en la segunda. El torero aqvanza hasta llegar entre las dos rayas de picar donde le ejecuta otra de la que el toro sale suelto y se da una vuelta al ruedo. A la vuelta le ejecuta cuatro buenas verónicas. Intercala una chicuelina y ya en los medios remata con una revolera. Lo deja en el capote de sus banderilleros quienes les fijan en el burladero de suertes en espera del posicionamiento de los picadores.
Desde allí con lances por delante sin cruzar lo posiciona aante el caballo montado por Juan Melgar quien tras meter las cuerdas levanta de inmediato la vara. Lo saca Rafael Viotti y lo deja en el capote de Castella quien le da unos capotazos andándole para atrás y lo deja posicionado para la segunda y reglamentaria entrada.
En banderillas con lidia de Viotti parean; José Chacón quien prende un excelente par que es ovacionado. Vicente Herrera prende un buen par también merecedor de aplausos. El toro hace hilo con él y ha de tomar precipitadamente el olivo. Cierra tercio Chacón con otro extraordinario par que es ovacionado y le permite el destocado.
Castella brinda al público y recibe la ovación pertinente. La faena de muleta la inicia con la siguiente secuencia: cambiado por la espalda. Pase por alto sobre la derecha. Pase de pecho sobre la izquierda. Dos redondos más. Se cambia la muleta de mano y remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Da tiempo al toro. Serie de cuatro redondos que, tas cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Nueva serie de tres redondos ligados que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación al salir de la cara del toro.
Nuevo tiempo al toro. Un molinete lo deja posicionado para el toreo al redondo. Dos redondos, el toro se para. Perdiendo dos pasos entre pases, ha e posicionarse nuevamente porque el toro se ha quedado sin gas. No obstante de vez en cuando da un arreón y Castella le roba los pases. Dos redondos que tras dar dos más, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Tras dar tiempo al toro sigue el toreo al redondo rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha.
En la suerte natural con el toro por fuera de la raya de picar el toro se arranca en el momento en que monta la espada. En la suerte contraria y a un tiempo logra un estoconazo. Capoteo de los banderilleros y el toro cae sin puntilla.
Aparecen escasos pañuelos en los tendidos y tras no cortar la oreja Castella saluda desde el tercio.
Sale el quinto de la tarde. Nº 209. Contento. 504 kilos. Nacido en enero del 2013. Mulato chorreado.
Talavante lo ha saludado doblándose con verónica de la que el toro ha salido huyendo hasta el extremo opuesto de la plaza.
Desde allí se arranca con furia al capote Talavante quien le administra cinco capotazos sin ajuste. Lo fijan en el burladero de suertes.
Pica Miguel Ángel Muñoz a cuya jurisdicción lo lleva el matador al toro que aprieta sobre todo con el pitón derecho. El piquero se agarra arriba. Trata de sacarlo Juan José Trujillo quien tras administrarle tres capotazos lo deja en el capote de Talavante quien con una revolera de capote vuelto lo posiciona nuevamente para que el picador se agarre muy trasero. La arrancada del toro ha sido aplaudida por el público.
Roca Rey realiza su quite por chicuelinas en serie de tres rematadas con una media.
En banderillas con lidia de Juan José Trujillo parean; Valentín Luján prende un par expuesto. El toro se duele en exceso del par. Julio López prende un excelente par que es aplaudido.
Es un tercio complicado que está transcurriendo con lentitud que llega a desesperar a Talavante.  Cierra tercio Luján con un buen par expuesto ante la cara del toro.
Talavante brinda al público y recibe la ovación pertinente.
La faena de muleta la inicia con las rodillas en tierra en terreno de tablas. Le torea por ambos pitones. El toro aprieta de ahí que Talavante con la rodilla flexionada está toreando al toro. Remata con un pase de pecho sobre la mano derecha y recibe una gran ovación.
Tira del toro para sacarlo a los medios. Serie de buenos naturales. El toro se para  Remata con un buen pase de pecho sobre la mano izquierda.
Da tiempo al toro y sigue toreando al natural. En uno de los pases el toro mete los pitones en la arena momento en que Talavante sale de la cara del toro de manera torera con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo.
Gira en torno al toro toreando sin torear. Serie de redondos rematados con el de pecho sobre la derecha. Ovación.
Sigue con redondos rematados, tras cambio de mano de muleta, sale toreramente de la cara del toro.
Sigue con una serie de tres redondos. Se cambia la muleta de mano. Un natural y remate final con el de pecho sobre la izquierda. Sale de la cara del toro en medio de una ovación.
Tres naturales. Tras insistir le saca el cuarto pase. Trincherazo sobre la mano izquierda. Pase mirando al tendido sobre la mano izquierda.
En la suerte contraria con el toro por dentro de la raya de dentro de picar es decir en terreno de tablas, entra muy lentamente y logra un estoconazo ligeramente trasero. Capoteo de los banderilleros y el toro finalmente cae sin puntilla.
Los pañuelos inundan los tendidos y el presidente, en alarde de triunfalismo,  concede las dos orejas.
Sale el sexto de la tarde. 139. Tortolito. 509 kilos. Nacido en diciembre del 2012. Coloraro.
Roca Rey lo ha recibido por verónicas jaleadas. Ha intercalado alguna chicuelina al tiempo que lo gana terreno. Remata con una revolera. Gran ovación.
Pica Sergio Molina y el toro a la salida del primer capotazo de Roca Rey se ha ido a por él. Se agarra arriba y levanta de inmediato la vara
Roca toreándole muy bien por delante de la cara y dándole el tiempo pertinente lo ha llevado a la jurisdicción del piquero en la que éste le mete las cuerdas cuando el toro tras escarbar se arrancó. Levante de inmediato la vara al tiempo que Roca solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
En banderillas con lidia de Juan José Domínguez parean; Francisco Durán “Viruta” quien prende un buen par. Paquito Algaba prende un buen par que es ovacionado. Cierra tercio “Viruta” con un buen par que es ovacionado fuertemente `por el público.
El toro dotado de movilidad pero sin emplearse en las embestidas.
Roca brinda a su picador Manuel Molina que se retira de su oficio.
La faena la inicia con cinco estatuarios. Pase cambiado por la espalda muy ajustado. Finaliza con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
El toro como no ha sido picado gazapea y no deja posicionarse a su matador.
Un pase contrario por parte de Roca que se retira del toro. Tres excelentes redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Da tiempo al toro. Serie de cinco excelentes naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Desplante. Cuando sale de la cara del toro con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo, recibe una gran ovación.
Tras intentar que el toro embista y no hacerlo, lo cambia de terreno le administra unos buenos naturales en serie de tres rematados con el de pecho sobre la izquierda. Pase del desprecio y ovación de salida de la cara del toro.
En medio de los sones del pasodoble, serie de excelentes naturales de mano baja. Dos naturales más que resultan enganchados por el pitón del toro en el que se ha desprendido una lasca de la vaina.
Cuatro excelentes naturales rematados con el pase de pecho sobre la izquierda.
Cuatro excelentes redondos rematados con el pase de pecho sobre la derecha al que sigue un trincherazo. Gran ovación.
Un pase de pecho sobre la derecha lo deja posicionado para el toreo al redondo. Como el toro se ha ido muy largo, Roca  lo recibe con un pase cambiado por la espalda. Sigue otro pase cambiado por la espalda. Un pase por alto sobre la derecha. Cambiado por la espalda. El toro le desarma en el momento álgido de la faena. Roca trata de recuperarla sin conseguirlo.
Con la nueva muleta continúa la faena de muleta. Pase de pecho sobre la derecha. Redondos muy ajustados. Cambiado por la espalda. Natural y salida de la cara del toro en medio de una gran ovación.
Manoletinas, ayuda por bajo y desplante ante la cara del toro dándole la espalda.
Estoconazo hasta los gavilanes. El toro se amorcilla.  Rey entrándole por detrás le saca un poco el estoque. Toma el descabello. Le saca el estoque. Acierta la primer golpe de descabello.
Los tendidos se pueblan de pañuelos. El presidente concede la primera oreja pero como no se pide con fuerza la segunda esta no es concedida.
Talavante sale a hombros.
Reportaje gráfico de los realizado por Sebastián Castell.
 
 
 
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Reportaje gráfico de lo realizado por Alejandro  Talavante.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Reportaje gráfico de lo realizado por Andrés Roca Rey.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
Otras fotos de la corrida de Cuvillo en Zaragoza 2017.