JavaScript

domingo, 10 de junio de 2018

LAS PREFERENCIAS DE UN AFICIONADO A LOS TOROS Y A LOS DEPORTES.


LAS PREFENCIAS DE UN AFICIONADO A LOS TOROS Y A LOS DEPORTES.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Cuando uno es mayor (setenta y seis añazos) los días transcurren en medio de sensaciones.
Unas derivan de manías mañaneras cotidianas tales como hacer una ruta en bicicleta de unos 14 kilómetros con la finalidad de desentumecer articulaciones que han quedado rígidas durante la inmovilidad de las cinco horas de sueño nocturno; tomar la cañita en el bar donde el barril se repone diariamente al tiempo que contertulia con personajes de toda condición social que, dados los tiempos que corren, incluso se atreven a opinar sobre decisiones políticas que ni los politólogos tienen claras, pero que ellos expresan como los contertulios de las cadenas televisivas que siguen asiduamente  y luego hacen propias. Tertulias donde se hace idea general de cómo está el panorama político del pueblo donde mora a través de los comentarios de estos jubilados que saben todo, con pelos y señales  del funcionamiento del Ayuntamiento sin que haya podido averiguar, de donde dimana la información con la que cuentan.
Con posterioridad analiza lo escuchado que en ocasiones tiene visos de verdad.
Y para la tarde; o paseo en bicicleta, o paseo tranquilo por un camino de tablas que el gracejo andaluz ha bautizado como “ruta del colesterol” y que construida con fondos europeos asignados a Fomento, se va deteriorando poco a poco por falta de mantenimiento. Paseo que realiza de manera casi diaria con un compañero que en su día fue militar con graduación de cabo primero y que es una persona sensata y con grandes conocimientos de trabajos manuales de todo tipo que encuentra la solución casi ideal para cualquier problema que surja y de lo cual voy tomando nota por si algún día necesito echar mano de los mismos.
Pero también se vive de ilusiones como puede ser la realización de un viaje para verse con sus condiscípulos alrededor de una comedida, pero seleccionada  comida, regada con un reserva vinícola de calidad. O vivir ilusionado con acertar en sus previsiones sobre un partido de tenis final de gran slam de nuestro tenista más emblemático Rafa Nadal, o de cual será el resultado de la corrida que en el día de hoy lidia en la catedral del toreo mundial nuestro torero preferente por eso de formar parte de nuestra familia como es el torero gerenense Manuel Escribano Nogales.
Hoy voy a colgar en este blog mis previsiones  sobre el resultado de la final del partido de Roland Garros donde Rafa barrerá a Domini Thiem y se tomará la revancha de la derrota del Open de Madrid.
Y las del resultado de la Corrida de la prensa del 2018 en Madrid donde Manuel Escribano por fin triunfará con los Victorinos y donde el amigo Pedro Iturralde ejecutará dos puyazos antológicos a los dos toros que le corresponderán como componente de la cuadrilla de Paco Ureña.
Le pido al Altísimo que mis preferencias se cumplan para que el ánimo de un más que septuagenario se vea acrecentado en los próximos días.

lunes, 14 de mayo de 2018

LA CORRIDA MIXTA DE LA FERIA DE LOS BARRIOS 2018.


LA CORRIDA MIXTA DE LA FERIA DE LOS BARRIOS 2018.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Nos fuimos con tiempo para la Villa de Los Barrios con la finalidad de recoger nuestra localidad de acceso a la plaza que previamente habíamos reservado en taquilla tras llamada telefónica al empresario Curro Escarcena.
Y en los aledaños de la plaza, nos encontramos con Miguel Piñero “Cayetano” quien con motivo de haberse visto agraciado con el premio de un cupón de la ONCE nos invitó a un cafelito.
Saludamos al diestro Ruíz Miguel y seguidamente nos fuimos en busca de la puerta de entrada, no sin antes charlar con varios aficionados de Tarifa y de Algeciras que comparten interés por nuestra Fiesta más Nacional.
La presidencia de siempre donde el capitán de la mercante Diego es asesorado por el hijo del que fuera ganadero Álvarez y la veterinaria de turno venida desde Algeciras.
Dos alguacilillos que montando dos caballos de capas negra y perla hacen el despejo de plaza y seguidamente recogen la terna actuante que en esta ocasión está integrada por dos matadores de toros. Manuel Escribano (azul marino y oro), David Galván (verde botella y oro) y un novillero José Ibáñez (blanco y plata) que va a lidiar astados del hierro de El Torero.
Actúa de sobresaliente el matador de toros en la reserva Juan Repullo que les sigue a cierta distancia como marca el reglamento.
Menos de media plaza de aforo
Y con estos mimbres aparece el pañuelo blanco en la contera del palco presidencial para dar suelta al primer toro de la tarde.
El banderillero de la cuadrilla de Escribano, Juan Sierra advierte a los areneros para que depositen arena sobre el mismo centro del ruedo donde la manga de riego había dejado un charco de agua.
El primero de la tarde es un toro negro, muy bajito que es un zapatito atacado de carne.
Escribano le ha saludado con una serie de verónicas en las que tras ganarle terreno ha rematado con una media.
Abrahán Neiro “Algabeño” lo cierra en el burladero de suertes en espera de que se posicionen los picadores.
Pica Sanlúcar a cuyo caballo lleva Escribano al toro por chicuelinas al paso, galleando. Se agarra en buen sitio, mete las cuerdas y el público protesta el castigo necesario.
Lo saca “Algabeño” y el toro pierde las manos por dos veces, mientras Escribano solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
El tercio de banderillas lo va a llevar a efecto el propio matador auxiliado por su banderillero Juan Sierra.
Primer par con la secuencia siguiente. Toro en el burladero de suertes. Escribano en el centro del ruedo. Se va a por el toro, le gana la cara y clava en todo lo alto. Ovación.
Segundo par con la siguiente secuencia: el toro se arranca, Escribano lo quiebra. Sew separa de él y ahora se va en su busca para ganarle la cara y clavar en todo lo alto. Ovación.
Tercer par con la secuencia que sigue: ambos contendientes en terreno de tablas. Escribano cita al toro. Este se arranca, lo quiebra y clava en todo lo alto. Las seis banderillas en el círculo de un duro antiguo. Gran ovación.
Seguidamente juguetea con el toro. El toro aprieta pero Escribano está sobrado de facultades. Grandísima ovación.
Escribano se lo toma con calma. Se refresca. Se lava la cara. Se moja la cabellera. Se seca las manos. Toma un traguito de agua del vaso de plata y tras pedir permiso a Presidencia se va al centro del ruedo para brindar al público y recibir la ovación pertinente.
La faena de muleta responde al siguiente secuencia: Cambiado por la espalda, tras recibir al toro procedente del burladero de suertes. Pase por alto a una mano sobre la derecha. Un redondo y remate con el pase de pecho sobre la derecha. Ovación.
Da mucha distancia al toro. Un pase contrario lo posiciona para el toreo al redondo. Dos buenos redondos. El toro pierde las manos.
Animándole con la voz le ejecuta dos buenos redondos. Se cambia la muleta de mano. Pase de pecho sobre la izquierda en el remate del cual el toro mete los pitones en la arena
A un toto que humilla, Escribano le ha administrado tres redondos de mano baja. Dos redondos más, se cambia la muleta de mano le ejecuta dos naturales que remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Comienza a sonar el pasodoble.  Un molinete sobre la mano derecha lo deja posicionado para el toreo al natural. Tras insistencia, logra cuatro buenos naturales. El toro se para. Otro excelente natural que remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Pase de las flores. Cambiado por la espalda. Pase de pecho sobre la mano derecha. Un redondo. Invertido completo por la espalda.
Un natural en el remate del cuales toro hace por el matador. Lo esquiva. Desplante ante la cara y cuando sale es ovacionado.
Dos molinetes en cadena. Pase de pecho sobre la mano derecha.  Pase mirando al tendido.
Dos buenos redondos. Se cambia la muleta de mano y remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.  Abaniqueo por la cara y cuando sale del toro, ovación.
Tras tomar la espada de matar. Serie de cuatro manoletinas rematadas con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Un natural
Tira del toro para cambiarlo de terreno
En la suerte natural con el toro fuera de las dos rayas, estocada trasera y desprendida de la que el toro rueda sin putilla.
Petición mayoritaria de pañuelos y el presidente concede la oreja. Escribano nada más comenzar la vuelta al ruedo, lanza la oreja al público consciente de que la espada se le fue del sitio.
Sale el segundo de la tarde. Las características morfológicas semejantes al anterior. Muy gordo. Con morrillo .
David Galván lo saluda con una larga cambiada de rodillas en terreno de tablas justo debajo de la presidencia. Continúa en pie con unas excelentes verónicas rematadas con una media a la que sigue una revolera. Gran ovación.
El toro se arranca desde largo al caballo y el picador se agarra arriba. El toro aprieta. Trata de sacarlo el banderillero que lidia y cuando lo consigue lo deja en el capote de su matador quien lo prueba con un capotazo para solicitar le cambio de tercio que presidencia, concede.
Galván se echa el capote a la espalda para realizar su quite acorde con la secuencia siguiente: dos caleserinas, una gaonera, y remate con una larga a una mano. Ovación.
En banderillas el primero clava un buen par. El tercero prende un buen par. Cierra tercio el primero con un excelente par que permite el desmonterado de ambos banderilleros.
David Galván brinda al público y recibe la ovación pertinente. Entrega la montera en mano a su mozo de espadas.
La faena de muleta la inicia con un estatuario. Pase por alto a una mano. Redondo a media altura. Pase de pecho sobre la derecha. Pase mirando al tendido y remate con el pase de pecho sobre la izquierda.
Da tiempo al toro. Serie de buenos redondos. El toro se para. Redondo en el que el toro está punto de perder las manos.  Otro excelente redondo que remata con el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda.
En medio de los sones de la música serie de cinco buenos redondos rematados con el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda. Desplante. Ovación.
Redondos de muleta adelantada. Bien iniciados y bien rematados en los que se ha posicionado mediante la técnica del péndulo. Excelente redondo rematado con un molinete al que sigue el de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Muleta en la zurda. Tres naturales de los cuales sobresalió el segundo. Dos naturales más incluso codilleando. En uno de ellos el toro le ve, le da un derrote y está a punto de derribarlo tras ponerle los pitones en la barbilla.
Serie de tres buenos naturales rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Pase mirando al tendido que remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Desplante muy cerca de la cara del toro. Ovación.
El toro se ha refugiado en tablas y de ahí lo saca para ejecutar dos buenos y completos redondos. Tres redondos más en los que incluso codillea para prolongar la embestida que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la derecha y dobla con el de la izquierda. Desplate y cuando sale ovación.
Invertido completo al que siguen tres excelentes redondos. Un redondísimo.
Posicionándose mediante la técnica del péndulo instrumenta unos excelentes redondos. Se cambia la muleta de mano ante la cara del toro y remate final con el de pecho sobre la mano derecha al que sigue un desplante balanceándose delante de la cara del toro. Ovación.
Un redondo vaciado por arriba que remata con el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda.
Toro de nobleza excepcional.
Tras tomar la espada de matar ejecutados manoletinas muy ajustada. Otras tres más jaleadas y remate final con el pase de pecho sobre la mano izquierda.  Desplante plegándose la muleta sobre el antebrazo izquierdo.
Tira del toro para sacarlo hasta la altura de las dos rayas.  En la suerte natural, entrando desde muy largo, estocada hasta las péndolas, refrendada con una gran ovación.
Capoteo de los banderilleros. El toro se acula en tablas. Toma el descabello y acierta al primer intento.
Los tendidos se pueblan de pañuelos. El presidente concede la oreja pero como sigue la petición concede la segunda.
Toro aplaudido en el arrastre.
Sale el tercero de la tarde que en este caso es un novillo bragado meano y girón.
Novillo que remata con furia en cuantos burladeros desde los que es llamado.
En el primer capotazo de saludo de José Ibáñez le engancha el capote y está a punto de derribar al novillero al negarse al soltarle.
Uno de los banderilleros auxilia al novillero dándole unos capotazos de manos bajas.
Desde el burladero de suertes el novillero andándole para atrás y templándole le lleva al caballo de picar.
El picador se agarra trasero y caído en medio de las protestas dl público. El picador levanta la vara y el banderillero que saca al novillo es aplaudido.
Un novillo muy correoso que dificulta la labor capoteril del novillero y quien solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
Cuando el que lidia en banderillas le administra un capotazo el novillo mete los pitones en el albero y da un impresionante voltereta.
En banderillas, el primero clava arriba. El tercero tirándolas desde lejos no deja ninguna en el sitio. Cuando entra de nuevo, prende un buen par que es aplaudido.
Se cambia el tercio.
José Ibáñez inicia la faena de muleta doblándose por ambos pitones a medida que gana terreno. Se cambia la muleta por la espalda y remata con el de pecho sobre la mano izquierda.
En el centro del ruedo con un novillo distraído le da una serie de tres redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Ovación de sus partidarios.
Un pase de pecho sobre la mano derecha lo deja posicionado para el toreo al redondo. Tres redondos, se cambia la muleta de mano y tras natural remata con el de pecho sobre la izquierda.
Serie de tres buenos redondos. El novillo se para. Prepara el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda. Ovación al salir de la cara del novillo.
Vuelve a la izquierda pero el novillo le acosa y no le permite los naturales.
Se lleva la muleta a la derecha. Dos pases contrarios. Tres redondos. Otro más que remata con un molinete al que sigue el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovacionado cuando sale de la cara del novillo.
Ayudados a media altura., rematados con un pase de pecho sobre la mano derecha.
Cambiado por la espalda que remata con el de pecho sobre la izquierda. Cuando sale de la cara del toro es ovacionado.
Serie de redondos de pasito atrás rematados con el de pecho sobre la mano derecha.
Manoletinas muy despegadas, rematadas con un pase de pecho sobre la mano izquierda.
En la suerte contraria logra pinchazo hondo muy perpendicular que no obstante resulta agarrado. Los banderilleros tratan de sacarlo y cuando lo consiguen, el novillero entra nuevamente a matar.
En la suerte contraria logra una buena estocada refrendada con la ovación del público. Toma el descabello y tras repetidos fallos el novillo aburrido se echa.
Sale el cuarto de la tarde. Es un toro más fino y con más altura que los anteriores.
Escribano lo recibe con una larga cambiada de rodillas en terreno de tablas.
Sigue con una serie de buenas verónicas en las que le gana terreno para rematar con una media.
Desde el burladero de suertes lo lleva al caballo de Chicharito quien lanzando la vara se agarra en buen sitio. El toro aprieta haciendo girar al caballo sobre sus patas. Lo saca “Algabeño” y lo deja en el capote de Escribano quien, tras probarlo con dos capotazos solicita el cambio de tercio que presidencia, concede.
Ahora hay un poco de desbarajuste en la lidia de este toro hasta que Escribano se hace cargo del menester. Le ejecuta tres capotazos por delante de la cara sin cruzar para probar la embestida y seguidamente lo deja en el capote de Sierra mientras se va en busca de las banderillas.
En esta ocasión es “Algabeño” quien le auxilia.
Primer par: Toro en el burladero de suertes. Escribano en el centro del ruedo. El toro se arranca con fuerza, le gana la cara y clava en todo lo alto. Ovación.
Segundo par: Escribano subido en el estribo de dentro afuera se va a por el toro, clava en lo alto y a la salida del par se trastabilla y está a punto de caerse.
El tercer par es el de la marca de la casa. Sentado en el estribo, al quiebro y por dentro. Lo logra y cuando sale recibe una grandísima ovación.
Se queda con el toro “Algabeño” quien le administra dos capotazos por bajo para quitarle fuerza.
Escribano brinda a un señor que ocupa barrera.
La faena la inicia con un pase de pecho sobre la derecha que lo deja posicionado para el toreo al redondo.  Tres buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda. Ovación.
Da tiempo al toro.  Serie de cinco excelentes redondos jaleados que, tras cambio de muleta de mano, ejecuta un natural y remata con el de pecho sobre la izquierda. Desplante ante la cara del toro. Cuando sale recibe una gran ovación.
Da nuevo tiempo al toro. Sigue con la muleta en la diestra.
Un pase de las flores lo deja posicionado para el toreo al redondo. Un redondísimo templado magníficamente la embestida del toro.
Un toro que se para. Distraído y que no humilla, por lo que la faena baja de intensidad.
Pase de pecho que no obligado sobre la izquierda.  Sigue con una serie de seis excelentes naturales rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Serie de cuatro excelentes redondos que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda.
Tras dar tiempo al toro, un molinete lo deja posicionado para el toreo al redondo. Excelentes redondos a un toro que está distraído y que embiste con la cara a media altura. Se cambia la muleta por la espalda y remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda mirando al tendido.
Serie de buenos naturales que no tienen repercusión en el tendido  porque son para profesionales.  Sigue con redondos también para profesionales en los que los pies los tiene anclados a  la arena, pero que tampoco llegan a los tendidos.
Serie de redondos citándole de frente que son ovacionados cuando sale de la cara del toro.
Tras tomar el estoque de matar, bernadinas ajustadas.
En la suerte natural con el toro fuera de las rayas de picar, grandísima estocada hasta los gavilanes de la que l toro rueda sin puntilla.
Petición mayoritaria de trofeos. El presidente tras remolonear concede la oreja y como se sigue pidiendo con fuerza la segunda finalmente la concede.
Toro aplaudido en el arrastre.
Sale el quinto de la tarde. Es el toro más grande de la corrida.Tiene badana y está dotado de cuello. Remata en los burladeeros desde los que ha sido llamado.
David Galván lo recoge de capote por verónicas de piernas flexionadas. Sigue con dos verónicas a pìes juntos y remate final con una revolera.  Se queda con el toro el banderillero Limón quien lo deja en el capote de su matador y éste lo lleva al caballo de picar.
El picador tira la vara y se agarra trasero. El toro aprieta.
Cuando sale del caballo Galván lo prueba con dos capotazos y solicita el cambio de tercio que presidencia concede. Seguidamente realiza su quite en base a tres chicuelinas rematadas con una media a una mano.  
En banderillas con lidia de Suarez el primero prende un buen par. El tgercero Rafa Limón cuadrando en la cara prende un excelente `par. Cierra tercio el tercero que en su entrada no ha encontrado toro. Se cambia el tercio puesto que hay cuatro banderillas en el toro.
David Galván brinda al público y recibe la ovación pertinente. La montera se la entrega a su mozo de espadas.
La faena de muleta la inicia doblándose por ambos pitones a medida que le va ganando terreno y remata con un pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda. Es ovacionado cuando se retira de la cara del toro.
En los mismos medios serie de cuatro buenos redondos. El toro se para. Tras posicionarse nuevamente, dos buenos redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha. Cuando sale de la cara del toro recibe una ovación.
Con la muleta en la izquierda torea al natural perdiendo tres pasos entre pases porque el toro sabe en todo momento lo que se deja atrás.
Sigue con naturales sueltos rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda.

El toro sigue cerniéndose por el pitón izquierdo. Galván le administra dos naturales en los que resulta achuchado porque el matador está atropellando la razón.
Nuevamente se lleva la muleta a la mano derecha y nejecvuta dos redondos mientras el público aplaude al trompetista que ha realizado un solo sensacional.
Ahora Galván está atosigando al toro que requiere el topreo de largo al protestar en las cercanías. Tras el desplante ante la cara del toro es aplaudido.
Dos buenos redondos. Otros dos más acertando con la distancia adecuada y ahora el toro humilla y Galván dando su dimensión torera.
Sigue al redondo pero ya el toro tiene un recorrido muy corto al tiempo que se sale de la suerte.
En la suerte natural con el toro situado fuera de las dosa rayas delimitadoras de la suerte de varas, logra uina estrocada arriba que resulta ligeramente trasera. Capoteo de los banderilleros. David soloicita el descabello. Le saca la espada y acierta al primer golpe de verduguillo.
Los pañuelos se pueblan de pañuelos blancos y el presidente concede la oreja. Como se insiste en pedir la segunda también es concedida.
Sale el segundo novillo de la tarde. Sale con muchos pies rematando con fuerza y contundencia en cuantos burladeros encuentra a su paso.
Arrebata el capote a José Ibáñez porque no acompasa el movimiento de los brazos.
Con una serie de mantazos está toreando al novillo. Son lances carentes de temple. A la salida de uno de ellos el novillo se va al caballo de picar y el piquero se agarra en buen sitio. El novillo mete los riñones al apretar y nel picador lo pega en medio de las protestas del público.
Nuevos mantazos antes de destocarse en solicitud del vambio de tercio que presidencia concede.
En banderillas el primer banderillero prende un buen par. El tgercero al sobaquillo las deja arriba. Con dos pares se cambia al tercio.
Ibáñez brinda a sus compañeros de terna y entrega la montera a Escribano que se la lleva entre barreras.
La faena de muleta la inicia el novillero doblándose por ambos pitones. Sigue toreando por alto con ambas manos en medio de los aplausos de sus partidarios.
Seerie de buenos redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Serie de cuatrreo buenos redondos que, tras maertinete, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Molinete, pase de pecho sobre la mano derecha. Dos nuevos redondos, rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha y que dobla con el de la izquierda.
Con la muileta en la izquierda no aguanta la embestida ajustada del novillo por lo que ha de dar el pasito atrás en el remate de los naturales en medio del pasodoble Puerta Grande que está amenizando la faena de muleta.
Remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y realiza un desplante con la rodilla en tierra ante la cara del novillo.
Pase de rodillas de pecho sobre la mano derecha. Hace ubn desplante tirando los trebejos lejos de sí. Gran ovación.
En la suerte contraria estocada ligeramente tendida. Capoteo de los banderilleros. Toma el descabello y da un verdadero mitin para acabar con el novillo pues este no humilla y pasados 10 minutos el novillo sigue en pie.
Por fín en medio de la desesperación del novillero y el público el novillo dobla de aburrimiento.
Esperamos para ver salir a hombros por la puerta grande a los dos matadores de toros, mientras nos duele que José Ibáñez en su debut con picadores no haya tenido el triunfo con  el que seguramente venía soñando desde hace tiempo.
Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Escribano 
































































































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por David Galván.



















































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por el novillero José Ibáñez.













































































Otrass fotos de la corrida mixta de Los Barrios.