torostarifa.blogspot.com

domingo, 26 de junio de 2011

CLASES PRÁCTICAS PARA LAS ESCUELAS 2001 EN "LAS PALOMAS".


CLASES PRÁCTICAS PARA LAS ESCUELAS 2011 EN “LAS PALOMAS”.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
La intención de mi blog es difundir a todos los niveles la Fiesta de los Toros, de ahí que también les dé información ámplia de este festejo que a la vez sirve de estímulo para los que empiezan en este complicado mundo.
Un festejo menor que comienza a la hora en punto. ¡Aleluya!. A las 21,30 horas que no es muy taurina que digamos.
Los alguacilillos, muy jóvenes en este caso montan dos caballos de colas y capas diferentes, abren el cortejo formado por dos paseíllos diferentes: el primero compuesto por los alumnos de la Escuela Taurina de Algeciras y el segundo formado por los siete matadores también alumnos de diferentes escuelas de Andalucía que visten variados y preciosos trajes de luces que van desde al sangre de toro y azabache hasta el nazareno pasando por todas las gamas de azul según las calificaciones en grado de arte que ellos mismo se han asignado.
Una excelente entrada rondando los ¾, al tratarse de entradas gratis para ver estas clases prácticas de las escuelas como se anuncia el festejo en los carteles donde se lidiarán y darán muerte a 5 erales y dos añojos.
Los focos de la plaza de toros de “Las Palomas” irisan las lentejuelas de los trajes deslumbrando nuestras retinas.
El presidente de todos los días D. Francisco, asesorado por un hijo del ya desaparecido ganadero de la zona, Manuel Álvarez y un crítico taurino, Bernardo Prado.
La algarabía en la plaza es de infarto, pues hay mucha chiquillería que al tiempo que grita no paran un momento en un ir y venir continuo por los pasillos de esta comodísima plaza de toros.
El primer eral es el nº 23 y tiene una capa negra peceña. Lo lidia Doriam (de Berzier) (rioja y azabache) comienza estirándose por verónicas donde su falta de oficio le impide manejar acompasadamente las manos. Remata con una media que es lo mejor de lo realizado con el capote.





La faena de muleta la comienza doblándose por ambos pitones en una imitación incipiente del maestro Morante, al tiempo que ganando terreno lo saca al centro del ruedo.



El eralito posee movilidad y fijeza y ante él el novillero le torea por redondos en serie de cuatro que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano zurda.
El novillero demuestra que el toreo de muleta es más fácil que el de capote.
Nueva serie de buenos redondos que remata con  el pase de pecho sobre la mano derecha.
Un molinete le deja colocado para la tercera tandas de redondos. Serie de cuatro buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la mano izquierda.
Con la muleta en la zurda, tanda de buenos naturales que remata tras afarolado con el de pecho sobre la izquierda.
Sigue toreando en faena que se nos antoja excesivamente larga.




En la suerte contraria,  con eral entre las dos rayas, estocada entera que asoma por el esternón. Han de sacarla para entrar en una serie de despropósitos con la espada.


Cuando el eral dobla se piden los trofeos que el presidente con buen criterio en principio se niega a conceder, pero que finalmente ante la agresividad del público en la petición, concede.
El segundo, con más presencia que el anterior, de salida remata en el burladero al ser llamado por un banderillero.
La lidia corresponde a Sergio Páez (de Ronda) que viste un terno rosa palo y oro.
Lo recibe con una larga cambiada en el tercio. El eral sale suelto y a la vuelta nueva larga de rodillas en la que resulta desarmado.
Juega bien los brazos por verónicas y remata con una revolera.
Seguidamente realiza un quite unos de los alumnos de la escuela de Algeciras ataviado con el traje corto. Es volteado en el primer lance que intenta dar.
El tercio de banderillas corre a cargo de los banderilleros, “Corruco de Algeciras”, Nieto Y “Paquera” que se alternarán en los palos.
La faena la comienza por redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Sigue por redondos ganándole un paso entre pases.



Al natural logra una serie de tres. El eral se para. Dos nuevos naturales. Remate con el de pecho sobre la mano izquierda.
Molinete que enardece a los tendidos al igual que el desplante con las rodillas en tierra bastante distanciado del eral.
Naturales y redondos rematados con los correspondientes, que no obligados, pases de pecho y desplantes de rodillas alejado del burel.
Intentos de invertidos donde no encuentra la distancia adecuada. Pase de pecho de rodillas y desplante por e-mail debido a la distancia de realización.
A la hora de matar no encuentra eral en dos entradas. Pinchazos y más pinchados que no entran. Aviso presidencial. Y finalmente aburrido eral dobla. El novillero es aplaudido.
El tercero es recibido por su matador en este caso Sibaja Castillo (de Algeciras) (blanco y plata) con pases de delantal a pies juntos. En el remate de uno de ellos es cogido de manera aparatosa.




¡No se arredra! Sigue por tafalleras y como el eral aprieta remata con una improvisada revolera invertida.
¡Muy valiente Sibaja!
Un alumno de la escuela con traje corto va a realizar su quite por gaoneras. Buena serie de gaoneras que remata con una revolera y recibe una gran ovación. ¡Ha estado perfecto!
La faena la comienza muy cerrado en tablas. En el primer muletazo el eral sale huido hasta el centro del ruedo.




Allí va a por él Sibaja y comienza a torear por redondos entre los que intercala un pase de las flores. No acaba de encontrar la distancia adecuada.



Muleta en la zurda. Serie de naturales que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Naturales que remata con el pase de pecho sobre la zurda saliendo con la muleta plegada en el antebrazo izquierdo.
Buenos redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Al intentar realizar un invertido es nuevamente cogido.
Serie de redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda.
Manoletinas que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
En la suerte contraria, pinchazo hondo.
En la suerte natural estocada entera y acierta al descabello al primer intento en el mismo centro del ruedo.
Presidencia le concede una oreja.
Sale el cuarto. Se trata de un eral más hecho. Es más hondo y más largo que los anteriores. Remata en el burladero al ser llamado por segunda vez.
“El Paquera” (de Algeciras) ( azul purísima y oro) se estira por chicuelinas en serie de tres resultando desarmado en la última.
La faena la comienza por redondos. Dos redondos. El viento le molesta por lo que ha de tomar distancia nuevamente.





Cuatro redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la zurda.
Se distancia del eral. Con la muleta sobre la mano derecha le cita desde muy largo. El eral escarba y recula. ¡Se siente podido!
Buenos redondos que remata con un trincherazo al que sigue un pase del desprecio. Aplausos.
Con la muleta en la derecha y moviéndola para que se fije el eral, el pase de las flores y sigue por dos redondos, se cambia la muleta de mano sobre el redondo, un natural y remate con un pase achuchado de pecho sobre la mano izquierda.




Dos naturales en el tercero está apunto de ser cogido pero afortunadamente todo queda en un desarme.







En la suerte contraria entrando desde muy largo logra una estocada trasera. El eral se acula en tablas. No hay manera de descabellar de ahí que tenga que tomar nuevamente la espada de matar para fallar en el primer intento y acertar en el segundo con media estocada de la que el eral dobla.
Se le concede una oreja.
Sale el quinto. Se trata de casi un novillo cuya lidia va a corresponder al valiente novillero Jiménez López (de Algeciras). Viste u terno nazareno y oro.
Lo recibe por verónicas buenas que son jaleadas por el público al darse cuenta de que este casi novillo tiene poder y peligro.
Coge aparatosamente a uno de los novilleros que vestido de corto sale a realizar su quite. El eral no hace por el novillero caído porque al salir de la cogida  mete los pitones en la arena y da una voltereta.





La faena de muleta, la comienza Jiménez doblándose por ambos pitones para rematar finalmente con el pase de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.


Muleta en la derecha. Serie de cuatro excelentes redondos que remata con el de pecho sobre la derecha.
Nueva serie de cuatro redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha.

Muleta en la zurda. Serie de de buenos naturales que remata con el de pecho sobre la zurda.
Con la muleta en la derecha logra una serie de cuatro buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la mano izquierda.
Intenta el invertido que logra en el primer tiempo pero no remata porque el eral hace por él en el segundo tiempo del pase.
Serie de cuatro manoletinas que remata con un pase de pecho de rodillas y finalmente le realiza un desplante torero.
¡Muy valiente y motivado, Jiménez López!




Estocada perpendicular porque el eral pierde las manos en el embroque, el novillo no está herido y ahora no se deja matar porque se acula a las tablas.





En ese difícil terreno el novillero intenta matarlo pero la labor resulta demasiado laboriosa y peligrosa para todos los que ocupan burladero que están apoyados sobre la barrera.


Finalmente entra al filo de las tablas para lograr una casi entera de la que el eral dobla.
Se piden las dos orejas que presidencia concede.


El sexto es un eral que sale muy abanto yéndose a los terrenos de nadie tras ser llamado desde los burladeros por los banderilleros.
La lidia corresponde a Jesús Nieto (de Algeciras)

Su matador le administra una serie de verónicas resultando desarmado finalmente.
El quite del alumno vestido de corto es extraordinario, recibiendo una gran ovación. ¡De lo mejorcito que se ha visto hasta el momento en la plaza!
En banderillas “Paquera” (el mayor) el banderillero, coloca un excelente par de banderillas. Ovación.
Nieto brinda el eral a su hermano el banderillero, que es quien le va dirigir la lidia del mismo.
Comienza doblándose por ambos pitones para rematar con dos pases por alto.





Con la muleta en la diestra logra una serie de tres buenos redondos. En el tercero el eral se le cierne y le echa mano.






Sigue por redondos en serie de tres buenos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el efectuado sobre la mano izquierda.
Le vemos excesivamente nervioso y precipitado.
Sigue por redondos en serie de tres. Cambio de mano de muleta cobre el pase. Un natural a la salida del cual el eral mete los pitones en la arena.
Muleta en la zurda. Serie de tres naturales que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Muleta en la derecha. Serie de tres redondos, un invertido completo que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Con la muleta en la zurda logra cuatro naturales. Es perseguido por el eral.


Muleta el derecha. Un molinete. Redondos que remata con el pase de pecho de rodillas en el que el eral lo atropella nuevamente.

Invertidos bien logrados.

En el centro del ruedo pinchazo hondo demasiado perpendicular por lo que no hace efecto.
Nueva entrada con estocada entera que tampoco resulta efectiva.
Laboriosa la labor de hacer doblar al eral
Cuando finalmente dobla el puntillero cierta a la segunda.
Presidencia concede una oreja.
El último de la noche es un eral gachito.  Corresponde la lidia al novillero de Espartinas, Luis Salazar Álvarez.
Comienza con una larga cambiada en el tercio. Ya en pie sigue con una chicuelina, una tafallera, repite secuencia y termina con una serpentina.




El alumno de corto de la Escuela de Algeciras hace su quite con una tafallera, una verónica, y remata con una media. ¡Perfecto de realización!




Un alumno de la escuela también vestido de corto pone un excelente par de banderillas. Se cambia el tercio. El alumno solicita a presidencia la consecución de otro par, que el matador concede. Ejecuta la suerte al violín y le clava la banderilla en la grupa.
El de Espartinas brinda a un amigo ataviado con la camiseta verdinegra del Betis, que ocupa el tendido 11.
La faena la comienza por alto en una serie de tres pases. Sigue por redondos componiendo mucho la figura y remata con el pase de pecho sobre la mano derecha que dobla con el de pecho sobre la izquierda.
Sigue sobre la derecha. Dos redondos.
Muleta en izquierda. Comienza a sonar la música. Dos naturales.
Nuevamente sobre la derecha. Tres redondos ligados que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Nueva tanda de tres buenos naturales que remata con un pase de pecho de rodillas sobre la mano izquierda al que sigue un desplante. Gran ovación.
Dos series de excelentes redondos ligados y tomando perfectamente la distancia que remata con sendos pases de pecho.
Unas manoletinas que remata con un pase de pecho sobre la mano derecha y desplante de rodillas dando la espalda al burel.
¡Novillero toreado! que es llevado por el padre del matador de toros Espartaco.


En la suerte natural logra una estocada hasta los gavilanes.
¡También sabe matar el de Espartinas!






 
Se piden las dos orejas que presidencia concede. Se sigue pidiendo el rabo y también es concedido.
Al finalizar el largo festejo que finalizó cerca de las 2,00 de la madrugada, Luis Salazar Álvarez junto a Jiménez López salieron a hombros por la puerta grande de “Las Palomas”.