JavaScript

jueves, 11 de abril de 2019

TARDE DE TENTADERO EN EL CORTIJO "EL AGUILA" DE SAN ROQUE.


TARDE DE TENTADERO EN EL CORTIJO “EL AGUILA” DE SAN ROQUE.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Por invitación personal de los Hermanos Mateo asistimos a un tentadero que organizaron en la placita del cortijo “El Águila” con motivo de la puesta a punto, antes de su intervención en el Festival organizado por él mismo fijado para el día 20 de este mes en Zahara de los Atunes como homenaje a José Rivera “Riverita”.
Acompañado de Miguel Piñero “Cayetano”, muy considerado por esta encantadora familia, llegamos con tiempo al cortijo y allí sentados al sol en la entrada del cortijo fuimos obsequiados con un café por parte de la siempre gentil anfitriona, esposa del amigo Curro e hija del que fuera buen amigo Luis considerado como el mejor panadero del Campo de Gibraltar.
Entusiasmada con sus nietos y con su perrita Yorksire Terrier, es una mujer feliz morando en su extraordinario cortijo y luce en su piel el bonito y natural color que  la naturaleza aporta.
Al momento comenzaron a llegar la familia Mateo en pleno y los numerosos invitados taurinos de siempre entre los cuales se encontraba  la magistrada Ilustrísima  Doña Ana María Jiménez Zurdo aficionada salmantina acompañada de sus padres naturales de Macotera y Peñaranda de Bracamonte pueblos colindantes con  Zorita de la Frontera que es mi pueblo natal, con quienes establecí una charla de lo más castellana durante la merienda
A la hora prefijada de las CINCO DE LA TARDE  hora taurina por excelencia, aparece el matador de toros José Antonio Canales Rivera diestro de Barbate que conserva una excelente musculosa y juncal figura, acompañado de sus banderilleros Carlos Ruíz y Davíd Gómez.
Simpático y educado, como en él es habitual, nos saludó y departió con todos al tiempo que degustaba el café. Le recordé su triunfo en Mojados (Valladolid) donde actuó en terna con José Ignacio Ramos y Leandro Marcos y mencionó las dos orejas cortadas a un toro de Javier Pérez Tabernero.
También nos habló de lo que le ha costado enjaretar administrativamente el Festival por problemas burocráticos. Un Festival que lo tiene entusiasmado por actuar junto a sus primos Francisco Rivera y Cayetano y el novillero Manolo Vázquez  abriendo plaza el rejoneador Fermín Bohórquez.
Y a la hora prefijada la comitiva partió hacía la placita que los hermanos Mateo están acondicionando pero que estaba, salvo un burladero pendiente de reparación, perfecta para la ejecución del toreo donde saltaron al ruedo 3 vacas de distintos comportamiento y condición que sirvieron perfectamente para la preparación de un torero que lleva tiempo sin torear, pero que nos demostró conservar las buenas maneras que siempre atesoró en este complicado oficio del arte de Cúchares.
Domeñó y esquivó las aviesas embestidas de su primera vaca que por el pitón izquierdo buscaba el cuerpo del matador.
Una vaca más que utrera herrada con el número 32 de capa jara que de salida de chiqueros se va directa al caballo de picar demostrando tener muchos pies y no muy buenas intenciones.
Sale suelta del primer topetazo al peto del caballo del picar.
También sale suelta de los dos primeros capotazos del matador José Antonio Canales Rivera. Cuando logra fijarla, en el segundo capotazo se le cierne por el pitón izquierdo y lo vuelve a hacer en la tercera embestida por ese pitón.
En la nueva entrada al caballo de picar sale suelta en el momento que nota el hierro en su anatomía.
Como vuelve a ceñirse por el pitón izquierdo de manera descarada y como repone en exceso, ante el peligro que representaba para el torero que ha de actuar el día 20 en el festival deciden, con la aquiescencia del ganadero, darla puerta.
Lidió a la segunda oponente que no se prestaba al lucimiento. Se trata de una vaca negra peceña que acude con prontitud al cite de capote del banderillero. También sale suelta de los primeros capotazos de Canales. Hace amagos de rajarse al encaminarse hacia la puerta de chiqueros, pero su lidiador se hace con la embestida, no obstante lo cual la vaca no se emplea, pero Canales finalmente la templa. En una acción nada fácil la lidia perfectamente y le va a servir de entrenamiento para subsanar las dificultades de una vaca distraída que está más pendiente de abandonar la lucha que de acometer a los engaños.
De manera inteligente el matador de toros la torea en terreno de chiqueros tratando de que allí en su querencia, embista.
Como también se trata de probar a la vaca Canales la deja muy larga para ver si se arranca al caballo.
La cita el piquero, se arranca de largo y el picador se agarra caído  Trata de sacarla el banderillero y cuando lo logra baja el capote en tres buenos lances y seguidamente la posiciona para la segunda entrada al caballo.
El piquero la llama con la voz y haciendo sonar el estribo. Tras insistencia ,la vaca se arranca de largo y el picador se agarra arriba.
Seguidamente la prueba con la muleta administrándola una serie de buenos muletazos que la concurrencia aprueba y donde Canales ha jugado con los tiempos y las distancias.
La vaca ha servido para que el matador se entrene en la lidia.
Y en tercer lugar toreo de manera espléndida y artística a la tercera utrera que, luce el número 52. Es una vaca en toda regla en cuanto a morfología, aunque carente de fuerzas por el stress en los primeros momentos, se fue afianzando y resultó excelente para la lidia.
Todos los componentes de la cuadrilla han realizado una labor perfecta, cuidándola porque han visto condiciones de toreabilidad en la vaca.
Se arranca de largo, con prontitud y con fijeza al caballo de picar.
Canales la exprimió toreándola en todos los terrenos, en todas las distancias y con pases de todas marcas con la muleta. Incluso se permitió desplantes.
Dio una dimensión de torero cuajado y con grandes conocimientos tanto artísticos como técnicos.
Como siempre los hermanos Mateo dieron oportunidades a los “maletillas” que “guardaban tapia”  y estos principiantes, uno de ellos alumno de la Escuela Taurina que dirige “El Merlo” demostraron que atesoran cualidades taurinas en dosis diferente.
Finalizada la tienta, en el cortijo ágape por todo lo alto donde no faltó un buen vino tinto denominación de origen Toro (Zamora), bebidas de todo tipo y buenos entrantes ibéricos, cecina, queso y pinchitos de cocina elaborados por la anfitriona. Los  pasteles  de Okay fueron el colofón del ágape.
Tertulias por doquier entre los taurinos y fotografías de las bellas representantes femeninas con Canales que, al fin y a la postre, era el atractivo de la tienta.
Una tarde simpática, amena y divertida en compañía de amigos que fue el prólogo del partido de Champions del Manchester United – Barcelona.
Como ven Jornada de lujo.
Reportaje gráfico.



























































































































































































































No hay comentarios: