www.torostarifa.blogspot.com

JavaScript

sábado, 16 de abril de 2016

LA CORRIDA DEL 13 DE ABRIL DEL 2016 EN LA MAESTRANZA.

LA CORRIDA DEL 13 DE ABRIL DEL 2016 EN LA MAESTRANZA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Cuando  unos días antes de la celebración de la corrida llamé al Presidente de la Peña Taurina Manuel Escribano de Tarifa preguntándole si ponían autocar para ir a Sevilla, éste me contestó que el torero Manuel Escribano había puesto un autocar a disposición de los socios y que como era de 35 plazas se había llenado al momento.
Decidí ir en mi coche a pesar de que lo poco que me gusta conducir y de los inconvenientes que supone la vuelta a Tarifa pues el tom-tom del coche se vuelve loco cuando los agentes de policía municipal le obligan a ir en dirección contraria a lo que marca su itinerario perfectamente programado al efecto.
Aparecimos cerca del aeropuerto de Sevilla y gracias a que conocíamos el itinerario en medio de un tráfico que le ponen a uno al “borde de un ataque de nervios” logramos tomar la dirección de Cádiz  para llegar a nuestra ciudad de Tarifa pasada la media noche.
Y antes de salir para Sevilla le puse a Manuel el whatsApp que reproduzco porque tenía la premonición de que algo grande iba a ocurrir y es que últimamente, no sé si por la edad, uno se está volviendo brujo (que no demonio) y presiente las cosas antes de que sucedan. 
Estaba motivado por un cuádruple motivo:
Mi amistad rayana en la familiaridad con Manuel Escribano. Conocer perfectamente a “Morenito de Aranda” desde sus comienzos como novillero de la mano de mi amigo Carlos Zúñiga. Tener verdadera amistad con Juan Martín Soto (el amigo “Juanín”)  a las órdenes de Morenito. Y finalmente tener verdadero cariño a Pedro Iturralde picador a las órdenes de Paco Ureña.
¡Tenía obligación de ir a Sevilla! Y de verdad que acerté de pleno.
La plaza presentaba un aforo de tres cuartos. Los tres matadores hacen el paseíllo ante el presidente más joven de la Maestranza,  Andrés Luque Gago, vestidos así: Manuel Escribano (berenjena y azabache con tafetán aterciopelado), Morenito de Aranda (maquillaje y oro con los cabos blancos) y Paco Ureña (rosa y oro con los cabos también blancos) dispuestos a lidiar una corrida del hierro de Victorino Martín Andrés con divisa azul y encarnada.   
Vemos en nuestro móvil la predicción del tiempo en Sevilla y nos dicta: "Tenemos en la plaza 19 º de temperatura con viento sudeste de 18 Km/hora con rachas de hasta 43 que resultó en ocasiones molesto para desempeñar el buen toreo que atesora esta terna.
Después salió el primer toro de la tarde. Era el más pesado de la corrida al rebasar en 6 kilos la barrera de los 600 kilos. Nº 92. Baratero. 606 kilos de peso. Nacido en enero del 2012. Negro entrepelado que luce el hierro de Victorino Martín Andrés.
Escribano tras pararlo en el primer capotazo, le administra unas excelentes verónicas y seguidamente lo deja en el capote de su banderillero Juan Sierra para que lo fije en espera de la salida de los picadores.
Pica el primo del matador José Manuel Quinta, a cuya cabalgadura lleva Manuel al toro con lances por delante sin cruzar y lo posiciona perfectamente. Cuando el toro se arranca al caballo, Quinta se agarra arriba y el astado aprieta con mesura sin cabecear.
Cuando lo saca Sierra el toro dobla las manos mostrando escasez de fuerzas.. Escribano le administra unos capotazos. En el segundo vuelve a perder las manos lo mismo que en el tercero.
¡Vaya por Dios! ¿A que se nos caen los palos del sombrajo de nuestras previsiones?
En la segunda entrada Quinta se agarra arriba. Lo saca Sierra, quien se queda con el toro en espera de que abandonen el ruedo los picadores y lidiarlo seguidamente en auxilio a su matador que va a banderillear.
Cuando Escribano brinda el primer par al público el toro se le arranca de largo y le obliga a refugiarse en el burladero más próximo.
En medio de los sones de la música el toro se va a por Escribano que ocupa el centro del ruedo. Tras ganarle la cara clava en todo lo alto.
El segundo par tiene esta secuencia: toro en terreno de tablas. Escribano en el centro del ruedo. El de Gerena le gana la cara y prende el par en todo lo alto.
Gustándose Escribano en el mismo centro del ruedo se va a por el toro y deja un solo palo arriba saliéndose con el otro en la mano porque el toro se le ciño en demasía.
No era un toro fácil de banderillear puesto que en el embroque siempre cortó el viaje y echó la cara arriba.
Intervención de Juan Sierra para cerrar al toro con unos buenos capotazos.
Escribano no brinda La faena la inicia con muletazos por alto sobre ambos pitones. Seguidamente tira del toro para llevárselo al centro del ruedo y allí se lleva la muleta a la diestra. Frente al tendido 7 administra unos buenos redondos. El toro gazapea. Dos nuevos redondos. En el segundo de los cuales el toro mide el suelo. Sigue una serie de tres buenos redondos rematados con el  pase de pecho sobre la mano derecha, en el embroque del cual el toro pierde nuevamente las manos.
Mientras el toro escarba, Escribano se lleva la muleta a la izquierda. Dos naturales en los que el toro se revuelve con rapidez y como se cierne el torero ha de posicionarse nuevamente tras eludir la embestida.
A un toro muy distraído, le ejecuta dos naturales rematados con el pase de pecho sobre la izquierda. Aplausos.
Tras dar tiempo al astado se acerca a él con la muleta portada en la mano derecha. Un buen redondo. En el segundo el toro tira una tarascada y sorprende al torero rompiéndole la taleguilla a la altura de la cadera. Los buenos reflejos de Escribano evitaron el percance.
Excelentes redondos muy ajustados donde el torero de Gerena demuestra su valor. Finalmente, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Escribano se quita las zapatillas y se va en busca del toro. Serie de redondos en los que el toro se queda excesivamente corto saliendo con la cara alta.
A pesar de que el oponente se va quedando cada vez más corto en sus embestidas, Escribano no se aburre. Un redondo. Se cambia la muleta de mano sobre el pase, un natural y remate con el de pecho sobre la izquierda al que sigue un pase mirando al tendido y desplante  plegando la muleta sobre la mano izquierda y salida torera de la cara del toro. Aplausos.
Con la muleta en la izquierda ejecuta dos naturales. El toro gazapea. Tras posicionarse sobre el gazapeo del toro, dos naturales. Uno más en el que el toro se le cierne. Remate con tres ayudados seguidos de una trinchera. Sale toreramente de la cara del toro en busca del estoque de matar.
A la vuelta se dobla tratando de buscar la igualada. El toro al tiempo que gazapea acosa a su matador, quien en la suerte contraria trata de entrar a matar pero como el toro no se para, Escribano ha de doblarse en unos muletazos. Cuando el toro se para, no le gusta a Escribano el sitio de ahí que lo cambie de terreno.
En la suerte contraria a un toro distraído que no se para y gazapea trata de montar la espada pero el toro distraído no se para por lo que suena un aviso. Escribano no quiere demorar mas la suerte suprema, mete la mano y encuentra hueso. Con un toro sin fijar,  nueva entrada en la suerte contraria logrando un pinchazo arriba sin soltar.
Ahora en la suerte natural y a costa de sufrir pitonazo en la mano logra una estocada entera pero tendida de la que el toro dobla. Jaime Padilla acierta al primer puntillazo.
Un toro bajísimo de casta que se ha ido apagando de manera progresiva. Un toro sin transmisión y que costaba mucho trabajo estar ante él.
Nuestros augurios se habían difuminado al exigirse tres orejas como mínimo para salir por la deseada Puerta del Príncipe.
Sale el segundo de la tarde. Nº 28. Pesador. 570 kilos. Nacido en diciembre del 2011. Negro entrepelado del hierro de Victoriano Martín.
El toro remata con fiereza sobre los burladeros desde los que es llamado.
Morenito de Aranda trata de hacerse con  la embestida de un toro muy informal en sus embestidas. Serie de verónicas rematadas con una media muy despegada sobre el pitón izquierdo.
Pica Francisco José Quinta a cuyo caballo lleva Morenito el toro. El toro nada más ver al caballo se va en su busca y está a punto de derribar, si bien Quinta haciendo gala de excelente caballista se mantiene arriba. Siendo ovacionado.
Morenito con un buen capotazo artístico deja al toro posicionado para la segunda entrada. Un toro al que tampoco le sobran las fuerzas.
El piquero en esta ocasión lanza la vara y le queda caído, no obstante lo cual es ovacionado.
Ureña realiza su quite por delantales. En el segundo le pisa el capote y está a punto de desarmarle, pero el torero lo recupera y tras otro lance de delantal rematado con una revolera. Aplausos.
Cuando Quinta abandona el ruedo es aplaudido.
En banderillas con lidia de Juan Martín Soto, parean Zamorano quien deja un solo palo arriba. Pascual Mellinas clava arriba. Cierra tercio Zamorano con las dos arriba aunque de manera apurada.
Moreno a través de los micrófonos de Canal + brinda a alguien
La faena de muleta la inicia doblándose por ambos pitones. El toro se cierne por el pitón izquierdo.
En los medios Morenito se lleva la muleta a la mano diestra. Serie de cuatro redondos. En los dos últimos el toro pierde las manos. Tras posicionarse nuevamente el diestro molestado por el viento, serie de buenos redondos ligados, que remata con el pase de pecho sobre la derecha y dobla con el de la izquierda. Ovación.
Nueva serie de buenos redondos. El toro se para. Se posiciona. Un redondo.  Se cambia la muleta de mano sobre el pase, un natural y remate con el de pecho sobre la mano izquierda.
Tras dar tiempo al toro sigue sobre la mano derecha. Serie de cuatro buenos redondos. El último vaciado por arriba y remate con el de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.
Con la muleta en la zurda. Natural sin quietud. Tras posicionarse sigue al natural. El toro se queda corto. Morenito está firme. Natural ayudado. En el siguiente es desarmado. Nuevamente es desarmado en el segundo muletazo porque el toro repone y se revuelve con prontitud.
Con la muleta en la diestra aguanta las broncas embestidas del toro que descoloca al torero por resultar sorprendido. Serie de redondos. Un natural En medio de aplausos se va de la cara del toro.
Muleta en la izquierda. Dos muletazos en los que el toro se queda corto.
En la suerte natural pinchazo arriba que el toro escupe. Suena un aviso. En la nueva entrada logra una estocada casi entera en buen sitio que acaba con el toro rodado. Aplausos para el torero de Aranda.
Sale el tercero. Nº 89. Galapagueño. 555 kilos. Nacido en enero del 2012. Negro entrepelado.
Entra cruzado al capote de Paco Ureña que no obstante está valiente con el toro. Sale suelto. A  la vuelta, le administra unos lances de piernas flexionadas rematados con  una media de pierna flexionada.
Pica Vicente al que Ureña lleva el toro con capotazos templados andándole para atrás y metiéndole prácticamente bajo el caballo. El picador se agarra arriba y el toro aprieta sin cabecear. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote de Ureña.
En la segunda entrada el toro se arranca de largo. El piquero tira muy bien la vara y se agarra arriba. Aplausos.
En banderillas con lidia de Curro Vivas, parean; Víctor Hugo “Pirri” clava un excelente par. Ovación. Álvaro López “Azuquica” con mimo las deja arriba. Cierra tercio Víctor Hugo con otro excelente y expuesto par.
Ureña comienza su faena de muleta doblándose por ambos pitones y seguidamente administra tres redondos rematados con el de pecho sobre la derecha.,
Tras dar tiempo al toro se acerca con la muleta portada en la mano derecha. Dos redondos jaleados rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha. Gran ovación.
Sigue con la muleta en la diestra. Tres buenos redondos. El toro se para. Tras posicionarse nuevamente, dos redondos más, rematados con el de pecho sobre la mano derecha.
Con la muleta en la zurda torea al natural. Tres naturales en los que el toro está remiso en la embestida. Tras insistencia, logra tres buenos naturales rematados con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
El toro que ha perdido mucha efectividad de embestida acude a tres naturales rematados con dos pases de pecho seguidos sobre la mano izquierda.
Da tiempo al toro. Muleta en la derecha. Buen redondo. Se cambia la muleta de mano sobre el pase. Dos excelentes naturales de mano baja. Dos buenos redondos de mano baja rematados con el de pecho sobre la derecha que son jaleados.
Da tiempo al toro. Sigue sobre la mano derecha con unos buenos redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Finaliza con dos doblones sobre la mano izquierda
En la suerte contraria con el toro entre las dos rayas entra a matar y entrando a ley logra una estocada hasta los gavilanes. El toro cae sin puntilla.
Aparecen los pañuelos de manera mayoritaria en los tendidos. El presidente concede la oreja. Se sigue pidiendo la segunda con fuerza y el presidente la concede. Dos orejas para Paco Ureña.
Toro aplaudido en el arrastre por el propio Ureña.
Para recibir al cuarto de la tarde, Manuel Escribano se va a portagayola. Tras lograr la larga cambiada de rodillas se estira a la verónica  con un toro que embiste con la fuerza y velocidad de una locomotora.
Se trata del toro nº 37. Cobrediezmos. 562 kilos. Nacido en diciembre del 2011. Cárdeno.
Pica Chicharito a cuyo caballo lleva el toro Escribano andándole para atrás. El toro tiene muchos pies y humilla. Lo deja posicionado perfectamente para que entre al caballo de picar. Lo deja largo. El toro acude con presteza y Chicharito se agarra perfectamente arriba. Aprieta sin cabecear levantando en vilo al caballo al tiempo que el picador levanta la presión sobre la vara aunque sin quitarla de la herida. Lo saca Antonio Manuel Punta y lo deja en el capote de su matador.
Nuevamente lo posiciona para loa segunda y reglamentaria entrada al caballo de picar. Lo deja largo. Chicharito mueve con precisión el caballo al tiempo que lo anima con la voz, mientras el toro escarba preparándose para embestir. Cuando se arranca como una locomotora el piquero se agarra arriba aunque ligeramente trasero. Morenito de Aranda realiza su quite en base a dos pases de delantal rematados con una media que es aplaudida.
En banderillas Escribano toma los palos auxiliado por su banderillero Punta.  Los brinda al público y recibe la ovación pertinente.
El primer par en medio de los sones de la música lo saca Escribano de abajo y clava arriba aunque ligeramente trasero.
El segundo par es de poder a poder clavando en todo lo alto.
El tercero es el par, ”marca de la casa” sentado en el estribo, al quiebro y por dentro. El toro duda en arrancarse. Lo han dejado demasiado abierto porque como es bravo no ha permitido irse a tablas. Escribano lo aguanta. Lo quiebra y ha de alargar los brazos para clavar en lo alto. Ovación de toda la plaza.
Escribano brinda al público de la Maestranza y recibe la ovación pertinente.
La faena de muleta la inicia doblándose por ambos pitones al tiempo que lo gana terreno. Cuando lo tiene a  la altura de las dos rayas de picar remata con un pase de pecho sobre la mano derecha.
Tras dar tiempo al toro tira de él con la muleta mostrada por delante para sacarlo a los medios. Allí frente al tendido 5, se lleva la muleta a la mano derecha  para acercarse al toro. Cuando el toro se arranca le ejecuta cuatro extraordinarios redondos rematados con el pase de pecho sobre la mano derecha. Comienza a sonar la música.
Dando tiempo al toro, torea sin torear  girando en torno al toro con la muleta plegada sobre el antebrazo derecho. El toro vuelve a escarbar preparando la embestida. Cuando se arranca, Escribano le administra cuatro extraordinarios redondos de muleta baja que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha  Gran ovación.
Manuel torea sin torear con la muleta plegada en el antebrazo izquierdo. El toro fijo en su lidiador. ¡El toro tiene carbón!
Escribano le ejecuta cinco extraordinarios redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Recibe una grandísima ovación.
Vuelve a dar tiempo al toro. Con la muleta sobre la mano izquierda, serie de naturales ligados de muleta baja arrastrada sobre el albero en medio de los ¡Olés! De la plaza. Cuando finaliza, rematando con el pase de pecho sobre la izquierda, recibe una grandísima ovación.   
El viento sopla con fuerza pero a Manuel no le importa si bien se acerca a barreras para cambiar la muleta por otra de más cuerpo.
Serie de cuatro excelentes naturales rematados con el de pecho sobre la izquierda  Tira el estoque simulado para ejecutar dos naturales rematados con el pase de pecho sobre la izquierda.
En los tendidos se empieza a pedir el indulto del toro. Indulto que se hace extensivo a toda la plaza que es un jardín de pañuelos blancos. 
Manuel le da unos ayudados por alto. Un pase del desprecio. Continúa con unos naturales.
Crece la petición de indulto. Serie de cuatro naturales de mano muy baja en los que el toro arrastra el morro por el albero. Remata con el de pecho sobre la izquierda.
Manuel lo torea al redondo bajando mucho la mano hasta el extremo que el toro le pisa la muleta y lo desarma. Manuel trata de recoger la muleta ante la misma cara del toro. Cuando la recupera sigue toreando al toro de manera extraordinaria haciendo honor a ese dicho de: “el toro bravo descubre al torero bueno”
Mientras lo torea de rodillas el presidente concede el indulto sacando el pañuelo naranja. La plaza es un clamor puesto que es el quinto indulto  conseguido en la Maestranza a lo largo de su historia.
Salen los mansos que se van a llevar al toro a corrales con las seis banderillas en lo alto de su cuerpo mientras Escribano toma una banderilla para ejecutar el simulacro de la suerte suprema. No lo hace porque ya están los ocho mansos en el ruedo. El alguacil le entrega a Escribano las dos orejas. No aparece el rabo del toro por ningún sitio cuando es lo que con el indulto ha conseguido Manuel Escribano Nogales.
Todo el mundo encantado. Victorino Martín hijo, baja al callejón desde su localidad  donde estaba acompañado de su hija.
Junto a Escribano da la vuelta al ruedo. También el mayoral de la ganadería acompaña a los dos triunfadores de la tarde.
Escribano recurrió a Dios y Éste le ha concedido el triunfo. No salió por la Puerta del Príncipe porque no le dieron el rabo, pero mis previsiones se cumplieron.
ENHORABUENA MANUEL, NOS HAS DADO UNA GRAN TARDE DE TOROS A TODOS CUANTOS TUVIMOS LA DICHA DE VERLO IN SITU EN LA MAESTRANZA DE CABALLERÍA DE SEVILLA.
Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Escribano




































































































































































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Morenito de Aranda.




































































































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Paco Ureña.



















































































Otras fotos de la interesante corrida.



















































































































No hay comentarios: