JavaScript

sábado, 17 de enero de 2015

PRESENTACIÓN DE UN NUEVO LIBRO TAURINO.

PRESENTACIÓN DE UN NUEVO LIBRO TAURINO.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor
En el día de ayer sábado a la 20,15 horas con esos 15 minutos de retraso tuvo lugar en Tarifa y en el marco del salón de actos del Casino, la presentación del libro taurino titulado Crónicas Taurinas de Tarifa.
Se trata de una recopilación de crónicas llevada a efecto por el aficionado y familiar del apellido Núñez, D. Carlos Núñez Jiménez que entre otras actividades laborales cuenta con haber sido el gerente de la Hostería de Tarifa y Presidente del Casino tarifeño.
El autor no pudo asistir a la presentación de su libro por encontrarse enfermo, siendo representado por su hijo el político local de su mismo nombre y apellido, al que acompañaron en la mesa presidencial  el periodista y editor D. Ildefonso Sena y el aficionado local D. José Puyol. 
Apareció vacía, hasta prácticamente la finalización del acto, la silla que debería ocupar la presidenta del Casino quien a ultimísima hora apareció, ocupó su sitial e incluso pronunció las palabras de excusa de su no presencia.
Ante tan destacadas ausencias, tomó la palabra, para abrir el acto, el editor quien hablo de las características del libro y de la dificultad de su maquetación como consecuencia de los numerosos documentos gráficos. Dio importancia al libro al calificarlo de enciclopedia taurina de datos de la que podrán servirse quienes adquieran la obra.
Seguidamente tomó la lectura de las notas transmitidas por el autor, el aficionado taurino José Puyol quien previamente hizo una biografía de D. Carlos Núñez Jiménez en este sentido: leyó que era natural de El Puerto de Santa María donde vio la luz en el año 1938. Contrajo matrimonio con Isabel León Caballo quien le dio dos hijos: Carlos y José Manuel.
Estudió en el colegio tarifeño Miguel de Cervantes teniendo como profesor a D. Rafael Cazalé. 
El autor es aficionado taurino, como no podía ser de otra manera, al ser descendientes de varias familias ganaderas de bravo.
Según relata el señor Puyol fue aficionado practicante en su juventud haciendo sus pinitos en el matadero junto a otros  mozalbetes que soñaban con ser toreros. También parece ser que lo hizo en los tentaderos de “Los Derramaderos” junto a los compañeros de correrías: Torres el largo “Manolete”, Juan Campos “El Niño del Estrecho”, Miguel Reborio “El Calibasuras”,  Pepe Puyol “Tejoleta” y el propio Carlos Núñez “Calón” que estaban a las órdenes del profesor taurino D. José “El Gordo”
Carlos Núñez estuvo muy unido a sus primos los ganaderos Núñez Moreno de Guerra lo que le proporcionó conocimientos de anécdotas taurinas  al acompañarlos en muchos festejos donde lidiaban sus reses, dignas de figurar en el libro
Durante toda su vida ha estado pendiente de todo lo relacionado con los toros en Tarifa y lo demostró cuando siendo presidente del Casino de Tarifa celebró el 125 aniversario de la entidad, realizando varios actos que acabaron con la celebración de una mesa redonda taurina el 19 de octubre del año 2000 con Intervención de D. Álvaro Domecq y Díez, Alvarito Domecq (ganaderos rejoneadores) y los matadores de toros, Miguel Márquez Martín y Ruiz Miguel, en medio de una Exposición de Carteles taurinos pertenecientes a la colección de D. Juan Vaca Ferrer.
Utilizando sus vivencias y amplia hemeroteca nacional y local ha logrado este libro donde recopila numerosas informaciones sobre los festejos de toros celebrados en Tarifa.
Después de esta especie de bibliografía del autor, el Sr Puyol lee las cuartillas que el autor le ha entregado, ante la imposibilidad de hacerlo personalmente:
“El primer ganadero de la familia Núñez fue D. Marcos Núñez Temblador natural de Jerez de la Frontera que vino a Tarifa con su socio D. José Borrajo propietario de barcos con los que se dirigían a Marruecos donde compraban ganado vacuno y caballar. Lo traían a Tarifa y desde aquí lo distribuían por toda Andalucía llegando hasta las mismas puertas de Sierra Morena. Según los libros de contabilidad entre los años 1778 y 79 pasaron más de 7.000 cabezas de ganado.
En uno de sus viajes D. Marcos trajo un ganado bravo que se criaba en centro África y lo afincó en Tarifa creando su propia ganadería que lidia por primera vez en Madrid en el año 1793.
A pesar de los problemas que tuvo con el Ayuntamiento de Tarifa a consecuencia de la no idoneidad de su ganado para ser consumido, fue nombrado Encargado del Posito de Grano y el señor Núñez no acepta porque aduce que puede perjudicarle el polvo del trigo aportando dos certificados de dos médicos.
Arrienda la finca de “Tapatana” (2200 fanegas de tierra) para que el ganado descanse antes de llevarlo a vender por Andalucía.
Se casa con un tarifeña, Juana Quintanilla de la Rivera en 1774  y se construye un casoplón en la plaza de Santa María. Murió en el año 1795 en Jerez
Uno de sus hijos  Bartolomé Núñez Quintanilla se casa con Dª Ana Abreu Orta hija de Dª Beatriz Orta que también era propietaria de ganado bravo.
Bartolomé no lidio su ganado debido a la invasión de España por las tropas napoleónicas. Se fue a vivir a Cádiz y allí permaneció hasta que los franceses abandonaron España. De  vuelta a Tarifa ocupó la casa de su padre. Los vaqueros le devolvieron el ganado que habían cuidado menos uno de ellos que adujo que lo habían matado los franceses tras robárselo.
Pasado un tiempo aparece un  hombre por la Puerta de Jerez luciendo una gran barba y vestido con una piel de  animal. Fue rodeado por la chiquillería que lo consideró de loco, y se dirigió a la  casa de D. Bartolomé  a pedir auxilio. Cuando D. Bartolomé oyó la  voz de su vaquero la reconoció y bajó rápido a la  calle para abrazarle.
El vaquero le dijo que en el campo tenía su ganado, aquel que adujo había sido robado, pero que en realidad llevó a la Serranía de Ronda donde lo camufló a la vista de los franceses.
Uno de los hijos de D. Bartolomé, Carlos Núñez,  se casó  con Dª Maria  Bernal y Espinosa de los Monteros y este matrimonio si fue ganadero de bravo.
A la muerte de Dª María,  se casa con Dª Lorenza Reinosa García hija de un ganadero de bravo.
D. Carlos Núñez solamente lidió en Andalucía en plazas como: Sevilla, Granada, Loja, Algeciras y La Línea.
Cuando muere D.Carlos, se hace cargo de la ganadería su viuda quien lidia en Tarifa en el año 1889 justo el día de la inauguración de la plaza.
Como ya Tarifa tenía plaza de toros se prohibieron los espectáculos populares de toros por las calles, tales como el de “El Aguardiente”, “El Gayumbo” etc.
Los tarifeños eran tan aficionados a los festejos populares que no acudieron a la plaza en los primeros tres años de existencia.
A la muerte de Dª Lorenza, se hace cargo de la ganadería sus hijos D. José Y D. Marcos Núñez Reinosa quienes lidian en Cádiz, Sevilla, San Roque, Algeciras y Tarifa. Son por los años 1931-32 cuando lidia en Algeciras Dª Micaela Núñez Reinosa y Sebastián Álvarez de Facinas.
En el año 1937 la prensa nacional da la noticia de que D. Carlos Núñez Manso compra la ganadería de Rincón a la que añade vacas y sementales de Mora Figueroa y de Villamarta. Figura como ganadería brava a partir del año1938.
Al año siguiente lidia una novillada en Tarifa donde torea el  novillero Antonio Rivera “Riverita” padre de José Rivera “Riverita” y Francisco Rivera “Paquirri”.
La ganadería del encaste Núñez la hizo el semental “Amistoso” de Mora Figueroa marqués de Tamarón.
Acaba con la desmembración sufrida por esta ganadería que pasa a manos de los hijos de D. Carlos; Carlos, Marcos y resto de hijos que constituyeron tres ganaderías distintas: Carlos Núñez, Marcos Núñez y "Derramaderos".
Cerró el acto el hijo del autor dando las gracias a los que colaboraron en el acto, a los que asistieron al mismo y al editor.

Al acto asistieron los aficionados de Tarifa y algunos venidos de Algeciras. 
Al final hubo una copa de vino español.

No hay comentarios: