JavaScript

lunes, 28 de enero de 2013

UNA CORRIDA DESDE MÉJICO.

UNA CORRIDA DESDE LA MÉJICO.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Cuando la televisión de todos los españoles solamente tiene programado televisar dos corridas de toros en toda la temporada del 2013, los mexicanos todos los domingos televisan una corrida de toros. La última retransmitida por su cadena Estrellas ha sido la que con toros de la ganadería Barralva lidiaron y mataron la terna formada por: Arturo Macías (nazareno y oro), Alejandro Talavante (catafalco y plata) y Octavio García “El Payo” (blanco y plata).
Resulta interesante porque podemos comparar; los toros que allí son de encaste Saltillo, la forma de lidiar que difiere en algunos aspectos y la forma de concesión de trofeos, aparte de otras matizaciones de menor relevancia.
Voy a narrar de manera pormenorizada como se desarrolló la corrida como ya es habitual en este blog.
Arturo Macías recibe a su primero por verónicas a pies juntos ajustadas y artísticas. Remata con una media.
En banderillas vemos la primera diferencia en la forma de ponerlas, ya que los banderilleros mexicanos las ponen llevando los palos por delante y no sacándolos de abajo como normalmente estamos acostumbrados a ver aquí.
Macías brinda la faena al público y comienza con un pase cambiado por la espalda administrado a un toro que se arranca desde el burladero. Le sigue un pase por alto y otro cambiado en la tercera entrada del astado a la muleta del diestro de Aguascalientes.
El toro de pronto ha perdido muchas fuerzas y se cae. Macías comienza a cuidar al toro y le administra una serie de naturales a media altura en serie de cuatro, que remata, tras cambio de muleta por la espalda, con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Nueva serie de tres naturales aislados al tener que perder pasos para encontrar la distancia idónea de toreo. Remata con el de pecho sobre la zurda.
Con la muleta en la diestra logra una buena serie de cuatro excelentes redondo lentos  que remata, tras cambio de muleta por la espalda, con el pase de pecho sobre la izquierda.
Un pase de las flores es seguido de unos redondos en serie de tres que, tras arrucina, remata con el de pecho sobre la mano derecha. Continua con buenos redondos llevando el toro cosido a la muleta en un alarde de temple. Desplante.
La faena es rubricada con tres ceñidas manoletinas.
Entra a matar en la suerte contraria y logra una estocada tendida en la que el toro le derrota dándole un golpe con la pala del pitón en el bajo vientre. Capoteo de los banderilleros y el toro dobla. Se pide el trofeo y el juez de plaza D. Jesús Morales, la concede. ¡Muy bien Macias! que ha vuelto por sus fueros tras el apoderamiento de Fermín Espinosa.
Reportaje grafico de lo realizado en este toro.



Sale el segundo de la tarde. “Cumpleañero” de nombre, con 480 kilos. Es un toro bonito de lámina. Talavante lo recibe con verónicas, en serie de tres, que remata con una buena media verónica.
Lo lleva con lances templados sin cruzar, al caballo del picador que le administra un puyazo trasero y, tras rectificar ,coloca en el sitio.
Talavante hace su quite con dos chicuelitas y se lleva al toro toreándolo sin cruzar con el capote templado al máximo que levanta admiración en el público y que remata con una revolera a ras del suelo por tanto como bajó las manos.
En banderillas con lidia de Valentín Luján, pone un excelente par de banderillas Adolfo Sánchez .
Talavante brinda a Joaquín Sabina que ocupa burladero entre barreras y comienza su faena de muleta doblándose, de manera más bien burda que artística, por ambos pitones, hasta sacar al toro fuera de las dos rayas y allí comienza el toreo al natural. Serie de cuatro naturales realizados a base de toques fuertes a un toro que humilla pero que carece de afectividad de embestida rauda.
Cuando ha logrado templar la embestida consigue una serie de cuatro buenos redondos por la lentitud que, tras cambio de muleta por la espalda, un natural y remate con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Un pase de pecho es el inicio de una nueva serie de redondos que tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la zurda.
Repite lo mismo tras dejar reposar al toro, si bien esta vez, un martinete precede al pase de pecho con la zurda.
El toro tiende a rajarse, pero Talavante, lo retiene al redondo muy pegado a tablas. Se precipita Talavante a la hora de matar entrando con el toro desigualado en la suerte contraria. Como es natural falla en un pinchazo arriba sin soltar, que repite por tres veces hasta lograr, a la cuarta entrada, una estocada desprendida que le permite descabellar, con aviso, tras el tercer fallo y acierto al cuarto intento.
Reportaje gráfico de lo realizado en este toro.


















Sale el tercero de la tarde. Atiende por "Cachetón". Luce el número 106 y pesa 515 kilos. Es un toro cárdeno con poco cuello.
“El Payo” tras unas verónicas de tanteo que sirven para medio fijarlo, le administra una serie de tres buenas verónicas que remata con una media, buena.
Lo lleva con temple al caballo y remata con un recorte. Con un puyazo bueno solicita el cambio que es concedido. Alcántara y Martínez González parean con acierto
"El Payo" brinda al público y comienza con un pase cambiado por la espalda viniendo el toro desde el burladero donde había sido fijado. Le sigue un pase por alto y a éste un nuevo pase cambiado y remate con un pase del desprecio.
Tanda de tres excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho.
Serie detrás redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Sigue con otra de cuatro redondos que, tras cambio de muleta de mano, un natural y remate con el de pecho sobre la zurda.
Cinco excelentes redondos de mano baja que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.
Ser lleva la mujleta a la zurda para lograr una serie de cinco naturales de mano baja que remata con el de pecho sobre la zurda. Sigue con nuevas series de naturales rematados con el de pecho.
Se lleva nuevamente la muleta a la diestra para dar unos circulares invertidos, seguidos de una dosantina, natural y desplante torero.
Finaliza la faena con tres manoletinas seguidas de un redondo y un natural.
No tiene suerte con la espada pues ha de entrar tres veces, para lograr tas dos pinchazos que encuentran hueso, una estocada contraria entera entrando en la suerte contraria. Cuando el toro dobla recibe una gran ovación.
Al toro se le arrastra lentamente que viene a equivales a nuestra vuelta al ruedo.
Reportaje gráfico de lo realizado en este toro.




















Sale el cuarto de la tarde. “Viejito” es su nombre. Luce el número 118 y pesa 478 kilos. Macías le administra de saludo un capotazo desmayado que el toro no toma en cuenta y sigue su camino. A la vuelta el toro puntea en las verónicas que trata de darle por lo que Macías no puede torear con lucimiento.
Se le pica muy mal en puyazo caído. Macias realiza un quite variado aunque embarullado. En banderillas se lucen tanto ängel Alberto González como Fermín Quirós
Brinda a Joaquín Sabina y comienza doblándose por ambos pitones artísticamente.
Sigue con buenos redondos a un toro quedado que protesta de contínuo y rebaña en los remates.
Cuando está toreándole al redondo, Macías tropieza y cae, afortunadamente rueda y se sale de la zona de acción del toro.
El toro transmite peligro en cada incierta entrada y Macías se la juega en cada pase.
En la suerte contraria entra a matar y logra una estocada delantera y tendida de la que el toro dobla en el mismo centro del ruedo.
Reportaje gráfico de lo realizado en este toro.






















Sale el quinto. Es el número 24 con 510 kilos y se llama "Marinero". Me llama la atención de cómo los banderilleros lo torean con el capote por alto desde los burladeros.
Talavante lo somete de capote y remata con recorte. Tras llevarlo templado al caballo lo deja con revolera
Un puyazo trasero. Talavante lo prueba de capote y solicita el cambio de tercio con un puyazo.
En banderillas clava buen par Valentín Luján.
La faena de Talavante comienza con seis pases por alto sin mover los pies. Cambio de muleta de mano, un natural y finaliza con un pase de pecho son la derecha.
Cuatro redondos que resultan enganchados en el remate porque el toro derrota en demasía. Cuatro redondos templados que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Nueva serie de buenos redondos que, tras cambio de mano, remata con el de pecho sobre la izquierda. Repite la buena serie pero ahora remata con una trincherilla.
Nueva serie de redondos que, tras cambio de muleta de mano, remata con el de pecho sobre la izquierda.
En la suerte contraria media estocada con rotura del estaquillador.. En la suerte natural pinchazo arriba que el toro escupe. Al tercer intento pìnchazo arriba que el toro vuelve a escupir. A la cuarta entrada, estocada trasera y tendida de la que el toro dobla.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.




















Sale el último de la corrida. Pesa 485 kilos. El Payo le recibe con unas verónicas de manos bajas si bien soltando mucha tela de capote. Remata con una media ajustada.
"El Payo" lo lleva con lances templados al caballo de picar.
Pica extraordinariamente Salomón Azpeitia en la mejor vara de la tarde. Aplaudida por el respetable.
En banderillas esta muy bien en sus dos pares, Rafael Romero.
Brinda a Joaquín Sabina.
Comienza la faena con la moda del cambiado por la espalda para seguir con toreo al redondo a un toro que tiene pocas fuerzas y al que ha de cuidar no obstante lo cual el toro se cae.
Buenas series de naturales y de redondos que son rematados con excelentes pases de pecho.
Dando aire al toro le administra buenas series de naturales y redondos perfectamente rematadas. Toreo lento y de calidad el realizado por "El Payo" que está extasiado toreando a un toro de embestida dudosa y muy lenta dificultosa de templar.
El torero metido entre los pitones está enorme de valor y el público le tributa una gran ovación.
En el mismo centro del ruedo un extraordinario y lento redondo que, tras cambio de muleta por la espalda, un natural y remata final con un pase de pecho lentísimo.
Finaliza la faena con unas bernardinas
Algo menos de media estocada que le permite el descabello. Fallo en el primer intento y acierto al segundo.
Se pide la oreja que el juez concede.
Reportaje gráfico de lo realizado en este toro.