JavaScript

martes, 28 de junio de 2016

CORRIDA DE ADOLFO MARTÍN EN LA FERIA DE SAN JUAN DE ALICANTE 2016.

CORRIDA DE ADOLFO MARTÍN EN LA FERIA DE SAN JUAN DE ALICANTE 2016.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Bajo la presidencia de Manuel García Castells, asesorado en materia veterinaria por D. Carlos Ávila Alexandre, tras abrir plaza los alguacilillos Ángel Álamo y Abel Santana quienes montan dos preciosos caballos de capas castaña oscuro y bayo con temperatura de 25º y viento del Este de 18 km/hora realizan el paseíllo los diestros: Manuel Escribano (fusia y oro), Juan José Palazón (marfil y oro) y Paco Ureña (rosa y oro con los cabos blancos) para lidiar y dar muerte a estoque a seis toros de la ganadería de Adolfo Martín.
Sale el primer toro de la tarde. Nº 38. Revoltoso. 530 kilos. Nacido en marzo del 2012. Cárdeno bragado de Adolfo Martín. El toro al pisar el ruedo recibe una gran ovación por su presencia y trapío.
Manuel Escribano lo saluda con un capotazo muy templado del que el cornúpeta sale suelto. A la vuelta nuevo capotazo del que el toro sale mucho más suelto que en el precedente y no da la vuelta al ruedo porque es cortado por uno de los banderilleros de Escribano.
Muy cerrado en tablas el torero sevillano le administra unas excelentes verónicas al principio al filo de las tablas para seguidamente ganarle terreno y ya en el tercio rematar con una doble verónica sobre ambos pitones merecedoras de una gran ovación.
Toreo muy templado de Escribano quien se adapta perfectamente a las condiciones de embestida del toro.
Una vez posicionados los picadores en sus lugares reglamentarios, un capotazo de el de Gerena deja al toro posicionado ante el caballo que monta su primo José Manuel Quinta quien se agarra perfectamente arriba. Como martillea al toro con la puya, el público protesta,  por lo que Escribano se acerca para conminarle a que levante la vara. A la salida del caballo, el toro  pierde las manos, sufriendo una fuerte costalada.
Escribano se queda con el toro y solicita el cambio de tercio, primero haciendo el molinillo con los dedos y como presidencia no accede, desmonterándose.
Antonio Manuel Punta lleva al toro al burladero de suertes mientras los picadores abandonan el ruedo y Escribano se dispone a realizar su quite en base a: tras echarse el capote a la espalda interpretar unas gaoneras afaroladas rematadas con una revolera recibiendo una gran ovación.
Se queda con el toro Juan Sierra que es quien va a auxiliar a su matador en la suerte de banderillas.   
Escribano, tras buchito de agua, toma las banderillas vestidas con papelillos blancos que en su centro llevan la bandera de España y tras brindar el primer par al público es ovacionado.
Se va a por el toro, le gana la cara y clava en todo lo alto. Ovación.
El mismo matador se posiciona al toro con movimientos pausados  para colocar el segundo par de garapullos. Desde el mismo centro del ruedo a un toro que está fijo en él, lo anima con una carrerita de la que el toro hace amago de arranque, pero al no arrancarse Escribano corre para atrás y gambeteando se va a por el toro para cuadrando en la cara, prender el par en todo lo alto. Gran ovación.
Con tranquilidad, rayana en la parsimonia, Escribano toma el tercer par de banderillas y ordena a su banderillero Sierra que lo cierre en tablas para poner el par al violín y al quiebro. Logra un excelente par. Ovación.
Escribano toma los trebejos, cumplimenta a Presidencia y se va al centro del ruedo para brindar al público recibiendo la ovación pertinente. Desde la altura de la rodilla deja caer la montera sobre la arena del ruedo.
La faena de muleta la inicia muy cerrado en tablas, mientras Antonio Manuel Punta al tratar de cerrar al toro éste se le arranca inesperadamente, le gana la acción y esta a punto de echarle mano cuando precipitadamente iba a tomar el burladero.
Escribano vacía por alto al toro a una mano ganándole terreno y cuando lo tiene entre las dos rayas remata con un pase de pecho sobre la mano derecha que trata de doblar con el de la izquierda pero que como el toro no embiste se retira de la cara en medio de una ovación.
Un pase contrario por delante sobre la mano izquierda cambia de posición al toro. Muleta en la mano izquierda. Un buen natural. El toro muy agarrado al piso  está remiso en embestir. Sigue el toreo al natural perdiendo dos pases entre pases. Serie de excelentes naturales a un toro muy mirón que Escribano aguanta  y le ejecuta el toque oportuno. El toro se para nuevamente, Escribano se cruza y no pierde paso muy valiente recibiendo una gran ovación. Un excelente natural que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación cerrada.
¡Un toro que tiene mucho que torear!  Escribano le ha dado su tiempo y ahora se acerca a él con la muleta montada sobre la diestra. Serie de excelentes redondos a un toro nada fácil que se para  debajo del cuerpo  del torero al que mira en exceso. Remata la tanda con el pase de pecho sobre la mano derecha.
¡Extraordinario Escribano!
Nuevo tiempo que da al toro  y se lleva la muleta a la izquierda.  Torea sin torear con la muleta plegada. La monta sobre la mano derecha. Adelanta la muleta pero el toro carente de afectividad de embestida escarba al tiempo que retrocede. Un buen redondo. El toro se para. Nuevo posicionamiento del torero.  Dos excelentes redondos ligados. Cuando ha tratado de ligarle los muletazos el toro ha protestado por lo que ha de rematar con un pase de pecho de rodillas y otro sobre la izquierda seguido de un desplante Ovación.
Para alegrarle se va corriendo hacia el toro y le administra un pase contrario para cambiarle de terreno. Con la muleta en la zurda se va acercando al toro. Cuatro excelentes naturales rematados a la cadera, aguantando la indecisión del toro en la embestida. El toro le pisa la muleta pero Escribano no está dispuesto a perderla y delante de la cara del toro forcejea con él. Al final no la pierde. ¡Le ganó la partida al toro!
Nuevo posicionamiento para administrar tres excelentes naturales. El toro se para. Escribano metido entre los pitones. Excelente natural rematado con el pase de pecho sobre la izquierda y desplante. Cuando sale de la cara del toro recibe una gran ovación.
Trincherazo. Natural. Pase de pecho sobre la izquierda y se va a por el estoque de matar, momento que aprovecha Juan Sierra para ejecutar dos capotazos.
Escribano con parsimonia se va a por el toro para ejecutar tres manoletinas mirando al tendido. Como el toro queda cuadrado entra a matar y, en perfecta ejecución  logra un estoconazo hasta las péndolas que resulta ligeramente trasero. Capoteo de los banderilleros pero el toro se resiste a morir. Escribano le saca el estoque que entrega a su banderillero Padilla. Capoteo en medio de los nervios del apoderado de Escribano José Luis Blanco y finalmente el toro dobla. Padilla acierta al segundo intento.
Los tendidos se pueblan de pañuelos blancos y el presidente concede la oreja. Hay ligera petición del segundo trofeo pero es el primer toro de la tarde y el público aun se encuentra frío.
Sale el segundo de la tarde. Nº 66 Malagueño. 528 kilos. Nacido en marzo del 2012. Cárdeno bragado con el hierro de Adolfo Martín.
Juan José Palazón le administra cuatro excelentes verónicas rematadas con una revolera a la que sigue una brionesa.
Desde el burladero de suertes lleva Palazón al toro al caballo de picar. A la salida del primer capotazo,  el toro al relance se va  a por el caballo pero un banderillero oportuno lo corta. El picador se agarra trasero. Rectifica en medio de las protestas del público. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote de su matador quien tras darle un capotazo se desmontera solicitando el cambio de tercio que presidencia concede.
Con el toro se queda Paco Cervantes mientras abandonan el ruedo los picadores. Palazón realiza su quite en base a unas chicuelinas ajustadas por el pitón derecho del toro que es el bueno.
En banderillas con lidia de Cervantes, parean; Javier Palomeque quien prende un excelente par. Escribano le hace el quite y aprovecha para correr delante del toro para atrás sin darle un capotazo. El tercero deja un par caído. Cierra el primero con otro excelente par recibiendo una ovación.
Palazón brinda al público y recibe la ovación pertinente.
Se va a por el toro que está fijo en el burladero del tendido 8. Comienza doblándose por ambos pitones y le gana terreno. Cuando le tiene fuera de las dos rayas le propina un natural y remata con  el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Da tiempo al toro y se lleva la muleta a la izquierda. Un natural y como el toro duda en la segunda embestida, le administra un pase contrario y se vuelve a posicionar. Tres redondos bien iniciados pero enganchados en el remate.
Ahora torea al natural Dos naturales rematados con el pase de pecho sobre la izquierda.
Muleta en la mano derecha. Un pase contrario lo deja posicionado para el toreo al redondo. Serie de cinco buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Da tiempo al toro y monta la muleta sobre la mano derecha. Serie de cuatro redondos. En el último se cambia la muleta de mano, un natural y remate con el pase de pecho sobre la izquierda.
Un pase contrario lo saca de terreno de tablas y lo lleva a los medios. En ese terreno le administra tres buenos redondos. El toro se para. Se posiciona Palazón y sigue toreando al redondo en una serie de dos redondos más. En el último aguanta la incertidumbre del toro y finalmente remata con un pase de pecho sobre la mano derecha seguido de un desplante donde pliega la muleta sobre el antebrazo izquierdo.  Ovación.
Continúa con naturales sueltos y cuando va a rematar con el pase de pecho el toro le zancadillea con la pata derecha y lo derriba afortunadamente sin consecuencias.
Recuperado del susto. Tres redondos templados a media altura. El toro se para. Trincherazo  con la mano izquierda. Un natural y sale de la cara del toro en medio de aplausos.
En la suerte contraria logra media estocada arriba ligeramente tendida. En medio del capoteo de los banderilleros suena el primer aviso. El estoque es escupido. En la suerte contraria con el toro cerrado en tablas vuelve a pinchar arriba encontrando hueso. El público le tributa una ovación de consolación. 
En la suerte contraria y en terreno de tablas una media estocada. Cuarta entrada en la suerte natural  que encuentra hueso. Suena el segundo aviso. Capoteo de los banderilleros. Palazón toma el descabello. El toro da un arreón y está a punto de atropellar a su matador. Falla por dos veces más. Tampoco acierta al tercero. Palazón desesperado vuelve a fallar nuevamente con el verduguillo. Otros dos fallos más. Ahora le toca la médula pero suena el tercer aviso. ¡Toro al corral.
Escribano le da ánimos a Palazón.
Salen al ruedo cuatro mansos de encornaduras deformadas y feos fenotípicamente que demuestras sus carencias de doma al no querer acercarse al toro. El toro entra a punta de capote y luego los mansos se niegan incluso a entrar a chiqueros lo que nos hace recordar a Florito. 
Sale el tercero de la tarde. Nº 25. Lagartero. 454 kilos. Nacido en marzo del 2012. Cárdeno, bragado, meano.
Paco Ureña lo ha lanceado a la verónica muy cerrado en tablas. En el segundo capotazo el toro con el pitón izquierdo le toca la zapatilla y está a punto de derribarle.
Cuando los picadores están en sus sitios,  Ureña  desde el burladero de suertes  lo lleva al caballo de picar montado por Pedro Iturralde quien se agarra en toda la yema a un toro que no llega al peto sujetado por el fuerte brazo del vallisoletano. El toro cornea, pero al aire mientras Ureña se destoca solicitando el cambio de tercio que presidencia, concede.
En banderillas con lidia de Víctor Hugo Saugar “Pirri” parean; Curro Vivas quien prende un buen par y Álvaro López “Azuquita” quien tras clavar los palos ha de esquivar el derrote del toro que le lanza un gañafón. Cierra tercio  Curro Vivas quien, ganando la cara al toro a pesar de que le cortó, el viaje las deja arriba.
Paco Ureña brinda la muerte de este toro a su compañero Palazón  por la tragedia de habérsele devuelto el toro al corral e inicia la faena de muleta muy cerrado en tablas con un pase por alto en el remate del cual el toro pierde las manos. Seguidamente se dobla por ambos pitones a media altura- Un buen redondo rematado con un trincherazo.
Ureña esta basando su faena de muleta sobre la mano derecha a un toro que duda en la embestida y entra rebrincado. Si bien el de Lorca está muy firme.
¡No es fácil estar ante este toro que no se sabe como va a entrar en la muleta a causa de su embestida incierta! Un excelente redondo rematado con el pase de pechos sobre la mano derecha. Cuando sale de la cara del toro recibe una gran ovación.
Unos buenos naturales antes de que el toro se pare y tenga que posicionarse nuevamente. Dos nuevos naturales a un toro que humilla. Otros dos más rematados con el pase de pecho sobre la izquierda.
El viento comienza a apretar y Ureña se descalza para ir en busca del toro. Cita de frente al natural para administrarle unos naturales. Cambiándose la muleta de mano le ejecuta unos buenos redondos que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la derecha. Se queda ante la cara del toro toreando muy relajado para administrar un pase de pecho sobre la mano derecha en dos tiempos y salida de la cara del toro en medio de una gran ovación.
Tras dejar reposar al toro, se lleva la muleta a la izquierda. Un buen natural echándole con precisión la muleta a la cara y rematando con un preciso pase de pecho sobre la izquierda.
Tras tomar el estoque de matar en la suerte contraria con el toro situado entre las dos rayas logra una estocada hasta las péndolas. Capoteo de los banderilleros y el toro que se va a las tablas para doblar. El puntillero falla repetidas veces mientras Ureña se va al centro del ruedo para corresponder a los aplausos del público.
Se pide la oreja en los tendidos y el presidente la concede.
Ahora hay el receso de 20 minutos que el público de Alicante aprovecha para merendar mientras los toreros siguen pasando nervios de espera.
Se aprovecha para entregar el premio de la Peña Pacorro a Manuel Escribano por el triunfo del año anterior en esta plaza  donde cortó 5 orejas y un rabo.
Acabado el tiempo de asueto Escribano se va a portagayola en su afán por lograr abrir de par en par la puerta grande que tiene entreabierta. El cuarto toro de la tarde  es otro  Adolfo marcado con el nº 59. Madroño. 513 kilos de peso nacido en marzo del 2012, no hace nada por embestir al capote que  apoyado en el suelo frente a la puerta de chiqueros mantiene Manuel Escribano sino que sale hacia la derecha mientras el diestro sevillano a la carrera se va a ponerse de hinojos ante él para ejecutarle hasta tres largas cambiadas antes de que el astado haga amago de saltar al callejón, tratando de compensar al público de esa frustrada, no por él, de larga cambiada a portagayola.
Un toro en la línea saltillo muy rematado de capa cárdena bragado y meano al que Escribano con una revolera lo deja `posicionado para la primera entrada al caballo montado por José Manuel Ruiz “Chicharito”.
El picador se agarra perfectamente arriba y Escribano le ordena que levante la vara porque quiere un toro entero para lucirse en banderillas. Se destoca solicitando el cambio de tercio que presidencia concede.
Es ahora Antonio Manuel Punta quien le va auxiliar en este tercio. En el primer par el toro se arranca con muchos pies, Escribano le gana la cara y clava en lo alto. Ovación.
Fijan al toro en el burladero de matadores y Escribano muy sonriente se sube en el estribo para colocar el par de dentro afuera en todo lo alto. Nueva ovación.
Escribano toma el tercer par de banderillas y opta por poner el arriesgado par marca de la casa que a punto estuvo de costarle la vida en el pueblo abulense de Sotillo de la Adrada: sentado en el estribo, al quiebro y por dentro. El toro no quiere ponerle en apuros de ahí que no se arranque al cite del de Gerena. Y como no lo hace Escribano sale de tablas y de hinojos cita al toro para quebrarle y poner el  par en todo lo alto. Grandísima ovación.
El toro situado frente al burladero de matadores y Escribano se va a por él para iniciar su faena con pases por alto en serie de dos, dos redondos y con mucha agilidad Escribano se sale de la cara del toro para con un pase contrario sacarlo fuera de las dos rayas de picar y llevarse la muleta a la izquierda para administrarle un excelente natural. El segundo tiene que ser con ayuda del simulado y tratar de buscar el sitio donde el viento que ahora sopla con fuerza permita realizar el toreo de calidad.
Serie de tres excelentes redondos. El toro se para. Se posiciona Escribano. Otros tres extraordinarios redondos que remata con el pase de pecho lentísimo sobre la mano derecha. Gran ovación.
Da tiempo al toro y, tras un redondo, se lleva la muleta a la izquierda para ejecutar dos naturales. El toro se para. Tras posicionarse le administra extraordinarios naturales de mano baja arrastrando la pañosa sobre el albero de la plaza alicantina. Cuando va a rematar con el de pecho sobre la izquierda el toro se le para bajo la axila pero lo aguanta y finalmente logra el pase en medio de una gran ovación.
Escribano ahora deja la muleta, portada en la mano diestra, muerta ante la cara del Adolfo para taparle la cara y ejecutarle dos redondos extraordinarios y, tras cambiarse la muleta de mano delante de la cara del toro, lo cita para el pase de pecho sobre la mano izquierda que logra y se queda quieto en un desplante muy torero. Al salir de la cara del toro recibe una gran ovación. Ha arrancado el pasodoble a la música que estaba remisa en trabajar a pesar de haberlo pedido insistentemente el público.
Serie de naturales de pie firme. Invertido por la espalda que completa y sigue con un pase de desprecio mirando al tendido que remata con el pase de pecho excelente sobre la mano izquierda, al que sigue un natural mirando al tendido y finaliza con un desplante de rodillas ante la cara del toro. Gran ovación.
Tras dar tiempo al toro. Se va en su busca con la muleta portada en la mano derecha. Un molinete al que sigue un pase de pecho sobre la mano derecha lo deja posicionado para seguir el toreo al redondo muy cerca. Muy relajado aguanta el parón del toro debajo de su cuerpo para ejecutar unos excelentes redondos. Se cambia la muleta de mano en el último, un natural rematado con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Nuevo natural e imitando al diestro José Fuentes abaniqueo artístico por la cara que el toro no acepta de buen grado. Tras adorno, Escribano sale de la cara del toro en medio de la ovación  del público puesto en pie.
Se va  a por el estoque de matar mientras Sierra se queda con el toro. Un pase de pecho sobre la izquierda lo deja posicionado para el toreo al natural  Citando de frente le ejecuta dos naturales  En el tercero el toro se queda sin afectividad de embestida por lo que Escribano lo mueve en busca de la igualada.
En la suerte contraria con el toro entre las dos rayas entra de frente y logra una estocada a un a costa de una cornada en el triángulo de Scarpa. Escribano en el suelo es incapaz de levantarse mientras sangra abundantemente afecto de schok hipovolémico. Las asistencias le llevan raudamente a la enfermería donde tras estabilizar constantes es operado de una cornada de 12 y 14 centímetros que arranca las venas femoral y safena y eviscera el testículo izquierdo. ¡Un reguero de sangre sigue el paso de Escribano camino de la enfermería! El toro como es normal en este encaste vende cara la muerte por lo Palazón ha de descabellarlo en el segundo intento.
El público pide las orejas para Escribano pero como quedó conmocionado con la cornada no siguió pidiendo la segunda con la misma fuerza de la primera que fue concedida por un presidente carente de sensibilidad o que también quedó petrificado ante la gravedad de la cornada sufrida por el matador o porque se vio influido por la negativa en la consulta a su asesor artístico al que vimos consultó que es un tal Ángel López muy conocido en su casa
Lo cierto es que solamente concedió una oreja y cuando el toro fue arrastrado recibió una gran bronca por parte de los espectadores.
A partir de este momento y por la visión del reguero de sangre que Escribano iba dejando caer a lo largo del recorrido hasta la enfermería los ánimos en todo el mundo se vinieron abajo ante la cornada sufrida por Escribano y la corrida entró en un picado difícil de remontar.
Sale el quinto toro de la tarde. Nº 78. Mosquero. Cárdeno, bragado, meano. Nacido en febrero del 2011, por tanto cinqueño y un peso de 481 kilos. 
El toro aprieta hacia los adentros y Palazón lo lidia magníficamente saliéndose hacia los medios recibiendo una ovación cuando deja al toro en el capote de su banderillero quien le cierra en el burladero de suertes en espera del posicionamiento de los picadores.
Pica Alberto Parrón quien se agarra perfectamente arriba y el toro se queda dormido bajo el peto sin apretar. Levanta la puya cuando el banderillero trata de sacarlo. Cuando trata de retirar el caballo, el toro aprieta por lo que nuevamente recibe un picotazo.
Palazón mete nuevamente el toro al caballo para el segundo puyazo y Parrón se agarra muy caído.
En banderillas, con lidia de Javier Palomeque parean; Paco Cervantes clava un par con riesgo. Martínez "Lolín"  prende un par con peligro. Cierra tercio Cervantes con un par excesivamente delantero porque el toro se le queda parado en el momento del embroque.
Palazón brinda a su mozo de espadas y los ojos se le llenan de lágrimas.
La faena de muleta la inicia con un pase por delante de la cara para tratar de sacar al toro a los medios. Un pase contrario le deja posicionado para el toreo al redondo. Un redondo en el que el toro le mide a la salida del muletazo. En el segundo el toro repone, sabe lo que se deja detrás y busca las zapatillas del torero.
Un pase contrario y se lleva la muleta a mano izquierda. Un natural ayudado y seguidamente sigue al natural perdiendo dos pasos entre pases. Sigue con naturales sueltos logrados tras mucha insistencia porque el toro carece de afectividad de embestida.
Con la muleta montada sobre la mano derecha administra un pase contrario para sacar al toro del terreno donde se había aquerenciado y se dispone a torear al redondo. Un redondo en el remate del cual, el toro le busca las zapatillas e incluso le persigue por lo que Palazón comienza a trastear al toro y se va a por el estoque de matar.
En la suerte contraria con el toro entre las dos rayas logra una estocada hasta las péndolas que es refrendada con una gran ovación parte del público. Capoteo de los banderilleros y el toro dobla. El puntillero acierta al segundo intento. Cuando el toro es arrastrado, la ovación del público saca a Palazon a saludar desde el tercio.
Sale el sexto y último de la tarde. Nº 62. Madroño. 582 kilos. Nacido en enero del 2012. Negro entrepelado.
Paco Ureña lo trastea con el capote tratando de enseñarle a embestir más que buscando el lucimiento. Lo deja en el capote de uno de sus banderilleros para que lo fije en el burladero de suertes en espera del posicionamiento de los picadores.
Pica Vicente González a cuyo caballo lleva Ureña al toro con lances por delante sin cruzar. Lo deja muy corto. El picador se agarra trasero. El toro da dos apretones para quedarse dormido bajo el peto. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote de Ureña quien lo prueba con tres capotazos antes de desmonterarse  en solicitud del cambio de tercio que presidencia concede.
En banderillas con lidia de Curro Vivas parean; Víctor Hugo Saugar “Pirri” con facilidad prende un buen par. Con mucho riesgo Álvaro López “Azuquita” prende el par. Cierra tercio Víctor con par en todo la alto merecedor de aplausos.
Víctor Hugo cierra al toro a una mano y Ureña se va a por el toro que está frente al tendido 3 e inicia una serie de pases por alto a una mano sobre ambos pitones y seguidamente lo anda por la cara y con un pase contario lo saca los medios donde le ejecuta un redondo que vacía por arriba. Nuevo redondo enganchado por el toro en el remate. Sigue al redondo con un toro que entra rebrincado y remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Con la muleta en la izquierda se va a por el toro. Serie de naturales en los que a pesar de reponer el toro, son buenos. Tras medir el toro el suelo lo remata con un pase de pecho sobre la mano derecha.
Ureña que no se aburre y sigue con la muleta en la izquierda. Naturales sueltos bien iniciados y bien rematados a pesar de tener que trabajar para conseguirlos y que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Muleta en la diestra. Serie de redondos muy quieto pero en el remate el toro repone y tras descomponer la figura, remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Continúa toreando a un toro que se niega a embestir y que escarba. Le roba dos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Se enfrontila con el toro y trata de hacerle embestir pero el agua de este pozo se agotó por lo que Ureña se va a por el estoque de matar.
En la suerte contraria pinchazo arriba sin soltar. En la misma suerte nuevo pinchazo arriba sin soltar. Al tercer intento logra una estocada en la yema. Capoteo de los banderilleros y el toro dobla. El puntillero falla y el toro trata de levantarse sin conseguirlo.
Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Escribano.






















































































































































































































































































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Jyan José Palazón.



































































































































Reportaje gráfico de loa realizado por Paco Ureña.




























































































































































Otras fotos de la Corrida de Adolfo en Alicante.




























































































 

No hay comentarios: