JavaScript

martes, 18 de noviembre de 2014

CUARTA CORRIDA DE LA TEMPERATURA 2014 EN LA PLAZA DE TOROS DE MÉXICO

CUARTA CORRIDA DE LA TEMPORADA 2014 EN LA PLAZA DE TOROS DE MEXICO.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
La corrida 4ª del ciclo taurino mexicano de la temporada 2014 en la Monumental de Méjico cuenta con la actuación del torero español Juan José Padilla (frambuesa y azabache) un torero sobrio, recio que, a decir de los críticos mexicanos tiene un buen concepto del toreo, que actúa junto a los mexicanos: Fermín Rivera verde aceituna y oro y Arturo Mauricio sangre de toro y oro, para lidiar una corrida de Villa Carmela.
El público tributa una gran ovación a Padilla y éste invita a sus compañeros para que salgan al tercio a saludar en su compañía.
El primero de la tarde que correspondió a Padilla era un toro con buen trapío que no obstante parecía estar avisado ya que a los primeros capotazos comenzó a embestir buscando al torero y así continúo durante toda la lidia.
Padilla bastante hizo con quitárselo de en medio sin sufrir percance.
El segundo de la tarde es Madrileño, 510 kilos. Del hierro titular. Es protestado por un sector del público a consecuencia de su escaso trapo y poca cara.
Fermín Rivera le saluda con una serie de verónicas que remata con una media.
El toro no se emplea en el remate de los lances.
Pica  Gabriel Meléndez a cuya cabalgadura lleva Rivera al toro con lances por delante sin cruzar y templados. El toro remiso en acudir al caballo, en medio de las protestas del público. Fermín Rivera le mete prácticamente debajo del caballo. El picador trata de meter las cuerdas pero parece ser que la puya no está suficientemente afilada. El toro aprieta con la cara alta.
Se cambia el tercio y José Mauricio realiza su quite por caleserinas en serie de tres que son jaleadas y remate con una revolera.
La réplica la realiza Rivera por delantales rematados con une media sin mucho lucimiento porque el toro se ha quedado al parecer sin gasolina.
En banderillas con lidia de Felipe Glison, parean Carlos Preciados quien al cuarteo las deja arriba. Segundo Navarro entrando desde muy corto las deja arriba. Cierra tercio Preciados clavando en lo alto en la forma de banderillear mexicana.
Fermín Rivera brinda al público y recibe la ovación pertinente. La faena de muleta la comienza doblándose sobre ambos pitones de los que el toro sale suelto. Cuando vuelve sigue doblándose a medida que lo va ganando terreno. Cuando lo tiene fuera de las dos rayas de picar le administrar un redondos y remate con un pase por la cara sin cruzar tras haber tratado de rematar con el de pecho sobre la derecha.
Tras retirarse del toro y darle tiempo se acerca con la muleta portada en la mano derecha. Serie de excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.
Deja reposar al toro. Se acerca con la muleta sobre la diestra. Cuatro buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
El toro es remiso en embestir pero cuando lo hace lo realiza con nobleza.
Una trinchera los deja posicionado para el toreo al redondo que resulta deslucido porque el tor pierde las manos en el remate de los pases.
Es Rivera un torero con buen temple y que sabe tomar la distancia adecuada en cada pase.
Serie de excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Tras dejar reposar al toro se acerca con la muleta portada en la mano izquierda. Serie de excelentes naturales jaleados por el público. El toro tardea en embestir. Finaliza la serie con un pase del desdén y se retira del toro. Ovación.
Un trincherazo muy bueno lo deja posicionado para el toreo al redondo. Excelente serie de redondos rematados con el de pecho sobre la derecha al que sigue un desplante torero y salida elegante de la cara del toro. Ovación.
Nueva serie de excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda, al que sigue un desplante torero ante la cara del toro.
Tras tomar el estoque de matar se a por el toro. Dos manoletinas que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
En la suerte contraria, pinchazo hondo arriba. Capoteo de los banderilleros. El estoque es escupido. Nueva entrada en la suerte contraria, entrando muy derecho logra una buena estocada refrendada con una gran ovación por parte del público.
El toro dobla. El puntillero acierta y aparecen los pañuelos en los tendidos.  El presidente concede la oreja.
Sale el tercero de la tarde. Manzanito. Un negro de 505 kilos con el hierro de Villa Carmela.
José Mauricio lo saluda con verónicas muy toreras y remata con dos medias sobre ambos pitones. Ovación.
Pica Alfredo Ruiz a cuyo caballo Mauricio lleva al toro con lances por delante muy templados. Cuando el toro se arranca el pìquero se agarra arriba y lo pega. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote del matador quien echándose el capote a la espalda, le administra unas gaoneras que son muy aplaudidas.
En banderillas buenos pares a cargo de Sergio González que es aplaudido.
José Mauricio brinda a un espectador que ocupa barrera.
La faena la comienza con una serie de tres estatuarios que remata con un pase de pecho .
Con la muleta en la zurda logra una serie de buenos naturales en uno de los cuales el toro está a punto de levantarle los pies del suelo. Finalmente remata con un pase de pecho sobre la mano izquierda. Aplausos.
Muleta en la diestra para torear al redondo. Un redondo, tras cambiarse la muleta de mano, un natural. Remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Un trincherazo lo deja posicionado para el toreo al redondo. En uno de los pases el toro está a punto de echarle mano.
Cinco manoletinas que remata con el pase del desdén. Busca la igualada y en la suerte natural, entrando muy derecho, logra una buena estocada que es refrendada con una gran ovación.
Capoteo de los banderilleros. El toro se acula en tablas. Como tarda en doblar, Mauricio ordena a sus banderilleros que se retiren del toro.  Como el toro tarda en doblar han de capotearle nuevamente. Mauricio toma el descabello con el que saca el estoque. El toro dobla. El puntillero acierta.
Aparecen escasos pañuelos en los tendidos y el presidente concede la oreja. El toro es aplaudido en el arrastre.
El toro de regalo
Juan José Padilla regala un toro, el sobrero de la corrida. Es un toro rematado en el trapío. Sonajero.
Padilla le saluda por verónicas a pies juntos, consintiéndole al tiempo que lo gana terreno. Sigue con una buena serie de verónicas a pies juntos que remata con una revolera a la que sigue una brionesa. Aplausos.
Pica Antonio Calvo. Padilla ha de insistir para llevar el toro al caballo de picar puesto que el toro está muy carente de afectividad de embestida. Cuando logra llevarlo al caballo, el picador se agarra trasero, y Padilla le indica que levante la vara.
El encargado de lidiar es Daniel Duarte, mientras los banderilleros toman los palos en un simulacro para que el público se lo pida al matador. Padilla toma los rehiletes. Y brinda el primer par al público quien le tributa una gran ovación.
Padilla en el centro del ruedo. El toro fijo en un burladero. Cuando el toro se arranca, lo cuartea u el par queda ligeramente trasero. Se sube el estribo para poner el segundo par de dentro a fuera. Clava un parf en todo lo alto y recibe una gran ovación.
El tercer par lo va a poner en terrenos de tablas y al violín.  Tras preparación artística y dejándose ver, prende un extraordinario par. El mejor de todos. Recibe una grandísima ovación al tiempo que recibe una diana floreada al tiempo que resuenen los gritos de ¡Padilla!¡Padilla!
Tras humedecer la muleta se dirige al centro del ruedo para brindar al público quien le corresponde con una gran ovación.
Deposita con mimo la montera sobre el albero y se va en busca del toro.
La faena de muleta la comienza con una serie de ayudados por alto. Un natural a media altura mirando al tendido y sale andando de la cara del toro en medio de una gran ovación.
Con pases de tirón saca al toro fuera de las dos rayas. Serie de cinco redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Gran ovación.
Tras dar distancia al toro vuelve a él con la muleta portada en la mano derecha. Cuatro excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Tras dar reposo al toro se acerca a él con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo. Tras natural ayudo a causa de que el viento sopla con fuerza sigue al natural en una serie de cuatro largos y excelentes naturales que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Da nuevo tiempo al toro y se va a por él con la muleta montada sobre la mano derecha. Un pase de las flores lo deja posicionado para el toreo al redondo  donde liga una serie de cinco excelentes redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda. Sale toreramente de la cara del toro. Gran ovación.
Nuevo tiempo al toro para acercarse con la muleta sostenida por el antebrazo izquierdo. Tras el pase de las flores liga otra excelente serie de cuatro redondos que remata con el de pecho sobre la derecha. Nueva serie de seis excelentes redondos rematados con el de pecho sobre la derecha de los denominados de pitón a rabo.
Con la muleta en la zurda logra una serie de excelentes naturales  que remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Algunos espectadores piden el indulto. Padilla deja reposar al toro. Un pase de las flores es el origen de una serie de buenos redondos en medio de los jaleos y los olés del público que está entusiasmado. Remata con un excelente pase de pecho sobre la mano derecha.
Serie de pases de pecho sobre la derecha en cadena. De cambia la m uleta d emano y remate final con el de pecho sobre la izquierda al que sigue un desplante torero dejando el estoque simulado sobre el testuz del toro.
Ahora ya se pide el indulto de manera maxiva.
Padilla solicita del juez de plaza permiso para matar el toro, pero en esse momento arrecía la petición del indulto
Padilla da la porcina. Repite suerte pero ya el toro se queda a medio camino y está a punto de coger a Padilla que sufre un fuerte golpe con la pala del pitón en el pecho.
Una vez concedido el indulto por el juez Chucho Morales, Padilla continúa toreando para complacer con su toreo al público de la México. Le ofrecen una banderilla para que simule la suerte suprema, Padilla la toma, le da unos ajustados molinetes en cadena as al tiempo que lo lleva hacia terrenos de chiqueros y seguidamente se perfila para matar en la suerte natural. Arroja la banderilla al suelo y entra a matar con la mano, cuando vacía la estocada lo hace hacia chiqueros con lo que el toro entra directamente en ellos.
Enorme triunfo de Padilla con este indulto que es el número 28 en la historia de indultos en la México.
¡Extraordinario y variado Padilla en su toreo! Que en el centro del ruedo se funde en un abrazo con su banderillero Dani Duarte.
Me he limitado a reseñar lo acontecido en los tres toros de triunfo en la México.
Reportaje gráfico de lo realizado por Padilla.





















































































Reportaje gráfico de lo realizado por Fermín Rivera.



















































Reportaje gráfico de lo realizado por Arturo Mauricio.




















































Otras fotos interesantes




















No hay comentarios: