JavaScript

viernes, 20 de septiembre de 2013

EL MANO A MANO ROBLEÑO-CASTAÑO CON LOS MIURAS EN NIMES 2013.


EL MANO A MANO ROBLEÑO-CASTAÑO CON LOS MIURAS EN NIMES 2013.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
El cartel original era Castaño-Escribano, pero el percance sufrido por el diestro sevillano en Sotillo de la Adrada obligó a buscar como sustituto a Robleño.
Luce el sol en Nimes. Temperatura 20 ºC con viento de NO de 26 km/hora con ráfagas de 31. Aforo de media plaza.
Realizan el paseíllo Fernando Robleño con un traje tabaco y oro con los cabos blancos y Javier Castaño viste un traje lila y oro con los cabos blancos, seguidos por el sobresaliente y las tres cuadrillas obligatorias de subalternos.
La corrida es del mítico hierro de Miura de la A con asas.
Sale el primero de la tarde. Ganadería de Miura. Nº 23. Dormidero. Un toro muy alto y muy largo de capa cárdena.
Robleño lo lancea en medio de las dificultades del viento que sopla con mucha fuerza, por lo que no se ha podido lucir con el capote. Finalmente lo deja en el capote de uno de sus banderilleros quien lo cierra en el burladero de suertes en espera del posicionamiento de los picadores.
Con dos capotazos, andándole para atrás en su afán de ahorrar lances, lleva al toro al caballo de picar que  monta Alfonso Doblado. Lo deja largo para que el toro al entrar le de un topetazo que hace perder las manos al caballo al tiempo que también él las pierde. Lo saca el banderillero. El toro con los dos pitones escobillados, queda en el capote de Robleño quien, con un capotazo lo deja nuevamente en suerte. Lo deja largo. Cuando el toro se arranca, sin convicción, Doblado le da un picotazo. El toro pierde las manos, circunstancia que el picador aprovecha para colocar la puya en el sitio en medio de las protestas del público. Lo saca el banderillero y se cambia el tercio.
En banderillas, con lidia de Ramón Moya; Ecijano prende arriba. Juan Cantora las deja arriba en el momento en que el toro pierde las manos. Cierra tercio Ecijano con el par en lo alto. Se cambia el tercio.
Robleño brinda a todos los compañeros heridos y especialmente a Manuel Escribano. Tras humedecer la muleta con el agua de la botella de plástico, se va en busca del toro que esta doliéndose mucho a causa de las banderillas.  Con la muleta en la mano derecha comienza su faena de muleta doblándose sobre ambos pitones si bien lo vacía por arriba.  El toro galopa incluso, pero carece de fuerza, por lo que mide el suelo tras los muletazos de Robleño.
Tres redondos a media altura en los que el toro entra rebrincado consecuencia de la falta de fuerzas. El viento molesta en exceso por lo que Robleño no puede manejar la muleta.
Tres redondos sin juntura alguna. Se cambia la muleta de mano y ayudándose del simulado remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. El toro se niega a embestir mientras Robleño en el cite está más pendiente de los inconvenientes que el viento le plantea que del toro quien de continuo pierde las manos y rueda por el suelo.
Aparecen las palmas de tongo mientras Robleño torea al redondo haciendo más de enfermero que de lidiador.
Se lleva la muleta a la zurda ayudándose del simulado tratando de justificarse por el otro pitón. En el primer natural, el toro se le vence peligrosamente por lo que el matador se va a barreras para tomar el estoque de muerte.
El viento arrecia y no le deja a Robleño manejar la muleta en busca de la igualada. En la suerte natural con el toro fuera de las dos rayas de picar, va a entrar a matar, pero ha de volver a trastear al animal tratando de conseguir una mejor situación para la suerte suprema. Entre las dos rayas y en la suerte natural, logra una gran estocada que resulta incluso contraria y en la que en el embroque el toro le da un pitonazo en la banda de taleguilla de la pierna derecha. Cuando el toro dobla, las palmas del público sacan al madrileño al tercio. Saludos desde el tercio.
El segundo de la tarde. Nº 80. Carnelito. 630 kilos. Tostado chorreado del 02/09. Un toro muy alto y muy largo.
Javier Castaño de entrada trata de estirarse a la verónica a medida que ganándole terreno lo saca a los medios.  Recibe aplausos.
Con lances por delante sin  cruzar, toreando al toro y enseñándole a embestir lo lleva al caballo de picar. Como el toro se cierra excesivamente, uno de los banderilleros de Castaño trata de sacarlo de los terrenos próximos a tablas. Cuando el toro se arranca al caballo, el picador Gabín Rehabi se agarra arriba. Tras sacarlo un banderillero lo deja en el capote de Castaño quien con dos capotazos sin cruzar, lo deja muy largo para la segunda entrada al caballo. Realiza muy bien la suerte el picador francés y se agarra arriba. Cuando lo saca el banderillero acusa escasez de fuerzas. En la nueva entrada al caballo Rehabi se limita a señalar el puyazo. El picador es aplaudido cuando abandona el ruedo.
En banderillas con lidia de Marco Galán parean; David Adalid quien clava arriba cuando el toro en el momento del embroque pierde las manos. Fernando Sánchez, al estilo Montoliú, con habilidad ganándole la cara al toro, las deja arriba. Cierra tercio David Adalid con el par arriba a pesar de que el toro en el embroque le echa la cara arriba. Aplausos para los dos banderilleros.
Castaño comienza su faena de muleta, yendo a por el toro que está cerrado en un burladero con la muleta portada en la mano derecha. Se dobla a media altura por ambos pitones y lo vacía por arriba con pases de pecho sobre la mano derecha. Cuando lo tiene fuera de las dos rayas se lleva la muleta a la mano derecha. En el primer redondo el toro se va descaradamente a por el torero y le pone los pitones en el pecho. Castaño sigue con pases contrarios tratando de ver como va por el pitón izquierdo. Se lleva la muleta a la zurda en medio de las dificultades del viento que no le deja asentar la muleta a pesar de la ayuda del simulado. En medio del gazapeo del toro, logra unos naturales sin ajuste puesto que el toro también se ciñe por ese pitón. Finalmente remata con un pase de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.
Castaño tras un pase contrario se queda posicionado para el toreo al redondo. Entre que el toro gazapea y que el viento molesta en exceso, sigue Castaño valiente ante la cara del toro pero sin configurar faena. A fuerza de exponer logra cuatro redondos sin ajuste que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Tras un pase contrario, se queda posicionado para el toreo al redondo. Logra cuatro buenos redondos, no ligados pero sí con  mucho mérito y mucho valor. Dejándole la muleta en la cara logra cuatro buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Nueva serie de tres buenos redondos que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la mano derecha.  Nueva serie de tres redondos. Gazapeo de toro y torero para tras posicionarse llevarse la muleta a la mano izquierda y, ayudándose del simulado, lograr cuatro naturales, sin ajuste, que finalmente remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Aplausos.
En la suerte natural pinchazo arriba que encuentra hueso y el toro escupe. Nuevamente en la suerte natural pinchazo que encuentra hueso. Nueva entrada en la natural y logra algo menos de media estocada arriba pero tendida. En medio del capoteo de los banderilleros suena un aviso. Javier Castaño acierta al primer golpe de descabello y es aplaudido.
Sale el tercero de la tarde. Nº 42. Aperador. 593 kilos. Cárdeno del 01/09. Sale con la cara por arriba y berreando. Barbea tablas y se da un porrazo terrorífico contra la barrera. Robleño se estira a la verónica por ambos pitones al tiempo que ganándole terreno y cuando lo tiene fuera de las dos rayas, remata con una media. Ovación.
Robleño con dos capotazos lo lleva al caballo de picar y lo deja largo. El piquero se agarra muy caído en la paletilla izquierda. Rectifica.
Robleño lo capotea nuevamente y lo lleva a la segunda entrada. Lo deja bastante largo. El toro se arranca y el picador se agarra arriba. Lo saca Ecijano y lo deja en el capote de Castaño quien se dispone a realizar su quite. Dos capotazos de prueba pero como en el segundo pierde las manos lo deja en el capote de Ecijano.
En banderillas con lidia de Antonio Jiménez “Ecijano”, parean; Ramón Moya quien clava un buen par. Juan Cantora al sobaquillo las deja arriba. Cierra Moya con un buen par que es aplaudido.
Robleño con la muleta montada sobre la mano derecha se va en busca del toro. Se le cuela por el pitón derecho en el primer muletazo, por lo que sigue con pases contrarios en uno de los cuales el toro pierde las manos y besa el suelo. Hay necesidad de colearle para que se levante. Palmas de tongo en el público.
El toro se refugia en las tablas y allí Robleño con pases contarios trata de sacarlo. Muleta en la mano derecha dispuesto a torear al redondo. Un buen redondo. En el segundo, el toro pierde las manos. Comienzan los pitos y las protestas en el tendido. Robleño le roba una serie de tres redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Tres buenos redondos ligados. Dos redondos más que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Da distancia al toro para acercarse toreramente con la muleta portada en la mano derecha. Serie de cuatro redondos ligados que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.
Se lleva la muleta a la zurda y ayudándose del simulado, logra una serie de cuatro buenos naturales a media altura, dados de forma aislada y ayudándose del simulado, y remate final con el pase de pecho sobre la mano derecha. Aplausos.
Deja reposar al toro y se acerca con la muleta portada en la mano derecha. Un buen redondo. Nuevo posicionamiento. Tres buenos redondos. El toro se para. Vuelve a buscar distancia. Tres buenos y limpios redondos, aunque no muy ajustados, que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Muleta en la mano izquierda. En el primer natural ayudado es desarmado. Sigue toreando al redondo. Se posiciona muy bien para torear de manera aislada. Toreo a media altura. Remata la serie con tres pases de pecho en cadena.
En la suerte natural con el toro entre las dos rayas, algo menos de media estocada arriba. Capoteo de los banderilleros tratando de levantar la cabeza para que profundice el estoque. El toro se acula en tablas. Robleño toma el descabello y acierta al primer intento. Es aplaudido.
Sale el cuarto de la tarde. Nº 29. Ramillete. 549 kilos. Cárdeno del 02/09.
Tras darse dos vueltas al ruedo, sale suelto del primer capotazo de Castaño y se da otra vuelta al ruedo. Logra hacerse con el toro al segundo capotazo y trata de torear a la verónica pero le falta confiarse en los lances. Finalmente lo deja en el capote de uno de los banderilleros quien trata de llevarlo al burladero de suertes para fijarlo en espera de que se posicionen los picadores.
Cuando trata de llevarlo al caballo, el toro pierde las manos y el público muestra su descontento. Lo deja muy largo. El piquero Fernando Sánchez Muriel se agarra perfecto arriba. Es ovacionado cuando lo saca uno de los banderilleros y lo deja en el capote de su matador. Castaño le administra dos capotazos a media altura y muy suave para dejarlo largo en la segunda entrada. El picador lo estimula levantando la vara al tiempo que le vocea. Cuando se arranca vuelve a agarrarse arriba. Recibe una gran ovación. Vuelve a sacarlo el banderillero y lo deja en el capote de Robleño que se disponía a hacer su quite, pero como el público prefiere ver al toro arrancarse al caballo desiste. No entra el toro nuevamente al caballo porque el presidente cambio el tercio.
En banderillas con lidia de Raúl Blázquez, David Adalid prende un excelente par sacando las banderillas de abajo. El quite se lo hace su compañero Fernando Sánchez quien, coloca un excelente par a pesar de resultar atropellado. Fernando coloca el toro a su compañero Adalid quien prende un excelente par. Ambos banderilleros juguetean con el toro. Se desmonteran los dos banderilleros conminados por los aplausos del público.
Javier Castaño comienza su faena con la mano izquierda agarrado a la barrera. Dos pases por alto sobre ambos pitones. Un pase de pecho sobre la mano derecha. Un redondo que vacía por arriba. Remate final con el de pecho sobre la derecha que dobla con el de la izquierda.
Con pase contrario saca al toro fuera de las dos rayas de picar y allí lo torea al redondo. Serie de cuatro excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Tras dejar reposar al toro sigue sobre la diestra en serie de tres buenos redondos. El toro se para. Castaño se lleva la muleta a la mano izquierda y ayudándose del simulado logra tres naturales en el remate de los cuales resulta achuchado. Dos nuevos naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Sigue sobre la mano derecha. Dos redondos. El toro se para. Nuevo posicionamiento. Dos buenos redondos. Aguante un parón del toro. Un redondo y remata con un excelente pase de pecho sobre la mano derecha.  Se distancia del toro para acercarse con la muleta portada en el mano derecha. Serie de tres redondos de mano baja que resultan enganchados en el remate. Se vuelve a posicionar para seguir sobre la mano derecha.  Serie de redondos sueltos para finalizar con tres pases de pecho en cadena sobre la mano derecha. Salida torea de la cara del toro.
Tras distanciarse del toro se acerca a él con la muleta portada en la mano derecha. Redondos dados de uno en uno tras posicionarse perfectamente y colocándose al toro mediante la técnica del péndulo. Remate final con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Sigue al redondo. Tras tirar el estoque simulado,  torea al redondo intercalando naturales, en tres series.
Tras tomar el estoque de matar, en la suerte natural, con el toro entre las dos rayas logra un pinchazo arriba que el toro escupe. Suena un aviso. En la segunda entrada logra una gran estocada.
Aparecen  algunos pañuelos en los tendidos, insuficientes para que el presidente conceda la oreja.
Cuando el toro es arrastrado las palmas sacan a Castaño al tercio para que tras saludar de la vuelta al ruedo. Vuelta al ruedo.
Sale el quinto. Nº 62. Déjalo. 615 kilos. Negro, bragado del 02/09.
Robleño lancea por ambos pitones a un toro que entra con mucha violencia. Finalmente lo deja en el capote de uno de sus banderilleros para que lo fije en el burladero de suertes mientras se posicionan los picadores.
Cuando lo lleva al caballo de picar que monta Pedro Iturralde, lo deja muy largo. Cuando se arranca, Iturralde se agarra ligerísimamente trasero. Es aplaudido por la ejecución de la suerte. Lo saca el banderillero y, tras dejarlo en el capote de Robleño, éste con dos capotazos lo vuelve a dejar largo. El picador mueve muy bien el caballo tratando de que el toro se fije en él. Cuando se arranca, lanza la vara y clava la puya arriba. El toro sale suelto. Robleño coloca al toro por tercera vez al caballo. Lo deja más largo aún. Iturralde mueve bien al caballo, lanza la vara y se agarra trasero. El toro entra por cuarta vez al caballo y el piquero lo sacude nuevamente.  Y como el toro entra por quinta vez al caballo recibe el quinto puyazo en medio de las protestas del público. Cuando Iturralde abandona el ruedo es aplaudido.
En banderillas con lidia de Vicente Osuna,  Ramón Moya deja el par arriba. Juan Cantora, casi tirándolas, las deja arriba. Cierra tercio Moya con un buen par.
Robleño comienza su faena de muleta, doblándose por ambos pitones a medida que le va ganado terreno a un toro que aprieta bastante. Finalmente remata con un pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Serie de tres redondos. En el cuarto, el toro suelta la cara en medio del pase y dando un derrote seco le pone los pitones en el cuello. Sigue sobre la mano derecha. El toro da un salto en el remate de los redondos.
Robleño se lleva la muleta a la mano izquierda y ayudándose del simulado logra dos naturales ayudados. Sigue al natural mientras el toro gazapea.
Robleño monta la muleta sobre la mano derecha. Dos redondos angustiosos a un toro con mucho peligro ante el que Robleño está muy valiente con el inconveniente de que el viento está muy fuerte.  Sigue al redondo en serie de tres que resultan angustiosos porque el toro va directamente a por él. Remata finalmente con un pase de pecho despegado sobre la mano derecha. Dos buenos redondos. Se cruza ante el toro. Dos nuevos redondos también angustiosos porque el toro en el remate está a punto de cazarlo. Remata con un pase de pecho sobre la derecha. El público puesto en pie le tributa una gran ovación.
Robleño se lleva la muleta a la zurda ayudándose del simulado. Dos naturales sin ajuste alguno. Se lleva la muleta a la diestra. Dos angustiosos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Tras tomar el estoque de matar se va a por el toro. Con pases contrarios trata de buscar la igualada, mientras su apoderado Galindo le dirige. En la suerte natural entrando desde muy largo, pinchazo arriba sin soltar que es aplaudido en la ejecución. Pinchazo arriba que encuentra hueso y es escupido. A la tercera entrada, logra una estocada que resulta delantera y perpendicular. Con el capoteo de los banderilleros el toro se va a las tablas. Robleño acierta al primer golpe de descabello.
Aparecen los pañuelos en los tendidos y el presidente concede la oreja de un toro que es aplaudido en el arrastre.
Sale el sexto de la tarde. Nº 79. Aguileño. 632 kilos. Cárdeno oscuro del 01/09.
En los primeros capotazos de saludo de Castaño, el toro no se emplea. Finalmente sale suelto. Lo torea por la cara sin cruzar a medida que lo gana terreno y una vez en el centro del ruedo lo deja en el capote de uno de sus banderilleros para que lo fije en el burladero de suertes.
Pica Tito Sandoval. El toro sale del capote de Castaño y se va a por el caballo. Fernando Sánchez, que esta protegiendo al equino, le da el capotazo oportuno para que no entre dejándolo en el capote de su matador quien a su vez lo deja en el capote de uno de sus banderilleros para que éste lo deje a altura de la raya de fuera de picar. Cuando el toro entra, falla Tito Sandoval, con el consiguiente Oh de decepción del público. Tito rectifica cuando el toro está apretando en el peto. Le introduce las cuerdas y levanta de inmediato la vara.
Con lances por delante sin cruzar Castaño lleva al toro al caballo y lo deja muy largo. Tito le anima con la voz al tiempo que mueve muy bien el caballo. El toro se arranca. Le coloca un excelente puyazo y levanta de inmediato la puya. El toro sale suelto.
Nuevamente el toro en el capote de Castaño quien lo posiciona para la tercera entrada. Desde el centro del ruedo el toro se arranca y Tito Sandoval se agarra arriba levantando de inmediato la vara. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote de Castaño quien, tras ordenar que se vaya el picador que guarda puerta, posiciona al toro en el otro extremo del óvalo del ruedo.  Tito mueve el caballo perfectamente y cuando el toro se arranca le coloca la puya en todo lo alto recibiendo la ovación unánime de toda la plaza. Cuando se destoca mientras abandona la plaza recibe una gran ovación. El público se va poniendo en pie, como si de una ola se tratara, cuando pasa por debajo de los tendidos.
En banderillas el toro presenta dificultades por lo que en el primer par Adalid ha de pasar en falso. Fernando Sánchez andándole al toro al estilo Montoliú le coloca un excelentísimo par de banderillas. Juguetea con el toro y Castaño le hace el quite.
Adalid quiere poner el par al quiebro y el toro no obedece y se lo lleva por delante. Hace hilo con él y cuando trata de tomar el olivo el toro le cornea en el gemelo de la pierna izquierda. Sangrando abundantemente lo meten entre barreras, pero allí se zafa de todos y sale a cerrar el tercio de banderillas. Nuevamente es cogido y por un golpe de la pata del toro sobre la cabeza queda conmocionado.
Javier Castaño comienza la faena de muleta sacando al toro fuera de las dos rayas para una vez allí administrarle una serie de buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Continúa toreando muy bien al redondo si bien algunos resultan enganchados en el remate. Tres excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Continúa sobre la derecha. Un buen redondo. En el segundo el toro se cierne y va a por él. Se cambia la muleta a la mano izquierda y ayudándose del simulado, dos naturales que remata con el de pecho sobre la izquierda.
Se posiciona delante de la cara del toro y a éste lo posiciona mediante la técnica del péndulo. Buenos redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Continúa por redondos en los que el toro ha acortado mucho la embestida si bien sigue teniendo fijeza y no muestra malas ideas.
Serie de tres pases de pecho encadenados sobre la mano derecha.
En la suerte natural, con el toro por dentro de las dos rayas, mete la mano con habilidad y logra algo menos de media estocada ligeramente tendida. Capoteo de los banderilleros y como el toro no dobla, ha de tomar el descabello y falla el primer intento por realizar la suerte casi en el centro del ruedo. Tras un nuevo fallo, acierta. Ovación.
Reportaje gráfico de lo realizado por Fernando Robleño.










































































Reportaje gráfico de lo realizado por Javier Castaño.




































































Otras fotos de la de Miura.














































No hay comentarios: