JavaScript

miércoles, 21 de agosto de 2013

ENTREVISTA A MANUEL ESCRIBANO MATADOR DE TOROS.



ENTREVISTA A MANUEL ESCRIBANO MATADOR DE TOROS-TOROS.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

Había quedado con Manuel Escribano que me llamaría para después de la siesta realizarle una entrevista. Me llamó por teléfono y de inmediato me dirigí al apartamento de su tío Luís (que fue novillero) situado frente a la plaza de toros de Tarifa. Cuando llegué se estaba poniendo el vestido de torear y, mientras era ayudado por su mozo de espadas en tan sagrada función, le fui haciendo las preguntas a las que el torero de moda me fue contestando con la misma naturalidad con la que torea.
El Cuestionario lo titulé:
“Las veinte preguntas a un triunfador” y fueron estas:
- Oye Manuel, ante todo: Felicidades por los 29 tacos.
- Gracias hombre.
Seguidamente le regalé el último libro que sobre tema taurino escribí titulado: “De pronóstico reservado”. Tras darme las gracias por el obsequio, continué:
-Siempre se ha dicho que el torero de 25, pero tú llegas a plenitud cuatro años después. ¿Qué me tienes que decir al respecto?
- Que un poco tarde. Ja,Ja.
- Un poco tarde…No.
- Bueno. Ha sido cuando me ha llegado el momento y cuando las cosas se han puesto de acuerdo para tirar para adelante.
- Así es la cosa. La caída del cartel por cogida del mandón del escalafón, propició tu ascenso a la cima del toreo. ¿Cómo fue?
- Pues bueno. Una noticia inesperada. Sabíamos que teníamos alguinas opciones, pero nunca pensamos sustituir a “El Juli” en una corrida de Miura. Entonces, un poco sorprendido, pero era nuestra labor de estar preparado y así fue.
- Muy bien..Siempre que voy a tu Peña de aquí, y veo la cabeza de aquel burraco del Conde de la Maza que lidiaste en Sevilla un domingo de Resurrección, recuerdo que de haber tenido un poquito de suerte en ese día el triunfo podía haber llegado unos años antes. ¿Te acuerdas de él?
- Sí claro. Un toro muy complicado. Un toro muy difícil. Una corrida de toros muy mala. Y bueno. Fue en el 2005. Eran los primeros años. Años que no fueron fáciles para mí. Pero bueno, estábamos puesto en Sevilla y era una de las pocas oportunidades que tenía.
- Y tuviste la mala suerte que te pisó a la salida de la larga cambiada a portagayola. ¿Te acuerdas?
- Sí. Pero fue un toro muy malo. Una corrida de toros muy nefasta. No hubo triunfo porque no se pudo puntuar ni pasó nada en esa corrida.
- Efectivamente. En aquella corrida recordarás que uno de los compañeros tuyos de terna que era Salvador Cortés, cortó una oreja, y a la temporada siguiente entró en las corridas de las figuras. Si tú hubieras cortado una oreja, posiblemente hubiera ocurrido lo mismo.
- Pues sí. Posiblemente hubiera pasado lo de este año. Pero no fue así, y las cosas vienen para quien vienen y como son.
- Efectivamente. Bueno el caso es que te descolgaste de la nueva generación de matadores que habían actuado contigo de novilleros y que estaban a tu nivel. Recuerdo que te vi de novillero con todos. Con Perera, con Talavante, con Morenito de Aranda. ¿Tú recuerdas aquello?
- Sí hombre. Toreamos mucho juntos y era con los que competía directamente y andábamos al mismo nivel. Pero a veces es el hombre y sus circunstancias.
- Yo recuerdo que eran Perera, Manzanares y Talavante los que en aquel momento triunfaron. Después quedaron en la cuneta otros entre los que estaban Leandro Marcos, Morenito de Aranda, David Galán. Estos tampoco despegaron y parece que se quedaron ahí. Estaban, estuvieron, están, pero tampoco ahora están despegando. Yo me he fijado y analizado la confrontación que ahora has tenido con ellos, y parece que has sido tú el que has estado toreando.
- Pues sí. Cuando toreábamos, estábamos ahí, estábamos codo con codo. A veces era uno el que estaba arriba, otras veces ellos. Bueno. El torero es el mismo. Otra cosa es que te salgan o no te salgan las cosas, funciones o no, pero la persona es la misma.
- Efectivamente. ¿Tu te has dado cuenta que el número 21 es tu número de la suerte?
- No.
- Pues mira: El número 21 es tu número de la suerte por estos hechos: naces un 21. Un 21 de abril es el día en que te enfrentas al Miura en Sevilla. Hoy cumples 21 corridas toreadas en esta temporada.
-  Pues no sabía que era el número 21.
- Ahora quiero que me confieses tu secreto. ¿Cómo has aprendido a torear tan bien?
- Primero… tienes que llevarlo dentro. Y luego…con trabajo, con entrenamiento diario, lucha diaria y a base de no perder nunca la afición y de querer ir evolucionando día a día. No hay otro misterio.
- No hay otra cosa ¿verdad?
- Y para banderillear tan bien ¿Qué es lo que hay que tener?
- Primero, facultades físicas y luego un dominio extraordinario.
-¿De terrenos?
- Y de todo. Yo no me considero todavía que banderillee del todo bien, pues me falta mucho en banderillas, pero bueno, voy en ese camino.
- Los que te vemos no pensamos así. Pero bien, Nos alegra que seas modesto en ese sentido.
- ¿Cual es tu color de traje preferido?
- El azul marino. Y este que llevo que es un verde botella.
- El verde botella, también es bonito. El blanco también lo llevas mucho
- Llevo rosa palo, pero no blanco.
- Muy bien. Recuerdo una anécdota que te voy a referir. Eras novillero con caballos. Y en Málaga fui a verte a tu habitación en los momentos previos a la novillada y al preguntar por ti a tu mozo de espadas, éste me dijo: Ahí está. Le dije voy a hablar un momento con él y me dijo: “Va a ser difícil”. ¿Qué pasa? Le pregunté. Nada que esta roncando.
Cuando salí del ascensor me encontré con Manolo Cortés (que por entonces era tu asesor artístico) y me Preguntó: ¿De donde vienes de hablar con Manuel? Y hube de decirle:.Sí pero no he podio hablar con él, pues estaba roncando. Cortés dijo:”Hay que fastidiarse con este tío. Si yo hubiera tenido la mitad de la tranquilidad que el posee ¿donde hubiera llegado yo en el toreo?
Y ahora mi pregunta: ¿Tú estás tan tranquilo antes de la corrida o la procesión va por dentro?
- La procesión siempre va por dentro. Pero la verdad es que no lo paso mal antes de la
corrida. Pues soy un tío tranquilo.
- Bueno. Yo me alegro mucho de tu triunfo, porque había pocos que confiaban en ti. De aquí de Tarifa concretamente te puedo decir que me parece que éramos un par de ellos los que confiábamos. Pues siempre dijimos: Manolo tiene que tirar para arriba.
- Pues el resto ya te querían ver de banderillero vistiendo la plata comparándote con tu amigo, Punta cuando entró en la cuadrilla de tu paisano Daniel Luque.
- No haber tomado esa decisión, ha sido afortunadamente decisiva en tu carrera .
- Si está claro, porque yo siempre he confiado en mí. Siempre sabía de mis cualidades y oye no me he aburrido nunca y he seguido realizando mi trabajo y tratando de cumplir mi sueño.
- Me han dicho que juegas muy bien al golf.
- Hay días. Pero juego bastante y no se me da mal.
-Yo no me puedo enfrentar a ti porque nunca lo practique, pero algún día te enfrentaré con mi nieto que ahora tiene diez años y dicen que es un fenómeno.
- ¿El golf requiere técnica igual que el toreo?
- Muchas además. Tiene cosas muy parecidas. El ritmo. Los tiempos. La concentración. La sincronización. La verdad es que hay muchas cosas que se parecen.
- Y tú no sufres de la espalda al dar el swing?
- No que va. Estoy fuerte y..
- La gente se queja mucho de eso.
- Na. Los viejos.
- Muy bien. Bueno Manolo, muchas gracias por esta entrevista y a ver si este año la Peña tira para adelante y hacemos otra semanita igual que aquella que hicimos hace unos años. Pero tienes tu que dar la iniciativa.
- Cuando acabe la temporada será el momento.
- Manolo mucha suerte. Voy a dedicarte el libro. Una de las dos bellas señoritas que estaban en la habitación viendo vestirse al torero me ofreció un bolígrafo con el que escribí: “Para Manuel con todo mi cariño y admiración” Luis.

No hay comentarios: