www.torostarifa.blogspot.com

JavaScript

viernes, 23 de agosto de 2013

LA CORRIDA ESTRELLA ANUAL DEL MES DE AGOSTO EN TARIFA DEL AÑO 2013.



LA CORRIDA ESTRELLA ANUAL DEL MES DE AGOSTO EN TARIFA DEL AÑO 2013.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Antes de nada quiero pedir perdón públicamente al empresario Curro Escarcena (por otro lado amigo) por haber dudado hasta el último momento, de la palabra que públicamente dio en el Casino de Tarifa de que “El Fandi” venía a Tarifa acartelado junto a Manuel Escribano.
Nos alegramos porque esperábamos el pulso en banderillas entre estos dos grandes rehileteros, pero nos quedamos con las ganas, ya que no hubo ofrecimiento de los palos por ninguno de ellos si bien consideramos que tenía que haberlo hecho el más antiguo que además era testigo de la alternativa del más novel.
Ambos pusieron sus palos por separado y sí pudimos ver distintas maneras de concebir la suerte, de exponer y de salir del tercio. ¿Quién mojó la oreja a quien? Es la incógnita que debe resolver quien presenció la corrida y no un simple comentarista (que no crítico taurino) como es un servidor que se limita a narrar pormenorizadamente lo que ocurre en el ruedo.
El palco presidencial, en esta ocasión, ocupado por los que figuran en la lista de la Junta de Andalucía para estos menesteres y que no son otros que Presidente y asesores veterinario y artístico.
Algunas autoridades, entre ellas el máximo mandatario del Consistorio, ocuparon palco anexo al de presidencia, mientras el resto de concejales, aficionados, ocuparon barrera en el tendido de sombra.
Un alguacilillo montando un caballo colín de capa castaña, hizo el despejo de plaza para seguidamente iniciar paseíllo en cabeza, seguido de los toreros y demás componentes de intervinentes en el festejo. Cerro cortejo el tiro de mulillas de los Hermanos Alonso de La Línea de Concepción en medio de los sones de la música de la Banda de Algeciras que interpretó el pasodoble dedicado a “Miguelín”.
La terna actuante compuesta por Manuel Díaz “El Cordobés” (verde botella y oro con los cabos blancos), David Fandila “El Fandi” (negro y oro) y Manuel Escribano (verde botella y oro y también con los cabos blancos) hacen el medio paseíllo por aquello de contar la plaza con una sola puerta del acceso al ruedo. Y como los tres conocían esta circunstancia lo hicieron bien, bajo la batuta del director de lidia, e incluso sonriendo ante el tresbolillo que hubieron de formar con sus banderilleros.
Y con algo de retraso sobre al horario previsto, comenzó esta corrida seminocturna  en medio de un viento de levante que afortunadamente solamente molestó en los dos últimos toros componentes de una corrida desigualmente presentada que tuvo nobleza y falta de casta en general, abundando las encornaduras brochitas característica del encaste Núñez así como las dos capas, negra y castaña dependiendo de las ramas de procedencia.
El peor lote, tanto fenotípicamente como en comportamiento, le correspondió en suerte a Manuel Escribano que fue en definitiva quien toreó pues los otros dos figuras vinieron a cumplir el expediente sin justura en sus lances o pases, aprovechando los picos de la muleta y el toreo fuera de cacho. Alguien a nuestro lado dijo:
“Están como los futbolistas en un partido amistoso. DESMOTIVADOS, tratando de librarse de las acometidas de los toros más que de someterlos en toreo de verdad”.
Media plaza de aforo y es que los veraneantes, con los que se contaba para que llenaran la plaza, bastante tiene con hacer frente al pago de los caros apartamentos que ofrece la ciudad en alquiler y los lugareños, salvo la Peña Escribano que acudió en masa, no pueden pagar los 30 euros que era el precio de una entrada normal. 1200 entradas vendidas y con esta pobre entrada las cuentas no nos salen, pues 1200 X 25 euros = 30.000 euros que no dan para mucho reparto
Manuel Escribano cuando está toreando al miedo en esa acción de desplegar el capote, recibe una gran ovación por parte de los componentes de su Peña Taurina de esta ciudad, que es secundada por el público en general.
Sale el primer toro de la tarde. Un torito castaño que no está rematado por lo que es pitado en la salida mientras sale cuarteando y no remate en ninguno de los burladeros desde los que es llamado. Finalmente se emplaza y a por él se va “El Cordobés”  sufriendo un resbalón inoportuno (afortunadamente sin consecuencias) en el momento del embroque con el toro. El toro que acusa en su vista la luz de los focos de la plaza, mientras Manuel Díaz le esta lanceando sin dejar los pies quietos muy cerrado en tablas. Finalmente remata con una media bastante despegada. Ovación.
Al relance de unos de los capotazos de "El Cordobés" el toro se va a por el caballo de picar y recibe un picotazo sin que el picador le meta las cuerdas. Lo saca un banderillero. El toro muestra escasez de fuerzas.
Manuel Díaz dispuesto a realizar su quite, pero el toro escarba y no quiere capote. Dos mantazos y remate con una media sobre el pitón izquierdo del toro. Su matador se destoca solicitando el cambio de tercio que presidencia concede.
En banderillas haciéndolo todo el banderillero prende un par ligeramente trasero. El segundo prende un par en lo alto.. Se cambia el tercio.
"El Cordobés" tras cumplimentar a presidencia, no brinda. La faena la comienza con pases por alto que remata con un  pase de pecho sobre la mano izquierda, un natural y remate final con el de pecho sobre la izquierda muy despegado.
Se va acercando al toro con la muleta portada en la mano derecha. Dos redondos muy despegados. Tres redondos más entonados y ligados, que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Comienza a sonar la música mientras Manuel con la muleta portada en la mano derecha, le administra una serie de cinco redondos sin ajuste, que remata con el de pecho sobre la mano derecha que dobla con el de pecho sobre la izquierda.
Se distancia del torete y se va acercando a él con la  muleta portada en la mano derecha. Serie de cinco redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha que remata con una trincherilla seguida del pase de pecho sobre la mano izquierda.
Nuevo distanciamiento del toro. Muleta en la izquierda. Un natural a media altura. Sigue con cuatro naturales a media altura. El toro se para. Sigue al natural en serie de dos naturales que remata con un pase de pecho despegado sobre la mano izquierda al que sigue un desplante ante la cara del toro.
Muleta en la mano derecha. El toro que ya no puede ni con el rabo, después de haber embestido con nobleza y humillando. Ha abierto la base de sustentación para mantenerse en pie. "El Cordobés", , insiste con la muleta portada en la mano derecha. Logra una serie de cuatro redondos abusando del pico de la muleta, donde el animalito ha demostrado voluntad de embestir. Tras martinete remate con el pase de pecho de rodillas que provoca los aplausos en el público. Invertido por la espalda que remata por arriba. Un molinete. Desplante. Aplausos.
Con la muleta en la izquierda. Natural a media altura. Le pierde tres pasos entre pases porque no quiere quedar posicionado para seguir al natural. Un natural bueno. Se posiciona nuevamente. Un natural que remata muy largo. Es el pitón izquierdo el pitón bueno del toro. Remata con un pase de pecho sobre la mano derecha. Un natural más y desplante delante de la cara que es aplaudido. Un natural que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Tras catorce minutos de faena, un trincherazo lo deja posicionado para el toreo al redondo. Serie de redondos abusando del pico de la muleta. Un martinete y remate con el de pecho de rodillas sobre la mano derecha. Un salto de la rana, Desplante de rodillas delante de la cara del toro abriéndose la chaquetilla.
En la suerte contraria y entre las rayas de picar mete la mano con habilidad y logra un estoconazo. El toro dobla y el puntillero acierta al tercer golpe de puntilla. Se piden trofeos y el presidente en dos tiempos concede las dos orejas.
De haber estado rematado el toro hubiera sido excelente. Posiblemente fuera de la rama Rincón (por su pelaje) y estos coloraos en este encaste suelen ser buenos.
Sale segundo de la tarde. Un castaño. No remata en el burladero al ser llamado. Sale suelto de los dos lances que le administra "El Fandi" tras haberse frenado en la embestida.  Tras unos lances iba a rematar con una revolera pero como el toro no hizo nada por embestir ha tenido que irse sin el remate.
Ha de trabajar "El Fandi" para llevarlo al caballo de picar pues el toro está muy distraído desentendiéndose totalmente del capote. "El Fandi" con un recorte lo deja como a cuatro metros del caballo. El picador se agarra trasero. El toro aprieta y como el público protesta se cambia el tercio.
"El Fandi "realiza su quite Tres chicuelinas ajustadas que remata con una media. Ovación.
En banderillas. Fandi en el centro del ruedo. Cita al toro. Este se arranca le gana la cara y a todo pasado deja el par caído. Nuevo par con los papelillos con los colores de Granada. Desde el centro del ruedo se va a por el toro y a toro pasado coloca el segundo par. Una de las banderillas queda en la herida del puyazo. Toma el tercer par. Lo prende al violín. Ovación.
"El Fandi" brinda al público y deposita con mimo la montera sobre la arena. La faena la comienza doblándose por ambos pitones. Remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda.
El toro tiene bondad y mete bien la cabeza. Muleta en la diestra. Dos redondos donde le remata largo. En el tercero tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.
Sigue al redondo y tras una serie de tres redondos un pase de las flores y remate con el de pecho sobre la mano derecha. Se queda posicionado para el toreo al redondo. Dos buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la izquierda.
Tras dos molinetes encadenados, se queda posicionado para el toreo al redondo. Dos redondos a media altura, cambio de muleta por la espalda, un natural. El toro se para. Nuevo natural enganchado en el remate. Natural y remate con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Con un pase de pecho sobre la mano derecha cambia de terreno al toro. Muleta en la zurda. Se va acercando al toro. Dos naturales aislados. El toro se para. Tras posicionarse, dos naturales ligados y remate con el pase de pecho sobre la mano izquierda .Tras retirarse del toro, un pase del desprecio y remate con el de pecho sobre la izquierda. Sale toreramente de la cara del toro.
Dos molinetes de rodillas que remata con el pase de pecho sobre la derecha. Dos redondos ligados que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la derecha y dobla con el d epecho sobre la izquierda.
Tras dar reposo al toro. Le administra cuatro buenos redondos a un toro muy noble que embiste como si fuera una babosa sin dar un solo derrote .Sigue el Fandi al redondo en serie de excelentes pases que remata con el de pecho de rodillas sobre la mano derecha. Salida torera de la cara del toro. Ovación.
Con la muleta en la zurda, serie de cinco naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación. Continúa con la muleta en la izquierda. Haciendo el péndulo y dedicando la serie a los de las sombra, tres redondos. El toro se para. Nuevo posicionamiento. Dos redondos y remate de rodillas dando la espalda al toro e inclinándose sobre los cuernos. Gran ovación.
Uno de sus banderilleros le acerca el estoque de matar. En la suerte contraria, pinchazo arriba que encuentra hueso. En la suerte natural y entrando desde muy lejos pinchazo arriba que encuentra hueso nuevamente. Al tercer intento en la suerte contraria logra un estoconazo que es refrendado con la ovación del público. Se pide la oreja que presidencia concede y con ella El Fandi da la vuelta al ruedo.
Sale el tercero de la tarde. El toro más ofensivo por delante de la corrida. Manuel Escribano lo recibe con dos largas cambiadas de rodillas en terrenos frente a Presidencia. Le instrumenta seguidamente una serie de verónicas que remata con una media. El toro está demostrando mansedumbre. Manuel le confía andándole para atrás y seguidamente al relance lo mete en el caballo de picar. El picador se agarra arriba para levantar de inmediato la presión de vara. Lo saca un banderillero y lo deja en el capote de Manuel quien solicita el cambio de tercio siendo el director de la banda de música quien cambia el tercio sin que el presidente hubiera sacado el pañuelo ¡Curioso! Manuel realiza su quite por chicuelinas que remata con una serpentina vistosa. Ovación.
En banderillas, Manuel toma el par de banderillas con los papelillos blancos que llevan en el centro del palo la bandera nacional, y se le brinda al público quien corresponde con la ovación pertinente. Desde el centro del ruedo se va en busca del toro y ganándole la cara asomándose al balcón prende el lo alto. El segundo par de banderillas es similar al primero solamente que no cuadra en la cara. El tercero le inicia sentado en el estribo. Le cierran al toro muy cerca de Manuel y al quiebro y por dentro prende un buen par. Seguidamente tras juguetear con el toro lo para. Gran ovación.
La faena tras pedir permiso a presidencia se la brinda al público y nueva ovación. Se hinca de hinojos y le administra cuatro redondos que remata con el de pecho de rodillas sobre la mano derecha, seguido, ya en pie, de un pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Tras dar distancia al toro se va a por él con la muleta portada en la mano derecha. Dos buenos redondos. El toro se para. Nuevo posicionamiento. Un redondo que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Se distancia del toro y se acerca con la muleta en la zurda. Excelente natural. El toro se para. Se `posiciona ante un  toro muy distraído. Tres excelentes naturales. En el cuarto pierde las manos. Remata con el de pecho sobre la mano izquierda.
Tras dejar reposar al toro, se lleva la muleta a la mano derecha. Un ayudado por alto. Se cambia la muleta d emano por la espalda y queda posicionado para el toreo al natural. Serie de naturales sueltos porque el toro no repite en la embestida. Remata con el pase de pecho sobre la izquierda seguido de un desplante torero.
Ya muy en las cercanías, serie de redondos que remata con el pase de pecho sobre la derecha. Una faena seria, no para la galería sino para aficionados, donde ha toreado muy bien y ha rematado perfectamente los muletazos.
Un redondo. Se queda muy quieto. Remata con el de pecho sobre la derecha. Repite secuencia. Se queda quieto ante la cara del toro haciendo el péndulo.
Un pase de las flores le deja posicionado ante el toro y metido prácticamente entres los pitones le enjareta un redondo que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Cambiado por la espalda y remate con el de pecho sobre la derecha. Desplante de rodillas delante de la cara del toro dándole la espalda. Pase de pecho de rodillas para, tras levantarse, tratar de abanicar al toro pero éste le pisa la muleta y está apunto de desarmarle.
Tras tomar el estoque de matar, serie de cuatro manoletinas, un redondo y a buscar la igualada. En la suerte contraria estoconazo  que hace guardia por el costado izquierdo del toro. Uno de los banderilleros saca el estoque de inmediato.
Manuel inteligentemente lo cambia de terreno llevándosele a terreno diametralmente del anterior y allí en la suerte contraria, haciéndolo todo el torero, le arrea un estoconazo que tumba al toro.
Aparecen los pañuelos en los tendidos de manera mayoritaria  y el presidente concede las dos orejas.
Cuarto toro de la tarde. Un toro brocho que embiste sin afectividad alguna y volviendo al revés en la serie de mantazos que sin dejar las zapatillas quietas en la arena, le está administrando Manuel Díaz "El Cordobés".
El picador realizando la suerte de la aceituna le deja la puya arriba. Lo saca el banderillero y lo deja en el capote de "El Cordobés", quien,  tras dos capotazos bailando, se desmontera.
En la faena de muleta le administra cuatro redondos abusando del pico de la muleta que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Dos redondos. El toro se para. Nuevo posicionamiento de Manuel Díaz. Serie de redondos donde el torero encorva excesivamente el cuerpo y remata con el de pecho de cuerpo también encorvado.
Tras molinete despegado se queda colocado para el toreo al redondo. Serie de redondos abusando del pico de la muleta que remata con el de pecho sobre la derecha y dobla con el de la izquierda ayudándose del estoque simulado.
A un toro que va y viene sin maldad alguna, consecuencia de su falta de casta, le administra una serie de  pases contrarios por alto en cadena.
En la suerte natural estocada hasta las péndolas. Se pide la oreja y el presidente la concede.
Sale el quinto de la tarde. "El Fandi" se estira en una verónica de la que el toro sale suelto. El toro se cierne por el pitón derecho de ahí que el Fandi le remate con la media sobre el pitón izquierdo.
El toro se arranca de largo al caballo y entra con tanta fuerza que se queda bajo el peto. El picador lo pega en exceso ante las protestas del público. Se cambia el tercio.
En banderillas El Fandi a toro pasado coloca el primer par de banderillas arriba. También a toro pasado clava el segundo par de banderillas. Nuevo par a toro pasado. Pide un cuarto par que presidencia concede.y éste es el único que merece la pena.
La faena de muleta la comienza el Fandi con pases por alto. e lleva la muleta a la mano izquierda y sigue toreándolo por alto hasta rematar con un pase de pecho sobre la mano izquierda.
Serie de mantazos por parte de "El Fandi". Un molinete lo deja posicionado para el toreo al natural. En medio de los berridos del toro, El Fandi se defiende de las embestidas más que torear.
Con la muleta en la diestra. Un redondo. Pierde dos pasos entre pases con lo que se queda fuera de cacho. Un redondo que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Molinete le deja posicionado al redondo. Dos redondos que remata con el de pecho sobre la mano derecha. Ayudados por alto que remata con un afarolado seguido del pase de pecho sobre la izquierda.
Dos redondos. Se enrosca al toro en un redondísimo y remate final con el de pecho sobre la mano derecha.
Serie de molinetes en cadena que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
En la suerte natural entrando desde muy lejos pinchazo arriba que encuentra hueso y sale doliéndose de la muñeca. En la suerte contraria metiendo el brazo y jugándose la cornada logra una estocada hasta los gavilanes. El toro rueda sin puntilla. Se pide la oreja y el presidente la concede.
Sale el sexto y último de la tarde. Es el único toro con trapío de la corrida. El toro le entra cruzado en los primeros lances que le administra Manuel Escribano. Aprieta mucho por el pitón derecho.
En medio de un viento de levante que ha comenzado a apretar, Escribano le administra unas buenas verónicas que remata con una media.
En la suerte de varas el picador se agarra muy caído sobre la paletilla izquierda destrozando el cartílago de prolongación. Esta acción inutiliza al toro prácticamente pues a partir de ese momento se ha negado a embestir.
En banderillas cuando Escribano toma el primer par de banderillas comienza a sonar la música. Es un tercio en el que Escribano no ha podido lucirse porque el toro está inútil, no obstante lo cual prende un par al quiebro al violín y por dentro tras mucha insistencia, que levanta al público de los asientos, mientras "El Cordobés" y "El Fandi" dialogan sobre este par en el burladero.
La faena de muleta la comienza con la muleta en la izquierda. Un natural. En el segundo insiste e insiste sin que el toro quiera embestir.
Se lleva la muleta a la mano derecha. Logra, tras mucha insistencia y prácticamente metido entre los pitones, unos buenos redondos bien rematados que finalmente remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
El toro en el momento en que Manuel le quitó la muleta de la cara se echó en el centro del ruedo ante la desesperación de su matador.
Ha de matarlo y ha de entrar varias veces pues el toro no ayuda nada en la suerte suprema.
Antes de nada quiero pedir disculpas a los seguidores de este blog por la calidad de las imágenes, debido a que era tan escasa la iluminación de la plaza de toros de Tarifa que ni con  la máxima sensibilidad 6400 se podían sacar fotografías nítidas.
Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Díaz "El Cordobés".
















































































































Reportaje gráfico de lo realizado por David Fandila "El Fandi",
























































































































































 


Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Escribano.



























































































































































Otras fotos de interés de la corrida.



















































No hay comentarios: