JavaScript

jueves, 27 de junio de 2013

LA CORRIDA ESTRELLA DE LA FERIA TAURINA ALGECIRAS 2013.

LA CORRIDA ESTRELLA DE LA FERIA TAURINA DE ALGECIRAS 2013.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
En la cuestión taurina en más ocasiones de las deseadas, suele cumplirse el aserto de: “Corrida de expectación, corrida de decepción”, por ello advertimos a todos aquellos que se las prometían muy felices antes del comienzo del festejo que,  “ojito”.
Cierto que el cartel era difícilmente mejorable tanto en toreros como en toros, e incluso la meteorología era buena pues había disminuido la fuerza del levante que soplaba con fuerza cuando salimos de Tarifa,, pero…tanta felicidad a veces no es buena por eso Morante nos dio el mitin de la tarde, repitiendo el que nos dio el año pasado, el presidente de la corrida siguió con las indecisiones que le caracterizan a la hora de tomar determinaciones justas y puntuales, los asesores dudan cuando el reglamento está más que claro, los aficionados protestan las decisiones que los espectadores aplauden y en medio de este desbarajuste la corrida se derrumba y muchos aficionados comentan que al año que viene no sacarán el abono, como no lo hicieron para esta feria los vecinos de localidad de años anteriores.
Desastre en la plaza de Las Palomas cuya empresa  tuvo la mala suerte de no acertar con los toros a lidiar en esta edición del 2013, si bien como buen aficionado reconocemos que "a priori" trataron de traer lo mejor para que todo hubiera sido una fiesta y no el funeral que finalmente fue.
Menos mal que en decisión equivocada del público en la petición y del presidente en la concesión, Manzanares salió a hombros y que pudimos ver torear extraordinariamente a Talavante lo que nos compensó de la devolución de cornúpetas lisiados a chiqueros que no necesitaron cabestros y de esas almohadillas que nunca deben ser arrojadas al ruedo. La plaza de Las Palomas más que una plaza de 2ª se comporta como una de 3ª de lo más bajo no valorando el esfuerzo que la empresa hace por traer corridas rematadas como lo demuestra la escasa afluencia de público a los tres festejos mayores.
La hora de comienzo de las corridas ya no es a las 5 de la tarde como tradicionalmente fue hace años, sino que se retrasa 2 horas y media con lo que media corrida. ha de celebrarse con luz artificial y climatología fría que afecta tanto a los toros como a los espectadores mayores que suelen ser los más aficionados. Con este horario entre pitos y flautas los que venimos de fuera a Algeciras llegamos a casa alrededor de la media noche lo que representa un peligro de conducción en esa difícil carretera de regreso a Tarifa.
Para el año que viene sugerimos a la empresa que: cambie el horario, al presidente, a las ganaderías comerciales y así vendrán toreros de verdad y no los figurones que se afligen demasiado ante toros cuando no son de carril y sin fuerzas. Ah y que no se olviden de dar unas ocatavillas con los coletudos actuantes, pues el público gusta de saber quienes actúan en las distintas fases de la corrida.
Sentimos mucho tener que pensar así pero queremos y respetamos a parte de los componentes de la empresa de Las palomas y nos duelen estos fracaso.
Y vamos con el relato pormenorizado de lo ocurrido:
La terna compuesta por Morante de la Puebla (sangre de toro y oro), José María Manzanares ( gris y oro) y Alejandro Talavante (verde y oro) inicia el paseíllo perfectamente acompasados seguidos de cuatro picadores a caballo. A continuación cuatro areneros uniformados de verde y finalmente cierran cortejo los dos tiros de mulillas de los hermanos Alonso de la Línea de la Concepción como si de las plazas de la Maestranza y Madrid se tratare..
Aforo de tres cuartos de plaza con importantes claros en los tendidos de sol 6 y 12, mientras los tendidos de sombra presentan un magnífico aspecto con escaso cemento a la vista.
La tablilla anuncia el primero de la tarde es el número 206. 454 kilos de la ganadería de Núñez del Cuvillo que nació en enero del 2009. Es un toro terciado que no remata en los burladeros tras ser llamado tanto por “Lili” como por Javier Sánchez Araujo. Se da una vuelta al ruedo
Morante de la Puebla lo recibe muy cerrado en tablas con lances de rodilla flexionada de la que el toro sale suelto. A la vuelta, le administra unas buenas verónicas por ambos pitones que son jaleadas `por el público. Remata con una media y recibe la primera ovación de la tarde.
¡El toro carece de fuerza y demuestra flojedad en los cuartos traseros!
Tras desarmar a “Lili”, Morante se va al centro del ruedo para desde allí tratar de llevar al toro al caballo de picar. Con lances por delante sin cruzar templados, lo deja como a dos metros de la raya de fuera delimitadora de la suerte de varas. El toro muy distraído. Recibe un puyacito de Cristobal Cruz y Morante tras administrarle tres mantazos solicita el cambio de tercio. El presidente no se entera. Vuelve a solicitarlo Morante y ahora ya si lo concede.
Cierran al toro en el burladero del tendido 4 para que el picador abandone el ruedo.
En banderillas con lidia de “Lili” parean  Rafael Cuesta  quien a toro pasado clava en lo alto. Sánchez Araujo en el mismo centro del ruedo clava un buen par. Cierra tercio el primero con par arriba.
Morante prueba varias muletas y finalmente la elegida es humedecida con el agua del botijo rotulado con su nombre.
La faena la comienza muy cerrado en tablas, justo debajo del tendido 3 donde nos encontramos y que no podemos ver. Cuando lo saca a la altura de las rayas de picar le ejecuta un trincherazo seguido de un pase por alto. Como el toro está carente de fuerzas lo está toreando con suavidad. Un redondo que vacía por arriba. Remate con el pase de pecho sobre la mano derecha. Nuevo redondo ganando terreno y remete con el pase de pecho sobre la mano derecha.
En los medios, con la muleta en la diestra y en medio de las molestias del viento está buscando con la mirada un sitio donde el viento no pegue. Cuando lo encuentra ejecuta dos redondos buenos. Uno extraordinario con pérdida de dos pasos entre pases, ejecutado a media altura para que el toro no se caiga. El toro se le cuela por el pitón derecho y está a punto de echarle mano. Remate con un pase de pecho sobre la mano derecha.
Muleta en la izquierda. Un buen natural. En el segundo el toro se queda bajo el cuerpo del torero. Morante se posiciona nuevamente. Naturales que remata mandándole muy largo y echándoselo fuera descaradamente.  Serie de naturales aislados porque ha optado por no ligarlos.
Tras dejar reponerse al toro, se lleva la muleta a la mano izquierda y ayudándose del simulado, un ayudado por alto, un natural en el que el toro lo aprieta porque el toro tiene casta, pero le falta fuerza. Un natural que al vaciarlo por arriba resulta enganchado. Un buen natural seguido de otro que resulta enganchado en el remate pero que no obstante han sido jaleados por los partidarios del diestro de la Puebla. ¡El toro sabe lo que se deja atrás! Unas trincherillas sobre ambos pitones y se va a por el estoque de matar.
Tras dejar reposar al toro se acerca con la muleta portada en la mano derecha. Pase por alto a una mano. Un molinete que lo deja posicionado para el toreo al natural. Dos naturales enganchados en el remate.
Con un trincherazo saca el toro a los medios donde le administra unos pases por alto a una mano. Lleva al toro a terrenos de chiqueros  donde no comprendo que vaya a matar en esos terrenos siempre inadecuados. Justo delante de chiqueros está buscando la igualada pero el toro no acaba de cuadrar las manos  consecuencia de haberle dados excesivo número de muletazos.
En la suerte natural pinchazo arriba sin soltar que encuentra hueso. Suena el primer aviso. Morante sigue empecinado en ese inadecuado terreno. Finalmente lo saca a los medios frente al tendido 3. En la suerte natural  logra más de media estocada en la yema. El toro tras barbear tablas dobla .Morante es aplaudido tras ser arrastrado el toro y sale al tercio para saludar.
Sale el segundo de la tarde. La tablilla indica nº 112. 467 kilos. Nacido en enero del 2009. Es un zapatito que sale andando de chiqueros y que tampoco remata en el burladero al ser llamado. Sale como entrepetado de las extremidades anteriores. Manzanares lo lancea templadamente enseñándole a embestir como ya es habitual en el torero alicantino. Se estira, ya en los medios, en unas verónicas por ambos pitones. Como el viento molesta de verdad Manzanares no se ha estirado de capote. Andándole para atrás lo confía para finalmente rematar con una media. En el mismo centro del ruedo se le arranca el toro y Manzanares le da un lance enviando al toro a los picadores que se estaban posicionando,
Tarda mucho en salir el picador que guarda puerta, tanto que ya está posicionado el que va a picar, cuando él inicia la salida al ruedo.
El toro lo han fijado en el burladero del tendido 8. Desde allí Manzanares lo cita. El toro se arranca con alegría y le administra un mantazo del que el toro sale suelto. Con lances por delante sin cruzar lo mete materialmente en el caballo.
¡Parece mentira que a estas alturas el toro esté aún sin fijar! El toro se arranca de lejos al caballo y mientras está apretando al peto el piquero trata de colocar la puya arriba sin conseguirlo.  No distinguimossi es "Chocolate" o Barroso el autor del desaguisado.El toro sale suelto y "canta la gallina" yéndose hacia chiqueros.
Manzanares se hace cargo del toro y lo vuelve a llevar al caballo de picar.  El toro con una sosería impresionante. El piquero se agarra arriba y el público pita el castigo propinado, si bien el toro no ha apretado. Sale suelto y se va a terrenos de chiqueros.
En banderillas demasiados capotazos para dejarlo en suerte por parte de Curro Javier. Juan José Trujillo las deja arriba no sin pasar apuros porque dejó llegar mucho al toro. Luis Blázquez ha de pasar en falso en la primera entrada. En la segunda entrada prende un buen par. Cierra Trujillo, el toro le vuelve a hacer lo mismo y jugándosela las deja arriba. Se destocan los dos banderilleros.
El toro fijado en el burladero del tendido 1. Manzanares comienza su faena de muleta con un pase por alto sobre el pitón izquierdo del toro. Muy tranquilo se va a la altura de las dos rayas de picar. Un pase contrario que ha prolongado y ha convertido en un redondo invertido. El toro entre las dos rayas con la muleta montada sobre la mano derecha tira del toro para sacarlo al tercio. Muleta en la mano derecha. Se acerca lentamente al toro. Dos excelentes redondos. En el tercero el toro pierde las manos. Nuevo posicionamiento. Toreando  como a unos tres metros del toro, serie de tres buenos redondos. Cambio de muleta d emano sobre el pase redondo, un natural y remate final con el pase de pecho sobre la izquierda. Todo realizado con mucha parsimonia y arte.
El toro es tan manso que acaba echándose delante de la muleta de Manzanares. El torero le da mucho tiempo para ver si se repone pero no es cuestión de cansancio sino de falta de casta. Manzanares está haciendo de enfermero con el toro pues no se atreve a bajar la mano para que no se caiga.
Con mucha parsimonia se lleva la  muleta a la mano izquierda. Dos naturales a media altura incluso codilleando en su afán de ayuda. El toro nuevamente se echa ante la muleta de Manzanares.
Con la muleta en la zurda más que torearlo está tratando de que no se caiga. No le baja la mano y le está administrando unos insulsos naturales. El toro se echa por tercera vez.
Todo lo realizado en medio de los sones de la música cuya directora no sabemos que habrá visto de artístico en la faena.
El toro no se quiere levantar aún con el coleo de Juan José Trujillo.
¡Penoso espectáculo! Cuando logran levantarlo Manzanares trata de buscar la igualada. Pinchazo arriba que encuentra hueso y el estoque es escupido. El toro se vuelve a echar para acabar muriendo.
El toro le tributa una gran ovación a Manzanares que sale al tercio a saludar.
Sale el tercero de la tarde. La tablilla anuncia nº 233. 442 kilos. Nacido en febrero del 2009. También de Joaquín Núñez. Otro zapatito que no remata en tablas. Después de darse una vuelta al ruedo lo llama Julio López en el burladero del 5 y remata. En uno de los lances de un banderillero el toro se parte el menudillo de la pata derecha. Tras deliberar Presidencia decide antirreglamentariamente devolver al toro al corral.
Hay dificultades para abrir la puerta de barreras que da acceso a chiqueros. Los mansos no salen ¿Hay mansos? Finalmente lo meten a golpe de capote.
No sabemos si Talavante corre turno u opta por lidiar al sobrero.
Sale el número 31. 482 kilos. Diciembre del 2008 del hierro de Núñez del Cuvillo. Es un bonito toro de capa jabonera.
El toro desdeña los capotes tanto de Valentín Lujan como de Julio López. Se va a los terrenos de nadie y hasta allí Talavante se va en busca de su oponente que ya ha perdido los cuartos traseros en dos ocasiones.
Frente al tendido 6 le administra tres pases de delantal. Dos chicuelinas sobre ambos pitones y remata con una tijerilla de recorte.
El toro ahora parece que ha despertado un poco. Va y viene sin emplearse en absoluto. Talavante le capotea según viene. Pierde las manos.
Cuando entra al caballo nos sorprende a todos porque entra con fuerza e incluso estampana al caballo  de Tulio Salguero contra la barrera del tendido 4.
Talavante dispuesto a realizar el quite, Mientras el picador es aplaudido al abandonar el ruedo. Logra unos excelentes capotazos.
En banderillas con lidia de Valentín Lujan parean; Fernando José Plaza quien, tirándolas desde lejos deja el par desigual. Julio López, a toro pasado, las deja arriba. Cierra Plaza con un par arriba.
Talavante brinda al público y recibe la ovación pertinente.  La faena en la misma boca de riego la comienza con estatuarios. Tres estatuarios. A la salida del último el toro clava los pitones en la arena y da una voltereta.
Talavante con la muleta en la zurda logra unos excelentes naturales en serie de tres que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
El toro con una embestida de carretón. Talavante se lleva al muleta a la mano derecha. Cuatro extraordinarios redondos. Un pase cambiado por la espalda que intercala. Un redondo se cambia la muleta de mano en el pase, un natural y remate con el pase de pecho sobre la mano izquierda en medio de los sones del pasodoble interpretado por la banda de música.
Muleta en la izquierda. Un natural. Le pierde dos pasos. Se vuelve a posicionar. Dos naturales buenos y rematados mandando lejos al toro. Excelentes naturales en serie de tres largos y bien rematados  que remata finalmente con el pase de pecho sobre la izquierda seguido de una trinchera sobre el pitón izquierdo del toro.
Tras dejar reposar al toro se lleva la muleta a la diestra. Tres excelentes redondos. Uno muy de cerca y tras, cambiar la muleta de mano, un natural y remate final con el de pecho sobre la izquierda.
Nuevamente se aleja para acercarse con la muleta montada sobre la mano derecha. Se dispone al toreo al natural. Excelentes natural ajustados a un toro que embiste como si fuera un carretón. Sigue con buenos naturales que remata tras afarolado con el pase de pecho sobre la izquierda.
Talavante se gusta, se recrea y no tiene prisa por finalizar la faena. Se retira del toro. Monta con mucha parsimonia la muleta sobre la mano derecha y se acerca lentamente dejándose ver. Cuando está como a una distancia de tres metros le adelanta la muleta y cuando el toro se arranca logra un buen redondo que liga con otro de buena factura. Sigue con buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Un pase del desprecio seguido de un ayudado por alto a dos manos.
Busca la igualada en terrenos frente al tendido 7. Tirando del toro lo saca de ese terreno de chiqueros. Tres manoletinas, un redondo, se cambia la muleta de mano sobre el pase y sale andando toreramente de la cara del toro.
Busca la igualada debajo de nuestro tendido. En la suerte contraria con el toro sobre la raya de fuera de picar, haciéndolo todo él, logra una excelente estocada hasta los gavilanes.
Capoteo de los banderilleros y el toro que se acula en tablas del tendido 1. Talavante toma el verduguillo pero demora la ejecución por temor al fallo. El toro se resiste a doblar. Suena el primer aviso  Su matador le saca el estoque de matar y acierta al primer golpe de descabello.
Los tendidos se pueblan de pañuelos. El presidente concede la oreja. Se sigue pidiendo la segunda que finalmente no es concedida porque al final disminuyó la intensidad de la petición.
Tras veinte minutos de merienda, en los que nuestras vecinas de localidad dieron buena cuenta de sus viandas y de una botella de fino, va a salir el cuarto de la tarde. Nº 195. 471 kilos. Es de Núñez del Cuvillo. Se trata de un toro castaño con la cuerna engatillada que de salida tiene el mismo comportamiento de sus hermanos yéndose a los terrenos de nadie.
Morante de la Puebla se lo toma con clama quedándose esperándole debajo del tendido 3. Cuando acude, le administra un lance y el toro sale suelto sin que el matador se preocupe mucho de ir a por él para que doble. El toro completamente carente de fuerzas no quiere capote. ¡Comportamiento extrañísimo de toda la corrida hasta ahora!
Hay una bronca impresionante de toda la plaza cuando Morante está tratando de llevar el toro al caballo de picar y el astado pierde las manos en tres ocasiones.
Después de consultar con la veterinaria que asesora el presidente saca el pañuelo verde de devolución.
Sale la tablilla donde reza el próximo toro a salir. Nº 87. 470 kilos con el hierro de Gavira.  Es un toro muy fino, bonito de lámiba, que se comporta de salida igual que sus hermanos de la corrida lidiada ayer en esta misma plaza, no rematando en los burladeros al ser llamado y con clara querencia hacia los tendidos 10-12.
El toro es llevado al caballo y en cuento le coloca la puya en lo alto pierde las manos y se cae debajo del peto. Morante pide el cambio de tercio y el presidente lo concede.
Como no se ha quedado ningún torero con el toro, éste se va a por el caballo que está saliendo al ruedo y menos mal que Julio López que lo está protegiendo lo quita antes de que llegue al montado.
En banderillas Francisco Javier Sánchez Araujo prende un buen par y se queda parado ante la cara del toro que de haber hecho por él lo hubiera cogido. También José Antonio Jiménez “Lili” pasó apuros en los dos pares pues el toro le cortó con peligro. En el último par al sobaquillo deja una banderilla arriba, perdiendo el norte en la salida y no encontrando el burladero para refugiarse. 
Morante con la muleta y con el estoque de matar se va en busca del toro. Lo machetea sobre ambos pitones, mientras un espectador le grita: que "tome el puro  que  se estaba fumando momentos antes y se vaya con su amigo El Pana". De inmediato sin cuadrar y de mala manera a paso de banderilla da un pinchazo sin soltar.
Los tendidos se enojan con Morante y hay gritos de ¡Fuera!, ¡Fuera! que se extienden por toda la plaza.
Nuevamente a paso de banderilla logra media estocada en la yema que tumba al toro, seguidamente se va con el estoque a cumplimentar a  presidencia permaneciendo un rato debajo del tendido 1.
Hay una bronca impresionante hacia el diestro de la Puebla que él se lo toma con la calma acostumbrada. “Échame pan y llámame perro” que traducido  a lenguaje taurino nos llevan a las palabras de  Rafael El Gallo cuando decía que: “los abucheos del público se pasan, pero las cornadas se las lleva uno”. Se refugió entre barreras y aquí acabó la historia de este sonado fracaso.
La tablilla anuncia la salida del quinto de la tarde que es el nº 45 con 476 kilos  con el hierro de Núñez del Cuvillo nacido en enero del 2009. Es un toro de capa jarda  con poca cara y un zapatito de toro.
Manzanares lo lancea enseñándole a embestir más que buscando lucimiento como ya viene siendo habitual en este torero que sabe que las orejas se logran en la faena de muleta y prescinde de todo lo demás que,  para él es superfluo.
Hoy se estira en una serie de seis verónicas que ha rematado con una tijerilla como recorte. Enorme ovación.  Seguidamente se queda con el toro en el centro del ruedo en espera de que el picador tome su lugar reglamentario para realizar la suerte de varas.
Con lances templados por delante sin cruzar, andándole para atrás,  lo lleva al caballo de picar y lo deja como a un metro de la raya de fuera delimitadora. El toro se arranca  El picador se agarra arriba. El toro aprieta y está a punto de derribar. Lo saca Juan José Trujillo y  lo deja en el capote de Manzanares quien lo prueba con dos lances por alto y solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
En banderillas con lidia de Juan José Trujillo, parean Curro Javier quien ganando la cara al toro las deja arriba. Luis Blázquez tirándolas las deja arriba y cierra tercio Curro Javier quien con exposición las deja arriba, mientras Morante oportuno le realiza el quite.
Manzanares comienza la faena de muleta doblándose si bien remata los pases por arriba. Remata con un pase de pecho.
Recoge del suelo una banderilla que le molesta en su camino hacia el toro. Un pase contrario que repite con la finalidad de probarle por el pitón izquierdo y seguidamente se dispone al toreo al redondo. Serie de cuatro redondos a media altura que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.  Continúa al redondo en serie de cinco pases que tras cambio de muleta de mano sobre el pase, un natural y remate con el de pecho sobre la mano izquierda.
La música rompe a tocar el pasodoble Nerva. Con la muleta en la mano izquierda serie de seis naturales bien iniciados y rematados  que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha de los denominados de pitón a rabo.
Muleta en la zurda. Serie de cinco buenos naturales que remata con el de pecho sobre la izquierda. Ovación. Sigue con otra serie de tres buenos naturales a media altura que remata con un pase de pecho sobre la izquierda seguido de un desplante.
Deja reposar al toro. Con la muleta montada sobre la mano derecha la mueve en toques fuertes para que el toro se fije en ella. Un molinete. Tres redondos, un molinete y remate final con el pase de pecho sobre la mano derecha de los denominados de pitón a rabo. El público puesto en pie le tributa una gran ovación.
Nuevo distanciamiento del toro. Se acerca con la muleta sobre la mano izquierda y ayudándose del simulado ejecuta dos ayudados por alto, un natural, un trincherazo sobre ambos pitones y remata tras mucho insistir, pues el toro se paró, con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Entra a matar en terrenos de chiqueros sin que entendamos el por qué y pincha arriba encontrando hueso. ¡No era el sitio adecuado! En la segunda entrada, estoconazo al volapié del que el toro rueda sin puntilla y el presidente del tirón le concede las dos orejas. El toro es aplaudió en el arrastre.
La tablilla anuncia la salida del sexto y último toro de la tarde. Nº 31. 482 kilos. Nacido en diciembre del 2008. Castaño, ojo de perdiz, listón. Nada más salir se emplaza y es Julio López quien lo lleva hasta el burladero y desde allí lo recibe Talavante quien al segundo capotazo se hace con él. Al tercero se estira a la verónica en una serie de lances ganándole terreno y entre las dos rayas remata con una media buena. Ovación.
Lleva el toro al caballo y el piquero se agarra arriba recibiendo una ovación porque de inmediato levantó la presión de la vara. Tras saludar a presidencia por ser el último en actuar se va de la plaza siendo aplaudido por los tendidos a mediad que va pasando bajo ellos hasta tomar la puerta del patio de caballos.
Talavante se ha quedado con el toro dispuesto a realizar su quite. No lo hace y estamos en banderillas donde Valentín Luján  ha pasado un momento de apuro. Julio López prende un buen par. Cierra tercio Valentín con apurillos deja un solo palo arriba.
Talavante comienza con pases por alto sobre ambas manos a medida que va ganando terreno al toro. Ya en los medios, monta la muleta sobre la mano derecha para instrumentar un pase contrario. Tres buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Se distancia del toro. Muleta en la mano derecha. Lo cita adelantando la muleta. Un redondo que liga con otro más. Pases muy despegados ya que está toreando con el pico de la muleta en serie de cuatro que remata con el de pecho sobre la mano derecha.
Se retira nuevamente del toro y acercándose le instrumenta un pase contrario para probarle al natural y seguidamente se lleva la muleta a la mano izquierda. Dos buenos naturales. En el tercero le zancadillea el toro con la pata derecha, lo hace caer, se recupera de inmediato y remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Con la muleta en la diestra, serie de redondos que resultan enganchados en el remate. Seguidamente consigue dos bastante buenos. Uno más que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.
La música irrumpe en un pasodoble. Dos buenos redondos. En el tercero lo desarma. Acuden Luján y Plaza y es Antonio José quien recoge la muleta del suelo, mientras Talavante ha tomado una nueva pañosa..
Continúa al redondo. ¡Demasiado larga la faena!
En la suerte natural bajo el tendido 12 pinchazo arriba que encuentra hueso. Nueva entrada y logra estocada casi entera, desprendida. Toma el descabello y Talavante acierta al primer golpe. Talavante recibe aplausos.
Al abandonar le ruedo, Morante recibe una bronca enorme con lanzamiento de almohadillas. Talavante es despedido con aplausos y Manzanares sale a hombros .
Reportaje gráfico de lo realizado por Morante.

































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Manzanares.
























































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Talavante.

















































































































































Otras fotos de la corrida estrella.









 















































No hay comentarios: