JavaScript

miércoles, 29 de mayo de 2013

TENTADERO EN LA DOCTORA CON MOTIVO DE LA ENTREGA DE DIPLOMAS A LOS AFICIONADOS PRÁCTRICOS DE ALGECIRAS.



TENTADERO EN "LA DOCTORA" CON MOTIVO DE LA ENTREGA DE DIPLOMAS A LOS AFICIONADOS PRÁCTICOS DE ALGECIRAS.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
El Ayuntamiento de Algeciras en colaboración con el matador de toros Salvador Vega y con la empresa adjudicataria de la la Plaza de Las Palomas, organizó el I Seminario Taurino para Aficionados Prácticos. Las clases se desarrollaron en la Plaza de Las Palomas y este domingo tuvo lugar la clase práctica en la finca de "La Doctora" propiedad de los ganaderos Mateo Mateos.
Sale la primera becerra de la mañana. Es grande y su capa es negra peceña. En principio trata de buscar una salida que naturalmente no encuentra. No remata en el burladero cuando es llamada.
Desdeña los dos primeros capotazos de saludo de Salvador Vega y se va a los terrenos de nadie. Tampoco en el tercer capotazo puede hacerse con ella. Se va a por el caballo de picar y sufre un refilonazo del piquero.
Si res cierto ese aserto de que “los gitanos no quieren buenos principios” esta becerra nos deparará satisfacciones finales.
Salvador Vega a fuerzas de conocimientos técnicos se ha hecho con la embestida de la erala y la deja en el centro del ruedo para ver si acude al caballo de picar que naturalmente está situado en los terrenos de contraquerencia a chiqueros. El picador la llama con la voz y la erala acude con presteza. Cuando siente el hierro de la puya, sale suelta.
Ahora es Víctor Nieto quien trata de ponerla para la segunda entrada al caballo. Cuando entra el piquero se queda con ella y la erala empuja. La saca de la suerte Nieto y nuevamente la posiciona para la tercera entrada. La deja como a unos seis metros del caballo. El piquero la llama. Se hace la remolona. El piquero mueve su caballo para coger otro terreno, momento en que la erala se arranca y se da un porrazo enorme con los cuartos traseros del caballo. La saca un banderillero que ayuda en las funciones del tentadero y la deja muy larga, prácticamente en el centro de la plaza de tientas.  El picador la llama con la voz y cuando la erala se arranca el picador cambia de dirección al caballo y nuevo porrazo de la erala contra el peto.
La suerte de varas ha sido regularcilla pero sacamos la conclusión de que la erala ha sido brava para el caballo. Nieto se ha quedado con ella y a una mano trata de cerrarla en el burladero de matadores para que comience la faena de muleta el diestro Salvador Vega., quien sobre el mismo ruedo se dirige oralmente a sus discípulos de curso para analizarles las características de comportamiento de la erala. La erala en su afán de embestir al capote sufre un fuerte porrazo contra la esquina de una de las entradas al burladero.
Vega inicia la faena con un pase contrario por alto. La erala se va muy larga. Ha de ir por ella y con un pase de las flores queda posicionado para el toreo al redondo. Un redondo que remata con una trinchera a media altura. Nuevo posicionamiento. Serie de buenos redondos. Un circular completo y remate final con el de pecho sobre la mano derecha.
Después de darla distancia un pase contrario para posicionarse al toreo al redondo. Excelentes redondos. El último con cambio de muleta de mano. Un natural y remate con el de pecho sobre la mano izquierda.
Comenta a sus alumnos que es una erala extraordinaria  Dos pases contarios para enseñarla a embestir sobre el pitón izquierdo. Muleta a la izquierda. Excelente natural en el que la erala se siente podida de ahí que intente rajarse. Buenos naturales. En uno de ellos resulta acuchado. Remate final con el de pecho sobre la zurda.
Muleta en la derecha. Buenos redondos. Invertido por la espalda que empalma con un natural. La erala decididamente se ha rajado.  .
Salvador cede la erala a los alumnos. Cada uno hace lo que puede. Naturalmente añoramos lo realizado por el maestro y comprobamos que la erala en otras manos no era tan fácil como parecía.
Lo comprobó la única fémina que se decidió a salir para “ponerse delante”. Estuvo ahí ¡Que no es poco! Demostró valor ya que tras ser achuchada pidió el estoque simulado y se fue nuevamente a por la erala. Al final la faltó “cuarto de kilo” y lo expresó oralmente ante toda la concurrencia: “Me falta convencimiento de poder hacerlo”. Ya lo habíamos notado cuando siempre se fue a la erala toreando por contrarios síntoma inequívoco de que la faltaba convencimiento para torear sin taparse.
Siguen varios alumnos que acaban por agotar a la erala. Finalmente puerta paraencontrar el campo.
La segunda erala sale con muchos pies. Remata en el burladero al ser llamada. Salvador Vega trata de pararla con una verónica a pies juntos de la que naturalmente sale suelta. Sin fijarla la lleva con un capotazo al centro del ruedo y allí la deja para que entre al caballo de picar.
La becerra acude al caballo por cuatro veces llevada por Salvador Vega y por Víctor Nieto de amanera alternativa.
En la muleta Salvador comienza con una serie de cinco buenos redondos. En el último se cambia la muleta de mano. Un natural. Continúa por naturales alargando mucho el muletazo. Invertido por la espalda que enlaza con un natural y remata con un excelente pase de pecho. Sus alumnos espontáneamente le aplauden.
En esta erala han salido casi todos los alumnos prácticos que ha ido seleccionando Salvador Vega, hasta agotar las embestidas de la erala.
Ha sido una excelente erala que los ganaderos dejarán para madre como lo demuestra que la han cortado el rabo al final de las numerosas faenas de los alumnos antes de enviarla al campo.
Cuando abren la puerta que da salida al campo entra la primera erala. Y nada más entrara busca la sombra de un burladero para echarse. Está exhausta. Tanto que cuesta mucho trabajo levantarla. Los porrazos en caballo y en burladero la han `pasado factura. Miguel el ganadero trata de descongestionarla cortándola la oreja. ¡Ni por esas! La becerra finalmente muere. Una pena porque hubiera servido como madre por su bravura.
Sale la tercera  que tiene un excelente comportamiento tanto en la suerte de varas como en capote y muleta.
Salvador Vega la ha cuidado mucho. Tanto que unicamente la ha toreado él y sugiere al ganadero que como es excelente no quiere exponerla al agotamiento con la intervención de alumnos.
Ganaderos y Salvador Vega deciden darla suelta después de que el matador se haya lucido en toda clase de pases. Extraordinario entrenamiento para su corrida  de la Feria Real de Algeciras.
Al final en el colmado de la finca, entrega de diplomas a los alumnos y copa de vino español con refrigerio incluido. Cuando la mayoría de los asistentes habían abandonado el recinto Canela nos deleitó hasta las cuatro de la tarde con sus canciones acompañado por sus palmeros y ante la complacencia del ganadero muy aficionado al flamenco.
Reportaje gráfico de lo acontecido en el tentadero,