JavaScript

domingo, 3 de febrero de 2013

PRIMER TENTADERO DEL AÑO EN "LA DOCTORA".



PRIMER TENTADERO DEL AÑO 2013 EN "LA DOCTORA".

Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario ye escritor.

Parece que fue ayer, pero ya han transcurrido 11 meses desde que asistimos al primer tentadero del año finiquitado del 2012 en la Finca “La Doctora” propiedad de los hermanos Mateo Mateos. 
Y nuevamente estamos aquí para asistir a la preparación del matador de toros David Galván y del novillero de la Escuela Taurina de Algeciras Jonatan Jiménez que en esta temporada forma parte de los beneficiados por la generosidad de ayuda de los ganaderos hijos del inolvidable Miguel Mateo “Miguelín”.

Una tarde de sol espléndido, con temperatura impropia de este mes del año que, por algo alguien lo bautizó como “febrerillo el loco”,nos deparó una excelente tarde de tienta donde una vez más no reunimos con los gentiles ganaderos Curro, Miguel, Miguel hijo y mellizos de Miguel, con los aficionados de todos los años,  con algunos alumnos de la Escuela de Algeciras al frente de los cuales se encontraba su director Miguel Ramos “El Merlo” y el subdirector Repullo y algunos novilleros que ya debutaron con caballos, en el año anterior, 
Uno de los asistentes portaba un cartel de la Plaza de Toros de Cádiz del año 1954 donde actuaba el maestro "Miguelín" que iba a regalar a sus hijos.

Tres becerras, dos coloradas y una negra que resultaron bravas y encastadas, que acudieron varias veces al caballo de picar desde larga distancia y que en la muleta propiciaron, sin perder la afectividad de embestida, cerca de cien muletazos.

Las fuerzas estuvieron más bien justas, pero de ahora en adelante con la hierba abundante que vimos poseía la finca consecuente a las últimas lluvias y los días de sol con que la madre naturaleza nos ha obsequiado, estas becerras tomarán fuerzas, cambiarán el pelo de invierno que nos impedía ver los números del herradero y como lo fundamental lo tienen, transmitirán su bravura a sus hijos para que estos, en plaza, nos sigan proporcionando las alegrías que sus madres nos dieron en este día.

La primera becerra es una colorada que nada más pisar el ruedo de la cuidada plaza de tientas, trata de buscar la salida al extrañar el entorno.

David Galván directamente sale a pararla, pues hoy no hay banderilleros encargados de estas funciones. Humilla en los primeros capotazos.

Colocada en el centro del ruedo por indicación de Miguel hijo, que es quien está dirigiendo en esta ocasión el tentadero, acude al ser llamada al caballo de picar que monta Paco quien se agarra delantero y caído si bien es animado por las palabras: ¡”Bien Paco bien”! del ganadero.

A la segunda entrada, se arranca desde el centro de la plaza y empuja con la cabeza baja y fijeza el peto de la yegua traccionadora de picar.

La saca Jonatan Jiménez y la becerra le persigue, hasta el extremo de que nuevamente ha de ponerla en suerte. Desde el centro la llama con la voz y gestos el piquero y la becerra fija en él, tarda unos segundos en arrancarse. Cuando lo hace, el piquero se agarra arriba y la becerra aprieta con fijeza. Miguel ordena que la saquen del caballo. Lo hace el matador David Galván quien la pone nuevamente en suerte. Se arranca de largo y ahora al sentir el hierro amaga con irse. La saca Jiménez y cuando trata de recrearse toreando con el capote el ganadero le recrimina la acción.

Miguel autoriza el toreo de muleta. David Galván  comienza doblándose elegantemente por ambos pitones a la altura del burladero de matadores y al tiempo que la gana terreno la va sacando al centro de la plaza.

Muleta en la diestra para el toreo al redondo. Buenos redondos donde la becerra acosa al torero de ahí que tenga que buscar la distancia para el toreo lucido.

Encuentra la distancia adecuada y la administra una serie de cuatro redondos excelentes de temple y ligazón que remata, tras cambio de muleta por la espalda, con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Excelente el torero y la becerra que ha humillado y acosado al torero tratando de “comerse” la muleta.

David se distancia muchoLa cita. La becerra acude con prontitud y le administra una tanda de cuatro excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.

Cuando David se lleva la muleta a la zurda y la cita, la becerra se cierne en el primer natural. Hace lo mismo en el segundo  David se ayuda del estoque simulado y despidiéndola largo trata de enseñarla a embestir por ese pitón. Lo logra en dos naturales, pero el tercero vuelve a acosarle.

Con la muleta en la diestra vuelve a administrarla una serie de cinco redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la zurda.

Seguidamente el ganadero da una oportunidad a los alumnos de la Escuela de Algeciras quienes andan ligeramente aperreados con la afectividad enorme de embestida que posee la becerra.

Son estos becerristas Jesús Duarte y Hamadi Ibáñez un torero de Marruecos.
El reportaje gráfico de lo acontecido en esta becerra.
 



























La segunda becerra de la tarde es una becerra más pequeña que la anterior de capa negra que sale como un meteoro y se da cuatro vueltas seguidas a la placita de tientas sin reparar en él caballo de picar al que roza cada vez que pasa por sus cercanías.

La para Jonatan Jiménez flexionando la rodilla del lado del lance. Seguidamente la saca al centro del ruedo y allí se estira con el capote en extraordinarias verónicas, elegantes y excelentemente rematadas.

La deja en el centro de la plaza y desde allí acude con prontitud al caballo de picar. .Acosa a la cabalgadura. La saca David Galván tirando de ella con mucho temple para que no se caiga y la deja nuevamente en el centro del ruedo.

Acude de largo al piquero y Miguel ordena que la saquen. Lo hace Jesús Nieto. Tras una nueva entrada al caballo, el ganadero autoriza el toreo de muleta a cargo de Jonatan Jiménez.

Jonatan Jiménez la lleva ,con toreo por delante sin cruzar, al centro del ruedo y allí se lleva la muelta a la diestra dispuesto a torear al redondo.

Excelente tanda de seis redondos dotados de temple exquisito que ha rematado con un buen pase de pecho sobre la mano derecha.

Nueva serie de extraordinarios cinco redondos que la becerra sigue con el morro por el suelo.

¡Excelente becerra y excelente toreo el de Jiménez!

Tras unas series con la izquierda que la becerra toma muy bien, ya comienzan a flaquearle  las fuerzas.

Jiménez  administra unas bernardinas y seguidamente simula la entrada a matar en la suerte natural y en la suerte contraria con pulcritud.

Finalmente la becerra que carece prácticamente de fuerza se raja.

Un solo novillerote la Escuela Taurina la torea porque la becerra a pesar de permanecer con la boca cerrada está extenuada.
Reportaje gráfico de lo acontecido en esta becerra.














































La tercera es otra becerra colorada muy semejante de tipo a la primera que se da dos vueltas a la plaza rematando en cuantos burladeros  es llamada.

Entra al relance al caballo de picar y no obstante se retiene apretando al peto. Cuando sale trata de pararla David Galván . Lo hace artísticamente con mucho temple procurando que no le toque el capote. Al tratar de rematar con un recorte lo hace a destiempo y resulta sucio.

Tras ponerla en suerte la becerra entra al caballo de picar sin convicción.

El ganadero ordena que el caballo se vaya a terrenos de la media querencia. Allí la becerra acude con prontitud lasr dos veces que es llamada.

La becerra se ha ido a terrenos de chiqueros y hasta allí se ha ido por ella David Galván para administrarla una buena serie de redondos templados que ha rematado con otro buen pase de pecho con la derecha.

Un pase las flores es el inicio de una buena tanda de redondos.

Un pase de pecho sobre la derecha y se queda colocado para el toreo al redondo en una serie de cuatro templados redondos que han logrado asentar la embestida de la becerra. De haberse dejado tocar la muleta posiblemente se hubiera descompuesto el animal y no hubiera consentido más pases.

Esta becerra todo lo quería a la media distancia: la entrada en el caballo; los muletazos. No quería ni la larga distancia ni las cercanías. Y estas preferencias las apuntó en la fundamental suerte de varas.

¡Extraordinario David Galván! Templando y rematando.

En esta becerra ha intervenido al final el novillero sin caballos Jesús Nieto quien se ha visto en  apuros porque la becerra requería una lidia templada que sí se la dio el matador Galván pero que estaba muy lejos de ser lograda por el incipiente novillero. Nieto si ha logrado unos invertidos por la espalda en cadena que al ser realizados a media altura la becerra no tuvo inconveniente en tomar. 
El sol nos permitió realizar algunas fotos oportunas y, posiblemente, irrepetibles.
Reportaje gráfico de lo acontecido en esta becerra.


























































No hay comentarios: