JavaScript

miércoles, 3 de octubre de 2012

LA CORRIDA DE REJONES DE LA FERIA DE SAN MATEO VALLADOLID 1978.

LA CORRIDA DE REJONES DE LA FERIA DE SAN MATEO VALLADOLID 1978.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

En la corrida de rejones que estaba anunciada asÍ:
                                          
 
Finalmente fue sustituida por una de Srª. Viuda de D. Antonio Flores Tassara a la que lidiaron los rejoneadores Álvaro Domecq, Manuel Vidrié, Joao Moura y Paulo Caetano.
Ha sido la corrida de toros dotada de mayor bravura y nobleza de todas las lidiadas hasta ahora en la Feria matea, pues salvo el primero que mostró ligera querencia a tablas, el resto fueron buenos sobresaliendo el lidiado en segundo lugar que fue premiado con la vuelta al ruedo. Todos fueron aplaudidos en el arrastre.
Preside el subcomisario Sr. Quintanilla Gómez auxiliado por el asesor artístico Fernando A. Merino.
Sale el primero “Bordador”. Nº 43; negro bragado. El toro de salida muestra una ligera querencia a las tablas. Álvaro Domecq estuvo muy por encima de las condiciones de su oponente al que clavó excelentes banderillas al estribo, no así los rejoncillos de castigo que lo hizo a la grupa. Fallo con el rejón de muerte, pero no obstante, fue ovacionado.


Sale el segundo de la tarde. “Cardenillo”. Nº 31.Negro. Muy bravo. Manuel Vidrié estuvo sensacional, dejando llegar al toro a las proximidades de sus caballos quienes toreaban en la misma cara con la cola. Sin duda “Cardenillo” ha sido hasta el momento el toro más bravo del ciclo ferial taurino 1978 en Valladolid. Un par de banderillas a dos manos levantó al público de sus asientos. De haber acertado con el rejón de muerte al primer intento hubiera cortado los máximos trofeso, pero pinchó antes de lograr un rejón trasero. Presidencia concedió a Vidrié una oreja y la vuelta al ruedo al toro de Tassara.
Sale el tercero. “Barbián”. Nº 49. Negro zaino. Joao Moura a pesar de su juventud demostró ser un consumado jinete y un extraordinario rejoneador. Entusiasmó al respetable al citar muy en corto y en los espectaculares quiebros antes de clavar las banderillas. Destacó un par espectacular que clavó al estribo. Mato de rejón de muerte trasero que necesitó del descabello pie a tierra. Su labor fue premiada con una ovación.

Sale el cuarto. “Ratón”. Nº 53. Negro zaino. Paulo Caetano demostró gran valentía pero también una gran falta de oficio por lo que puso en peligro a sus cabalgaduras a la salida de los embroques. Está en la línea torera de Moura, pero aunque quiebra de frente le falta oficio para salir con éxito de los embroques donde sus caballos son alcanzados frecuentemente. Como se demoró en exceso para pasaportar a su enemigo, estuvo a punto de que éste fuera devuelto vivo a los corrales. Su labor por eso de ser su debut fue silenciada.

Sale el quinto de la tarde que será lidiado por la collera formada por Álvaro Domecq y Joao Moura. “Aceitunero”. Nº 21. Negro entrepelado. Los rejoneadores perfectamente sincronizados deleitaron a la concurrencia por su bien hacer y perfecta monta de sus cabalgaduras. Rivalizaron en las banderillas con pares destacados. Fallaron a la hora de matar pero su labor recibio fuerte ovación.
Sale el sexto. “Oda”. Nº 15. Negro entrepelado. Actuaron en collera Manuel Vidrié y Paulo Caetano que se lucieron en varias intervenciones. Vidiré descordó al toro con el rejón de muerte y esto deslució su labor. No obstante dieron la vuelta al ruedo.
Ampliando la crónica del festejo diré que:
Álvaro Domecq colocó un buen rejón de castigo y un par de banderillas a una mano. A la hora de matar ha de entrar tres veces. Echa pie a tierra y descabella al segundo intento.. Gran ovación y saludo desde el tercio.
Manuel Vidrié tuvo la suerte de que le correspondiera el toro más bravo del encierro. “Cardenillo” salió con muchos pies y lo paró con sus buenas dotes de caballista y técnica torera. Clavó los rejones de castigo en el sitio. Clava un excelente par de banderillas que es ovacionado. Un excelente par de banderillas a dos manos que entusiasma al público. Acaba con su oponente colaborador, de un rejón de muerte que produce derrame bucal. Se le concede la oreja.
Joao Moura para de inmediato a su oponente y le coloca en un “pis pás” tres rejoncillos de castigo en el sitio. Ovación. Cuatro pares de banderillas en el que destacó el realizado en tercer lugar Rejón de muerte y descabello al primer intento. Es premiado con la vuelta al ruedo.
Paulo Caetano. Pasó apuros tras clavar el primer rejón de castigo y resultar perseguido. Dos rejoncillos más que son aplaudidos. Buenos pares de banderillas. A la hora de matar necesita de tres rejones que no caen el sitio adecuado. Tras poner pie a tierra necesita varios pinchazos y varios golpes de descabello para acabar con la vida de este buen toro de Tassara. A punto de sonar el tercer aviso, acierta y el público respira. Es silenciada su labor.
Por colleras todos los rejoneadores estuvieron lucidos tanto en arponcillos como en banderillas pero fallaron a espadas, ya que los rejones de muerte no fueron precisos y deslucieron el éxito final.

No hay comentarios: