JavaScript

lunes, 1 de octubre de 2012

FINAL DEL XIII ENCUENTRO ANDALUZ DE ESCUELAS TAURINAS EN LA PLAZA DE SANLUCAR DE BARRAMEDA.

FINAL DEL XIII ENCUENTRO ANDALUZ DE ESCUELAS TAURINAS EN LA PLAZA DE SANLUCAR DE BARRAMEDA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

Extraordinaria labor la realizada por la Asociación Andaluza de Escuelas Taurinas bajo la dirección de Eduardo Ordóñez al que en su día el Alcalde de Jerez Pedro Pacheco puso al frente de la Escuela Taurina de esa ciudad.
Solamente presenciamos la primera parte del festejo anunciado como Final del XIII Encuentro Andaluz de Escuelas Taurinas por motivo de asustarnos  la climatologíao por lo lejos que se encuentra Sanlúcar de Barrameda de nuestro lugar de residencia Tarifa , pero pudimos ver el extraordinario nivel de preparación que poseen estos jovencísimos aspirantes a toreros.
Todos ellos están bajo las enseñanzas de cualificados matadores de toros que ya están en el retiro y los chavales asimilan sus lecciones pero luego su forma de torear se decanta del lado de sus maestros preferentes a los que tratan de imitar hasta en los más mínimos detalles.
Pudimos ver en miniatura, como si les hiubieran expelido en un estornudo, a los Ponces, Manzanares, Fandiños, representados en esos alevines de toreros que saben parar a un eral, trastearle, torearle con arte y finalmente perfilarse con la espada en posición sesgada como si del mismo José María Manzanares se tratare. Y, también en miniatura, a unos erales con trapío, cuajo y con más bravura que la que poseen sus bóvidos mayores representados.
Vimos con alegría maneras toreras, ansias de triunfo e incluso cabreo ostensible cuando las cosas no fueron rematadas con la espada como la gran faena realizada merecía.
Todo lo que se puede aprender lo han asimilado con nota de sobresaliente, pero naturalmente hay cosas que no se pueden enseñar si no es delante de un toro como es la suerte suprema. De ahí, que ésta sea generalmente la que por no dominarla les conducen a fallos que repercuten en triunfo final, pues el carretón ayuda pero no enseña las reacciones de un toro en libertad de embestida.
Una plaza de toros cuidadísima la de Sanlúcar de Barrameda que presentó un lleno hasta la bandera y donde todo se hizo conforme a Reglamento bajo la presidencia de un señor que nos dijeron se llama D. Manuel Galán y que lleva cerca de veinte años en esta labor. Estuvo acertado en la valoración de las faenas realizadas por los noveles y valoró la petición de un público festivo en su justa medida.
Unos erales de El Serrano de procedencia puro Juan Pedro Domecq que pastan en la finca Campillo del Serrano en el término municipal de Guillena (Sevilla) que fueron muy bravos en los que vimos y donde destacó el lidiado en tercer lugar, un jabonero sucio que con el morro por el suelo no se cansó de embestir ante el chiclanero Manuel Ponce que no estaba anunciado en los carteles y que tras entrar por la vía de la sustitución brindo este eral al maestro de su ciudad Emilio Oliva.
Vimos a todo un torero, José Garrido de Extremadura, cuajado, sobrado de facultades y conocimientos taurinos que, tras una extraordinaria faena, le concedieron merecidamente las dos orejas y el rabo, tras petición unánime de toda la plaza.
Actuó en primer lugar Sergio Páez que tras excelentísima faena de muleta y buen hacer con el capote, ante un eral muy fuerte y complicado que casi manda a la enfermería al segundo de losbanderilleros, tras poner en aprietos a nada más y nada menos que a un experimentado “Corruco de Algeciras”, se convirtió en un “pincha uvas” por motivo de no dominar esta suerte que no se puede enseñar. Lamentamos que no triunfara pues la faena se mereció este premio.
Nos alegramos mucho que La Junta de Andalucía haya apostado y promocione nuestra Fiesta más nacional y que Canal Sur Andalucía esté presente en estos eventos y los transmita al mundo entero a falta de poder televisar corridas donde el poder crematístico prima, de momento, por encima de todos los intereses.
Reportaje grafico de lo que vimos:






























































































 



No hay comentarios: