JavaScript

lunes, 13 de agosto de 2012

LA CORRIDA NOCTURNA DEL 11 DE AGOSTO EN TARIFA.

LA CORRIDA NOCTURNA DEL 11 DE AGOSTO EN TARIFA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Con un cuarto de hora de retraso sobre el horario anunciado y, tras varias fases de palmas de tango por parte del escaso público asistente, apareció el equipo presidencial que hizo correr por los tendidos el rumor de que el retraso se debía a que el camión encargado de transportar la carne de los astados lidiados, tenía problemas de llegada. ¡Incomprensible, pero como así sucedió, así se lo contamos!
Con menos de un cuarto de plaza, en una noche de temperatura espléndida donde el viento no hizo su aparición, se inicia el paseíllo con un jovencísimo alguacilillo que monta un caballo alazán. Le sigue la rejoneadora Lea Vicens que monta un caballo tordo rodado. Y continúa la  caravana, con los dos matadores seguidos por el sobresaliente y resto de componentes del desfile: banderilleros, caballos de picar, monosabios, mulas de arrastre y areneros.
Francisco Ruiz Miguel destocado, al ser la primera actuación de luces en esta plaza, viste un terno nazareno y oro. Antonio Ferrera con la montera puesta, puesto que ya actúo en un mano mano con Manuel Escribano hace unos años, viste un terno verde y oro. Sigue, a unos pasos de los matadores, el sobresaliente José Caraballo que viste un terno azul cielo y oro.
No es la iluminación de la plaza la más adecuada para el reportaje fotográfico, pues el flash no alcanza a la distancia donde se encuentran los protagonistas de la corrida.

















Sale la rejoneadora Lea Vicens, montando un caballo castaño y ataviada con una chaquetilla de terciopelo azul muy oscuro. Tras calentar ligerísimamente al caballo, se va al extremo opuesto de toriles desde donde ordena al torilero que abra la puerta de los sustos.
Sale el primer novillo de la noche. Gurriato. Nº 243. Nacido en el 04/08. Su capa es negra y acapachado de encornadura. Lo para uno de los auxiliadores de la amazona con dos mantazos.El novillo sale suelto y se va a por el caballo de la rejoneadora y ésta lo torea templando la embestida. Como el novillo se ha dado cuenta que no puede coger al ágil caballo, se para. Lea trata de encelar a un novillo que, de momento, está carente de afectividad de embestida.
Tras colocar el rejón de castigo muy trasero, el novillo reacciona. Persigue al caballo, le corta y llega a tocar con los pitones arreglados, la parte trasera de la anatomía equina. Lo torea con la banderola pero como el novillo aprieta en exceso ha de echarla una mano uno de sus auxiliadores para cortar el ritmo de embestida del ahora codicioso novillo.
Toma un segundo rejón de castigo que,, tras un quiebro, prende en mejor sitio que el anterior. La rejoneadora pasa apurillos cuando trata de cambiar de cabalgadura puesto que el novillo se dirige al caballo cuando trata de salir por la única puerta de acceso al ruedo con la que cuenta esta plaza.
En el ruedo un caballo castaño de preciosa lámina, con el que prende una farpa con los papelillos de la bandera nacional. Se va a por el novillo, lo torea, pero el novillo no logra alcanzar al veloz caballo. Se retira del astado y tras lograr que el novillo se fije en la cabalgadura se va a por él, le quiebra a destiempo y, no obstante, logra dejar la farpa caída. Toma una nueva farpa con los papelillos de la bandera nacional y la clava arriba.
Esta señorita monta muy bien a caballo notándose la mano de su maestro Ángel Peralta al que saludamos antes del comienzo del festejo.
Con una nueva farpa en las manos, trata de que el caballo suba sus manos al estribo de la plaza, pero no lo consigue por ser demasiado estrecho y estar demasiado próximo a la barrera (la plaza carece de callejón). Clava una buena banderilla. La amazona realiza unos pasos de alta doma con su caballo. Toma la tercera farpa y torea muy bien al novillo con temple. Se retira del novillo. El caballo hace un tierra tierra y, tras piruetas, se va en busca del novillo. Tras quiebro deja la farpa arriba. Ovación.
Cambia de cabalgadura. En el ruedo un caballo negro peceño que llama con las manos al novillo en medio de los aplausos del público que gusta de estos alardes de doma. Se va a por el novillo y clava la farpa arriba. Ovación. Torea muy bien y con temple, al novillo. 
Toma nueva farpa con los papelillos blancos y no encuentra novillo cuando trata de clavar. Intenta clavar al violín pero falla porque el arpón no prendió. Toma una nueva farpa que clava en la paletilla izquierda del novillo para caerse de inmediato. Nueva farpa en las manos. Entra por dentro de manera expuesta y logra clavarla.
Cambia de cabalgadura. En el ruedo un caballo tordo rodado. Toma una nueva farpa con los papelillos blancos y azules, se va a por el novillo. Tras quiebro, la deja en todo lo alto. Hace una empinada y seguidamente toma otra farpa más, momento en que se distrae la rejoneadora. El novillo hace por el caballo y un auxiliador, muy oportuno, realiza el quite. Nueva farpa en las manos. La clava arriba y el novillo, que se ha venido arriba, la persigue saliendo airosa del trance por los ligeros pies de su cabalgadura.
Nuevo cambio de cabalgadura. En la arena un caballo de capa negra. Toma el rejón de muerte. El novillo emplazado en el centro del ruedo donde espera la entrada del caballo por lo que hace fallar a la rejoneadora en su intento de colocar el rejón de muerte. Toma un segundo rejón que trata de poner pero pincha y el rejón sale despedido. Toma un tercer rejón que coloca en el sitio. La rejoneadora echa pie a tierra. El caballo trata de buscar la puerta de salida que está cerrada como medida de seguridad para que no se salga el novillo. 
Lea solicita permiso a presidencia para tomar los trebejos con la finalidad de tratar de descabellar. Falla repetidas veces sufriendo arreones en los que pasa sus apuros. Acierta al séptimo intento. El público la tributa una ovación calurosa. El novillo es aplaudido en el arrastre. Los aplausos del público sacan al tercio a la rejoneadora quien, animada, da la vuelta al ruedo.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este novillo.



















Sale el primero de lidia a pieVentanero Nacido el 03/2008. Nº 142.Capa negra chorreado en verdugo. Este astado ha dado muchos problemas en el enchiqueramiento de la mañana. Su encornadura es brocha con cierta comodidad para el toreo. Lleva el hierro de la ganadería de D. Joaquín Núñez del Cuvillo.
De salida trata de pararlo Francisco Javier Sánchez Araujo, pero el toro se emplaza en el centro del ruedo. Desde allí se arranca con fuerza al capote que le ofrece su matador Ruiz Miguel. Animándole con la voz, le instrumenta cinco extraordinarias verónicas que remata con una media sobre el pitón derecho y dobla con otra sobre el pitón izquierdo. Gran ovación.
Se queda Víctor Nieto con el toro. El toro en el momento que ve al caballo de picar se arranca a él con la fuerza de una locomotora. Topetazo impresionante y derribo del piquero que sufre una costalada impresionante quedando bajo el caballo. Nieto tira del toro y se lo lleva al burladero del lugar opuesto de la plaza con la finalidad de que levanten al caballo.
En la segunda entrada, el toro estrella al caballo contra la barrera, aguantando el piquero que ha realizado una extraordinaria suerte de varas. Ovación.
Ruiz Miguel se hace con el toro y, tras dos capotazos, lo lleva nuevamente al caballo. En esta ocasión el picador se agarra muy trasero mientras el público protesta el exceso de castigo.
Antonio Ferrera realiza el quite a un toro que, de momento, está muy quedado. Una verónica que remata con una media.
Tras el cambio de tercio, solamente unos cuantos espectadores aplauden a este piquero cuando se retira del ruedo.
En banderillas con lidia de Víctor Nieto quien da tres capotazos buenos al toro recriminado por Ruiz Miguel, parean: Montoya que pasa apuros al cuadrar en la misma cara y el toro hacer por el. Sánchez Araujo quien, a toro pasado, las deja arriba consciente del peligro del toro que corta en exceso y que es advertido al entrar por Ruiz Miguel. Con dos pares arriba, se pide el cambio de tercio que presidencia concede. Víctor Nieto con un capotazo y a una mano lo lleva al burladero de frente a presidencia para que Ruiz Miguel pueda realizar, desde el centro del ruedo,  su brindis al público.
¡Se trata del primer toro que Ruiz Miguel vestido de luces va a estoquear en esta plaza!
Ruiz Miguel con la muleta portada en la mano derecha, se va en busca del toro. Comienza su faena doblándose por bajo. El toro sale suelto de los pases. Nuevos pases por bajo que finaliza con un buen trincherazo.
Con la muleta en la derecha se dispone al toreo al redondo. Dos buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha en el que el toro aprieta y Ruiz Miguel ha de dar el paso atrás.
Comienza a ,sonar la música. Un pase contrario y se posiciona para el toreo al redondo pero el toro le aprieta y le pone en apuros. Nuevamente se posiciona para el toreo al redondo. Se cruza. Un pase contrario. Vuelve a posicionarse. Ruiz Miguel no encuentra el sitio adecuado. Tres redondos abusando del pico de la muleta. ¡Ruiz Miguel ve complicado al toro por lo que no se confía!
Trata de buscarle las vueltas por uno y otro lado cambiándole de terreno y siempre toreando con toreo contrario con la finalidad de taparse de la visión del toro.
Cuando se dispone a torear al redondo el toro se le arranca improvisadamente, el matador no reacciona a tiempo y lo coge de lleno golpeándole en el pecho y cara. ¡Porrazo impresionante que lo deja K.O. Lo derriba y en el suelo lo busca. ¡Ruiz Miguel queda inerte en el suelo! Las asistencia le cogen para llevarlo inconsciente a la enfermería. Momentos de angustia en la plaza y en las localidades de barrera de sombra donde la familia sale precipitadamente camino de la enfermería. Nos angustiamos porque el golpazo nos pareció tremendo. Algo debe estar roto en la caja torácica.
Antonio Ferrera se hace cargo del toro y lo sigue toreando con pases contrarios tapándose de la embestida del toro. Busca la igualada. La encuentra en la suerte natural, logrando una estocada entera que hace guardia sobre el costillar izquierdo de la que el toro dobla. Lo levanta el puntillero, pero el toro dobla nuevamente y ahora  Sánchez Araujo, acierta. Preguntamos a Víctor Nieto sobre el estado de su matador y nos dice que ha recuperado el conocimiento y que se lo llevarán al hospital de Algeciras. ¡Afortunadamente, de momento, es un susto! Un susto del que desgraciadamente Ruiz Miguel está excesivamente dolorido.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.





























































































































Sale el segundo de la noche. Nº 223. Aguaor. Nacido en el 03/07. Es un toro jabonero de lámina bonita. Antonio Ferrera se estira de salida por verónicas animándole con la voz en ¡Mira!, ¡Mira! ¡Mira! Remata con una excelente media verónica. Ovación.
Lo llevan al burladero de suertes situado a  la derecha frente a presidencia, en espera de que salgan los picadores. Ferrera lleva el toro al caballo de picar tras amago del toro por arrancarse de largo al caballo. El piquero se agarra en buen sitio mientras el toro aprieta y desplaza al caballo recorriendo media plaza de recorrido. Lo saca uno de los banderilleros de Ferrera.
Ferrera quita con tres excelentes verónicas que remata con una media.
En banderillas Ferrera toma un par con los papelillos con los colores de Extremadura. El toro se le arranca de largo y Antonio prende un excelente par.
Toma el segundo par de banderillas con los papelillos de los colores de la bandera nacional. Ferrera gustándose en el centro del ruedo. Se va en busca del toro y clava un excelente par en todo lo alto.
Nuevo par de banderillas con los colores de Extremadura. Se sube en el estribo y de dentro afuera coloca un excelente par. Gran ovación.
Tras pedir permiso a presidencia, se va al centro del ruedo para brindar al público.
Con la muleta portada en la mano derecha se va en busca del toro. Comienza su faena cerrado en tablas doblándose por ambos pitones si bien vaciando el pase por arriba. Una trincherilla muy buena, un buen redondo ganándole terreno y remate con el pase de pecho sobre la mano derecha que dobla con el de pecho sobre la izquierda.
Serie de tres excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Gran ovación.
Comienza a sonar la música mientras Ferrera se lleva la muleta a la mano derecha. Lo cita desde muy largo adelantando la muleta. Serie de excelentes redondos que remata con el de pecho sobre la derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda.
Se distancia del toro. Torea sin torear. Muleta en la mano izquierda. Ayudándose del estoque simulado,ejecuta un natural ayudado. Otro más sin ayuda. Nuevos naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Gran ovación.
Un molinete. Se queda posicionado para el toreo al redondo. Dos redondos. Un circular completo. Adelanta la muleta, dos excelentes redondos. Se distancia del toro. Realiza el péndulo ante la cara del toro. Sigue por redondos excelentes, perdiendo dos pasos entre pases. Un pase redondo mirando al público. ¡Extraordinario Ferrera!.
Redondos relajados excelentes que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la derecha. Grandísima ovación.
Se distancia del toro para darle aire. Se acerca lentamente con la muleta portada en la mano derecha. Pide que pare la música. Excelentes redondos jaleados que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda seguido de una trincherilla y salida airosa de la cara del toro.
Cuatro pañuelos del tendido del sol piden el indulto del toro. Un redondo, una trinchera buenísima, redondo por bajo. Nueva trinchera. Remate con el de pecho sobre la izquierda de los denominados de pitón a rabo. Desplante torero ante la cara del toro.
Extraordinaria estocada que revienta al toro y éste cae rodado sin puntilla. Se le conceden las dos orejas.
Tras dar la vuelta al ruedo se dirige a la enfermería para interesarse por el estado de su compañero de corrida Francisco Ruiz Miguel.¡Ferrera, gran torero y gran señor!
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.

































































































El  tercer astado de la noche es un toro que ha de lidiar la rejoneadora Lea Vicens.
La amazona saca un caballo castaño para iniciar le rejoneo de su 2º novillo. Sale un toro Nº 39. Ventanero. Nacido en el 03/08, que antes de amputarle los pitones debería ser un playerote dotado de muchos pies que pone en apuros a la rejoneadora debido al diámetro de la plaza (33 metros) y que también pasa apuros uno de sus auxiliadores cuando trata de echarla una mano y llevarse al presunto novillo.
Sigue la persecución al caballo por parte de un toro muy distraído. Uno de los auxiliadores corta al toro.
Coloca un rejón de castigo ligeramente caído. Enorme persecución del toro al caballo de la que sale airosa Lea Vicens. El público la tributa una gran ovación. Toma un segundo rejón de castigo. Se va al toro trata de clavar antes de encontrar la distancia adecuada y el rejoncillo choca contra los cuernos del astado. Toma un nuevo rejón de castigo y saliéndose de la suerte deja el rejón prendido arriba. Seguidamente lo torea con la banderola con temple llevando al toro pegado a la cola del caballo. Es aplaudida.
Cambia de cabalgadura y mientras sale con el nuevo caballo uno de los auxiliares lancea al toro. En la arena un nuevo caballo de capa castaña. Toma una farpa con los colores de la bandera nacional. Se va a por el toro, lo quiebra y clava arriba si bien la farpa se cae porque ha fallado el arpón. El toro alcanza al caballo y esta a punto de derribarle, momento en que un espectador, que no ha dejado de dar la lata yendo y viniendo delante de nosotros, me priva de realizar la foto del momento. Afortunadamente el caballo no ha sido herido.
Toma una nueva farpa que brinda a la concurrencia. Trata de que el caballo realice una pirueta antes de ir a por el novillo. Tras colocar la farpa, el novillo persigue al caballo saliendo airosa de rejoneadora del trance.
Toma nueva farpa con los colores de la bandera nacional y la clava en buen sitio. Movimientos de alta escuela en el caballo en un tierra a tierra. Cambio de cabalgadura. Sale un caballo negro peceño con el que trata de poner una farpa al violín, pero falla. Nueva farpa y ahora si lo pone al violín aunque muy caída. Aplausos de los tendidos que de día serían de sol. Seguidamente torea al toro con el caballo galopando a dos pistas.
Toma una nueva farpa forrada con papelillos blancos. Saca al toro, aquerenciado a tablas, a los medios. Se retira de él y el caballo lo llama moviendo la mano. Se va a por el toro y realizando el quiebro con mucha anticipación deja la farpa arriba. Seguidamente torea al toro con mucho temple cambiando de dirección entrando por dentro.
Otra farpa más que toma la rejoneadora sin que presidencia ponga coto al abuso de hierros y trata de colocarla al violín sin que prenda el arpón.
Otra nueva farpa que toma. Trata de colocarla pero no acierta.
Cambio de cabalgadura. En la arena un caballo castaño. Toma una farpa, la parte convirtiéndola en banderilla corta, y tirándola la deja arriba.
Cambia de cabalgadura. En la arena un caballo negro de bonita lámina con el que ¡por fin!toma el rejón de muerte. Pincha sin soltar. En la nueva entrada pincha nuevamente y el rejón que parece se va a caer, no lo hace porque está más agarrado de lo que pensábamos. Capoteo de los auxiliadores. Uno de los auxiliadores saca el rejón. Nuevo rejón de muerte. El toro muy quedado, tiene media arrancada por lo que el caballo no se atreve a acercarse a él. Logra un rejonazo delantero y caído, a la altura de la paletilla izquierda que carece de efecto mortífero. Tras el capoteo de los auxiliadores, el toro convertido en un verdadero acerico, se va a las tablas y se echa. El puntillero lo levanta. Lea Vicens solicita permiso para tomar los trebejos para descabellar. Falla por dos veces y por fín acierta.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este novillo.



















Sale el tercer toro de la noche. Guerrita. Nº 745. Es el segundo toro que correspondía matar a Ruiz Miguel pero al no recuperarse, lo va a hacer Antonio Ferrera.
Toro jabonero acapachaíto de cornamenta. Ferrera se va a por él para pararlo y enseñarle a embestir. Una serie de verónicas sin quietud de pies. Remata con un recorte.
En la suerte de varas el toro se arranca al caballo. El picador pasa ciertos apuros pero finalmente coloca la puya arriba.
A la salida del caballo, Ferrera se queda con el toro y le torea por delante con lances de delantal. Una verónica y se destoca solicitando el cambio de tercio.
Ferrera invita al sobresaliente José Caraballo a que realice su quite. Excelentes verónicas de Caraballo que remata con un recorte artístico.
En banderillas Ferrera toma un par de banderillas con los papelillos de los colores de Extremadura se va al centro del ruedo. El toro en el burladero de suertes. Se arranca y Ferrera ganándole la cara prende un excelente par que es ovacionado.
Nuevo par de banderillas con los colores de la bandera nacional. Ferrera desde el centro del ruedo gustándose, trata de fijar la atención del toro. Cuando lo logra, se va a por él y deja el par en todo lo alto. Ovación.
Toma el tercer par. Papelillos de color verde, blanco y negro. Cuando el toro se arranca descompuesto, aconsecuanid e haber sido capoteado en exceso desde el burladero de suertes,  logra dejar el par arriba.
Ferrera saca a los medios a la cuadrilla del torero Ruiz Miguel y les brinda la muerte de este toro.
La faena la comienza doblándose sobre ambos pitones con la muleta portada en la mano derecha.
Da distancia al toro y se acerca con la muleta portada en la derecha dispuesto a torear al redondo. Dos redondos. En el tercero el toro rebrincado en el remate le pone los pitones en cuello. Ferrera le baja la muleta y ahora el toro mete los pitones en la arena. Se posiciona para seguir toreando al redondo. Excelentes redondos que remata con el de pecho sobre la derecha.
Sigue sobre la diestra. Dos buenos redondos. El toro se para. Busca posición. Hace el péndulo ante la cara del toro. Dos nuevos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Sale muy torero de la cara del toro.
Muleta en la izquierda. Ayudándose del simulado le administra un natural. Natural sin ayuda que resulta enganchado en el remate.
El toro no quiere nada por arriba. Ferrera se lleva la ,muleta a la derecha. Serie de redondos buenos que no obstante son enganchados en el remate porque el toro da un tornillazo en el remate. Finalmente tras, cambio de muleta por la espalda. Remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Gran ovación.
Sigue al redondo. Excelente serie de cinco redondos que, tras martinete, remata con el de pecho sobre la derecha y dobla con el de la izquierda. Sale andando de la cara del toro elegantemente en medio de una gran ovación.
Trata de buscar la igualada por medio de pases por la cara sin cruzar. En la suerte natural, pinchazo que encuentra hueso. Nueva entrada en la suerte natural logrando un pinchazo hondo arriba. Ferrera toma el descabello y en solitario trata de que el toro humille. Cuando lo logra acierta al primer golpe de descabello.
Se pide la oreja que presidencia concede.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.





















































































































Sale el último de la noche. Nº 266. Licenciado. Nacido en el 01/08. Es un toro de capa negra. Cómodo de cabeza por ser brocho de cornamenta. Ligeramente bizco del pitón izquierdo.
Ferrera lo recibe con una larga cambiada de rodillas. Ya en pie le administra una serie de buenas verónicas entre gritos de ¡Mira!. ¡Mira!, ¡Mira!. Intercala dos chicuelinas y remata con una media.
En la suerte de varas el toro se arranca de largo y da un fuerte topetazo al peto del caballo que restalla en el silencio de la noche. El piquero se agarra arriba y con esta vara se cambia el tercio.
En banderillas Ferrera vuelve a parear a este toro.
Toma un par de banderillas con los papelillos de los colores de la bandera de Extremadura. Se lo brinda al público y yéndose a por el toro, clava en todo lo alto.
Otro nuevo par para colocarlo al violín.
El tercero lo pone de rodillas y al quiebro al borde las tablas. Quiebra y lo pone por dentro. Seguidamente juguetea con el toro tratando de pararlo. El toro aprieta en demasía y el banderillero ha de hacerle el quite. El público se levante de sus asientos. Gran ovación.
La faena de muleta la inicia de rodillas con pases por alto sobre ambos pitones en dos series finalizando con un pase del desprecio.
Tirando del toro lo saca al centro del ruedo. Un pase de pecho sobre la mano derecha. Se posiciona. Cuatro excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, trata de rematar con el de pecho sobre la mano izquierda, pero como el toro no quiere embestir se retira artísticamente de la cara para quitarse las zapatillas y dejarlas en el centro del ruedo.
Con la muleta portada en la mano izquerda se va en busca del toro para torear al natural. Cuatro excelentes naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
A los sones del pasodoble Nerva, Ferrera ante un toro que tiene nobleza le torea al natural en una serie de cuatro excelentes naturales, el último mirando al tendido que remata con el de pecho sobre la mano izquierda.
Muleta en la mano derecha. Redondo completo. Sigue con una serie de cuatro excelentes redondos que remata con el pase d epecho sobre la mano derecha y sale artísticamente de la cara del toro.
Sigue con otros excelentes redondos en uno de los cuales el toro se le cuela y Ferrera improvisa un natural
En las cercanías se lleva la muleta a la mano izquierda. El toro tiene media arrancada. Hace el péndulo delante del toro para posicionarle para el toreo al natural. Naturales buenos que alarga en el remate.
Sigue al natural metido entre los pitones. Ferrera torea para él. Se gusta y esta alargando la faena en exceso. Veintidós minutos de faena sin que presidencia le mande un recado. Dos pases mirando al tendido y sale airoso y torero de la cara del toro. Sigue toreando al natural en buenos naturales metido entre los pitones. ¡Muy valiente Ferrera!
Tras tomar el estoque de matar trata de buscar la igualada.
En la suerte natural pinchazo sin soltar arriba. El toro estaba encogido. Nueva entrada en la suerte contraria y logra un estoconazo hasta los gavilanes. El toro cae sin puntilla y se piden las dos orejas y el rabo que presidencia concede.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.






























































































Otras fotos del acontecimiento.







































No hay comentarios: