JavaScript

miércoles, 11 de julio de 2012

CORRIDA DE CEBADA GAGO EN SAN FERMÍN 2012.

CORRIDA DE CEBADA GAGO EN SAN FERMÍN 2012.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

Una presidenta sin criterio, dio al traste con una corrida que podía haber sido antológica si el palco hubiera estado acertado, pues los derroteros de una corrida dependen en gran manera de lo que el palco decida en momentos puntuales. ¡Los políticos a trabajar en su función que no siempre es la suya!
La corrida que D. Salvador García Cebada eligió, antes de morir, para Pamplona fue una corrida pareja, seria y astifina que hizo honor a su sangre Carlos Núñez - Jandilla y acabar con su calificación de corrida dura, y la terna de matadores lidió con posibilidades diversas; pues mientras Antonio Nazaret bordó el toreo al natural en su segundo toro, Morenito de Aranda se preocupó en exceso de componer la figura en bellos muletazos enganchados excesivamente en el remate y luego, su falló a espadas, le privó de triunfar en Pamplona, y, el casi local, Fernando Marco pecó de sobriedad en su toreo de gran mérito al tratarse de la primera corrida de la temporada.
Fernando Marco se llevó el mejor lote y cortó la oreja de su 2º cuando había realizado más méritos en su 1º, pero en piciazo de la presidenta se equivocó por decisiones tomadas por sus asesores. Buenas verónicas en su primero seguidas de chicuelinas. Comenzó de rodillas en el centro por redondos que remató con un moliente de rodillas. Siguió con buenos redondos y naturales, pero como pinchó antes de lograr la estocada los asesores quisieron poner el listón a la altura de la plaza de Pamplona y no concedieron la oreja llamándose andana a la consulta de la fémina presidente.
En su segundo al que toreó con menos profundidad, aunque con las mismas ganas, lo tumbó con descabello tras estocada desprendida y presidencia compensando concede la oreja.
Reportaje gráfico de su labor general.





















































































































Morenito de Aranda toreó a su primero con suavidad y gusto pero sin profundidad. Su elegancia y facilidad no llegó a los tendidos y por ello, tras pinchazo previo a la estocada, se fue de vacío.
A su 2º que derrotaba en el remate de los muletazos con un tornillazo peligroso y desagradable, no fue capaz de quitarle tal manía al no lograr que humillara. Pinchó dos veces antes de lograr la estocada y recibió el aviso de la demora.
Reportaje gráfico de su labor general.
































































Antonio Nazaret toreó muy bien de capote y muleta a su primero demostrando temple y despaciosidad. El toro le enganchó en exceso en el remate de los pases. Fue ovacionado tras no lograr un número aceptable de pañuelos de petición en los tendidos.
En el sexto de la corrida bordó el toreo al natural a un toro que fue el mejor de la corrida en la muleta pues de salida ofreció poco en el toreo de capote y en la suerte de varas careció de fijeza y exceso de gazapeo. Cuando se pensó que nada había que hacer, surgió Nazaret que toreo estraordinariamente al natural y a  pesar de que pinchó antes de lograr la estocada, presidencia concedió la oreja pedida unánimemente en los tendidos en estos tiempos en que la suerte de matar no es la suprema. Oreja que le vendrá muy bien en esa remontada que viene haciendo en su oficio taurino.
Reportaje gráfico de su labor general.










































































































Otras fotos de la corrida.