JavaScript

jueves, 9 de noviembre de 2017

POLÉMICA PONCE-JOSÉ TOMÁS.

POLÉMICA PONCE-JOSÉ TOMÁS.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Hace dos semanas la promoción de Veterinaria 1961-67 de la Universidad Complutense de Madrid, celebró las BODAS DE ORO de salida de la Facultad. Los que pertenecemos a ella organizamos una comida en el Restaurante Club 31 y a la finalización de la misma el compañero Antonio Martín del Moral nos invitó en su calidad de socio al Casino de Madrid a una copa de Ron.
Otro de los compañeros Alberto Gómez Pérez ganadero de bravo en su día, me atacó, de manera casi despiadada (es broma), con el tema taurino al ser un servidor de ustedes el único que ha tratado el tema toros.
Cómo incidió mucho en las diferencias entre Ponce y José Tomás y me preguntó, aseverando por delante, que yo no tenía ni idea del asunto, no entré al trapo y lo dejé para contestarle en este blog donde homenajeo a la promoción y lo hago de la manera siguiente:
Alfonso Enrique Ponce Martínez. Nacido en Chiva (Valencia) el 6 de diciembre de 1971. Tomó la alternativa el 16 de mayo de 1990 en Valencia de manos de Joselito y teniendo de testigo a Miguel Báez “El Litri”. Confirma en Madrid el 30 de septiembre de 1990  actuando de padrino Rafael de Paula y de testigo Luís Francisco Esplá.
CUATRO puertas grandes en Madrid.                                               
José Tomás Román Martín nacido en Galapagar (Madrid) el 20 de agosto de 1975. Fue en México, en donde se hizo torero al tener que emigrar de España en busca de oportunidades. Allí tomó la alternativa el 10 de diciembre de 1995 teniendo por padrino a Jorge Gutiérrez y a Manuel Mejía como testigo. Confirmó en Madrid el 14 de mayo de 1996 de manos de Ortega Cano y  con “Jesulín de Ubrique” como testigo.
OCHO puertas grandes en Madrid.
Ahora es difícil verlos actuar juntos, pero antes sí lo hacían. De hecho lo hicieron en 65 actuaciones algunas de las cuales fueron presenciadas por quien esto escribe con resultados desiguales en la balanza de méritos.
Les vi en Granada el 8 de junio de 1996, en la primera vez que actuaron juntos, donde José Tomás salió a hombros. Después les vi en Valladolid el 18 de septiembre actuando con Manolo Sánchez y también en la última actuación que tuvo lugar en Valladolid en el año 2002.
En 1999 en México, José Tomás fue postergado a favor de Ponce y “Juli” y ese año en España se anunció tres tardes en Sevilla y cuatro en Madrid  donde Ponce no apareció por ningún lado. Afirmó: “Yo no he tenido nada con Ponce. A lo mejor me tiene miedo. Está claro que me huye”.
Tras haber toreado juntos en tantas ocasiones, me da en la nariz que esta animadversión viene del ya lejano año 2002 cuando José Tomás se retiró del toreo tras una corrida en la que no se le reconoció una gran faena mientras a sus componentes de terna (Ponce y Leandro Marcos) se les sacó a hombros por la puerta grande de Valladolid y que un servidor de ustedes tuvo el privilegio de ver desde un burladero de callejón y los vellos de los brazos se me pusieron como escarpias al ver cómo cada vez que el toro pasaba por las proximidades del cuerpo del torero de Galapagar se llevaba prendidos los hilos de oro del vestido de torear en las esquirlas de de la vaina de los pitones.
Realizó una faena muy meritoria de valor y estética y no salió por la puerta grande porque el público vallisoletano  y quien en esa ocasión presidía la corrida no la valoraron, mientras sí lo hizo con las faenas realizadas por sus compañeros de terna  que ni por asomo se acercaron a la verdad torera del madrileño.
Al final de la corrida le vi descompuesto, malhumorado y destrozado anímicamente en el Hotel Meliá Parque que el amigo Rafael (q.e.d) poseía en la calle García Morato de la ciudad vallisoletana.
¡Todo torero, como hombre, tiene su orgullo y su competitividad!
A partir de ese momento serie de declaraciones cruzadas, -en las que los periodistas taurinos han tenido su culpa-, entre ambos grandes toreros y ¡enemistad al canto! que diría un castizo
José Tomás hizo unas declaraciones en el 2007: “Ponce es un gran torero pero el toreo lo entiende de una manera totalmente contraria a la mía ya que arriesga lo menos posible, no pasa determinadas líneas  y yo no lo entiendo así, pues yo entiendo el toreo como algo en que hay que arriesgar al máximo”
El galapagueño no rectifica el terreno que pisa. Tiene valor y grandes cualidades artísticas.
Con el capote; sus gaoneras a pies juntos, citando de frente y embarcando al toro hacia los adentros, tienen verdadero mérito.
Sus naturales son verdaderos y académicos, citando de frente y a pies juntos.
Ponce debió mosquearse con estas declaraciones, pero como es “buena gente” cuando celebró las bodas de plata de su alternativa parece ser que debió “echar pelillos a la mar” y declaró que: “no tenía inconveniente en torear un mano a mano con José Tomás”
Para el Domingo de Resurrección 4 de abril del 2010 el empresario de la plaza de toros de Málaga trató de juntar a ambos matadores de toros en un mano a mano, sin conseguirlo. En el año 2016 concretamente con fecha de 28 de diciembre se anunció un mano a mano con toros de Miura, en la que actuaría de sobresaliente Chapurra y que se celebraría el 1 de enero en Lliria pero que como era natural por la fecha anunciada se trataba de una inocentada.
¡Hasta ahí, cada uno en su sitio! Pero en la temporada pasada la Feria septembrina de Valladolid no contó en sus carteles con Ponce al parecer porque lo vetó José Tomás a pesar de que el empresario Toño Matilla había dado la fecha del día 9 de septiembre a Ponce quien también estaba de acuerdo en torear el día 4 en la corrida homenaje a Víctor Barrio.
José Tomás eligió la fecha del 9 de septiembre y puso como condición que no entrara Ponce en el cartel, ya que de hacerlo tampoco estaría él en la fecha del 4. ¡Y como los intereses económicos son los que imperan! Ponce se quedo fuera del cartel.
Posteriormente José Tomás continuó su guerra particular con Ponce quien también se queda fuera de la corrida monstruo del 12 de diciembre en la Plaza México a favor del desastre consecuente al terremoto mexicano.
Ponce se ofreció para esta corrida en compensación a los mexicanos del cariño recibido, pero ya la empresa organizadora y José Tomás habían urdido otros planes donde Ponce no tenía sitio a pesar de haber triunfado esta temporada en esa monumental.
Ahora las relaciones están más que tirantes.
Hay una gran diferencia en sus formas de concebir el toreo ya que; mientras José Tomás opta por la verdad, Ponce se inclina por el lado estético; muy valorado por el público asistente y no tanto por el aficionado al que le gusta la cercanía y la verdad.
Ponce  torea muchas corridas al año sin limitaciones de número. José Tomás lo hace a "cuenta gotas" pero ha de luchar contra el desgaste que supone el prodigarse poco lo que conlleva expectación, presión, repercusión y responsabilidad dimanadas de que revienta las taquillas.
Ponce está de acuerdo que sus corridas sean televisadas  (naturalmente cobrando los derechos de imagen), en cambio José Tomás desde hace años hizo el boicot a la tele además de que nunca quiso ser esclavo de las empresas taurinas, si bien acabó siendo moneda de cambio de las constructoras  en forma de entradas de sus actuaciones a los clientes importantes, aunque esta circunstancia no depende de él.
Ponce se lleva estupendamente con la prensa mientras José Tomás es tildado de raro por ella. Todo se debe a que no vende al no conceder entrevistas y no ser habitual en los actos sociales, por eso se le criticó que no permaneciera sentado, junto a sus compañeros galardonados, en los laterales  del escenario en la Gala de los Trofeos Taurinos organizada por la Diputación de Valencia para homenajear a los triunfadores de las ferias de Fallas y de junio de los años 2011, 2012 y 2013. El de Galapagar accedió  al escenario desde los bastidores; recibió el trofeo; dirigió unas palabras al público asistente y, tras agradecer el trato dispensado a todas las personas que le atendieron durante su larga convalecencia tras la cornada de Aguascalientes, hizo “mutis por el foro”.
Ponce siempre en sus declaraciones encuentra en el toro dificultades que él lima, mientras José Tomás nunca analiza sus faenas, las hace y punto.
El caché de José Tomás es inigualable e inalcanzable por sus compañeros de oficio. Él con cuatro corridas gana más que el resto en toda la temporada. Es una persona espléndida cómo lo demuestra al pagar a su cuadrilla toda la temporada aunque toreen con él solo media docena de corridas dándoles además libertad de que toreen con otros espadas.
Es poco lo que sabemos de José Tomás. Sí nos consta que hace unas semanas estuvo tentando en la finca “El Grullo” propiedad del ganadero amigo Joaquín Núñez del Cuvillo y que de vez en cuando suele venir por Tarifa y en solitario en la enorme playa de “Los Lances”, realiza sesiones de yoga.
Por descontado que nos encantaría verles de nuevo actuar juntos en una corrida de toros-toros. Corrida que de ser posible también nos encantaría verla en compañía de los compañeros taurinos de la promoción entre los que incluiríamos a: César Mayoral de Lozoya, Raúl Bombín Bustillo, Rafael Campos Rodríguez, Joaquín Serna Hernández y al colombiano y buen aficionado Eduardo González capitaneados por el ex-ganadero de bravo Alberto, para que nos diera una lección magistral a través de sus comentarios, del toreo realizado por ambos monstruos de la tauromaquia.

No hay comentarios: