www.torostarifa.blogspot.com

JavaScript

sábado, 28 de mayo de 2016

NUEVO ANÁLISIS DE LOS TOROS EN SAN ISIDRO 2016.

NUEVO ANÁLISIS DE LOS TOROS EN SAN ISIDRO  2016.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
A la vista de lo acontecido en las últimas corridas celebradas en Madrid, observo con pena que me salí con la mía en cuanto a lo que pronostiqué con el ganado.
Pero aparte de éste fundamentalísimo y primordial factor ocurre que hay una serie de toreros que lo tienen más que crudo para triunfar en Madrid. Es el caso de “El Juli”, Juan José Padilla y El Fandi” sin que seamos capaces de saber el motivo de que el público esté predispuesto a reventarle sus actuaciones.
Me inclino del lado de que no gusta, a determinado sector, su forma de componer la figura ante el toro o que les fastidia que se entreguen del todo en sus actuaciones.
Analizando sus actuaciones últimas veo que “El Juli” en la corrida de Jandilla sustituida en su integridad por la del  Vellosino; grande y falta de bravura, no estuvo nada mal a pesar de que el público “antiJuli” no estuvo acertado. Pues una cosa es que no les guste el toreo de el diestro de Velilla, pero de eso a pitarle, mofarse y ridiculizar  los buenos lances y muletazos que instrumentó a su primero, un toro con peso de 527 kilos y trapío de Madrid, va un abismo. Toreo que repitió en su cuarto, un mastodontico bovino con 628 kilos
Esos “antiJuli” no son aficionados  porque han demostrado que no saben juzgar el toreo.
La faena puntual a su primero la voy a narrar puntualmente así:
El primero Nº 162. Sevillano. 517 kilos. Nacido en abril del 2012. Colorao.
Sale suelto de los tres primeros capotazos de saludo de “El Juli”. En el cuarto se estira a la verónica por ambos pitones. El toro se va muy largo. Dos nuevas verónicas rematadas con una media sin mucho ajuste que digamos.
“El Juli” andándole para atrás, con tres capotazos lo deja posicionado ante el caballo que monta Salvador Núñez quien, se agarra arriba a un toro que aprieta con la cara alta tratando de quitarse la puya. Lo saca José María Soler  y lo deja en el capote de su matador quien realiza el quite por chicuelinas seguidas de dos verónicas rematadas con una media en medio de las palmas de tango por parte de sus detractores.
Nuevamente andándole para atrás lo deja en el caballo, pero como el toro le sigue ha de darle dos capotazos más y rematar con un recorte. El piquero vuelve a agarrarse arriba para oportunamente sacarlo José María Soler  y dejarlo en el capote de Perera para que realice su quite por chicuelinas.. La secuencia: Una chicuelita, dos tafalleras, nueva chicuelita y remate con una revolera..
En banderillas un buen tercio a cargo de la cuadrilla de “El Juli”.
Tras cumplimentar a Presidencia “El Juli” brinda a D. Juan Calos I.  Comienza la faena de muleta con un pase del telón e inmediatamente, sin más probaturas, inicia el toreo al redondo. Serie de buenos redondos jaleados por su cuadrilla  que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Pase de pecho sobre la derecha. Redondo en el remate del cual el toro pierde las manos. Se cambia la muleta de mano. Un natural. En el siguiente lo despide para fuera. Nuevo natural.
Tras posicionarse, da una serie de naturales ligados, rematados con el pase de pecho sobre la izquierda.
Sale de la cara del toro y se lleva la muleta a la derecha. El toro gazapea por lo que ha de darle mucha distancia. Con la muleta muy adelantada inicia el toreo al redondo.
Serie de cinco redondos en los que incluso codillea para alargar mucho la embestida del toro. Se cambia la muleta de mano, un natural que resulta enganchado en el remate. Remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Aplausos.
Muleta en la zurda. Tres naturales. El toro gazapea. Un ayudado por alto remate con el de pecho sobre la izquierda.
¡“El Juli” ha demostrado poder!
Redondos de mano baja que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.
Se va a por el estoque de matar. Busca la igualada del toro de manera artística doblándose con el toro con suavidad. En la suerte natural con el toro entre las dos rayas logra media estocada arriba. Capoteo de los banderilleros. Su tercero le acerca el descabello. El toro no humilla. Acierta al tercer golpe de verduguillo en medio de la animadversión del público. Silencio
Juan José Padilla: En su única comparencia de esta feria, se enfrenta a la corrida de Parladé donde el promedio de los toros rebasaban los 600 kilos de peso. A pesar de ello tenía casta pero no con la cilindrada suficiente para mover  tan pesados chasis después de los primeros muletazos.
Padilla se entregó de verdad con Las Ventas  desde que se fue a portagayola tratando de demostrar  a la cátedra del toreo que lo de Sevilla no fue por casualidad sino que a sus 43 años está más entregado que nunca consecuencia de su gran preparación tanto física como técnica.
Luego, en banderillas se asomó al balcón en todos lo pares  a pesar de equivocarse en el tacómetro de la velocidad del torazo primero que le ganó la acción y a punto estuvo de acabar con la escasa vida que le deben quedar de las que los felinos tienen asignadas.
Luego, de muleta toreó como siempre ha hecho, con el corazón olvidándose de la composición de la figura que acaba como acababa Belmonte: sin corbata, descamisado y hecho un trazas por entregarse de verdad. ¿Acaso no es meritorio?
Y finalmente en la suerte suprema con ese perfilado tan particular, mata porque  entra por derecho.
El Padilla de este Madrid 2016 ha sido el Padilla de siempre. Aquél que se enfrentó a toracos  en Bilbao, Pamplona  o donde hiciera falta. Y hoy en Madrid ante ese Parladé que era un vagón de tren, estuvo en ciclón.
David Fandila “El Fandi”: Estuvo en su línea de siempre entregándose en los tres tercios .El primer enemigo fue un marrajo que se le fue al cuerpo directamente en varias ocasiones y que a pesar de ello no rehusó el tercio de banderillas donde, aunque sin apreturas, dejó los palos arriba.
Son faenas de muleta poderosa que generalmente acaban en estocadas certeras porque es un gran matador de toros.
Tampoco compone la figura porque es un hombre atlético y fuerte, pero sabe torear y bien como lo demuestra el gran número de corridas con las que acaba las temporadas.
No veo razón para ese denostado en Madrid.
Un día si esto no cambia va a torear en Madrid, San Isidro y cuatro desesperados más.
“El Juli” en secuencia fotográfica.






























 
 
 
 
 
 
 
Juan José Padilla en secuencia fotográfica.

































































 
 
 
 
 
 
“El Fandi” en secuencia fotográfica.

















No hay comentarios: