JavaScript

martes, 24 de julio de 2012

LO QUE NECESITA NUESTRA FIESTA PARA SU PERVIVENCIA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.


En la tarde noche del domingo 22 de julio vimos por Canal + la novillada de Madrid, RESULTANDO que: los novillos lidiados tenían más “cuajo” (peso, fuerza y trapío) que los toros que hemos presenciado lidiar por matadores de toros de lo alto del escalafón taurino en todas las plazas de 3ª y algunas de 2ª de nuestra comunidad autónoma.
¡Es la clase de toros que hoy imponen las grandes figuras del toreo y sobre la que cimentan sus triunfos!
Toritos jóvenes, chicos y medio inválidos, que contrastan con los lidiados en las novilladas de promoción de Madrid por novilleros algunos de los cuales hacia su presentación con picadores.
Todo buen aficionado sabe, y nosotros con mayor conocimiento de causa derivado de nuestra profesión, como se ha llegado a esta mágica “selección” en las reses de lidia. Aparte las técnicas genéticas hoy más sabias que nunca, gracias a la alianza de la ciencia con la picaresca, en las tientas se rechazan las vacas con casta y genio mientras se aprueban sistemáticamente a las que carezcan de bravura y codicia pero que sean suaves y obedientes a la muleta del tentador.
Cuando tienta una figura del toreo y una vaca tiene picante en dosis que le crea dificultades, si se le ocurre decir: “Esta vaca, en toro, no hay quien se ponga delante” irremediablemente será desechada por el ganadero.
Vivimos un desmesurado mercantilismo en los ganaderos de bravo y una abusiva comodidad en los lidiadores. Una connivencia entre ellos donde los primeros sus actividades criadoras las encaminan a complacer al segundo para que estos impulsen con su elección, el negocio de la ganadería. Y para ello procura no criar toros con casta y genio para no tener que mandarlos directamente al matadero al no avenirse a lidiarlos ninguno de los figurones del escalafón.
Nunca me han convencido esas aficiones que abogan por el "toro armario", pero de siempre he abogado por el toro armónico que esté dentro de la tipología del encaste de pertenencia con la edad, ferocidad y poder. Totalmente en contra del novillote adelantado carente de condición psíquica y física para aguantar el maratón de una lidia y sí para rodar de continuo por la arena y tener que ser coleado para ayudarle a levantar en una de las imágenes más denigrante de una corrida de toros por hundir la verdad, majeza y heroísmo.
Que razón tenia Marcial Lalanda cuando en unas charlas en la Peña “Los de José y Juan” recordó los apuros que el toro “Tapabocas” hizo pasar a Domingo Ortega y “Amargoso” a él mismo, abogando finalmente porque esos toros se prodigaran en las plazas ya que: “esos toros nos darán la tónica de lo que la fiesta debe ser, porque descubren lo que el torero es y porque el público vive en toda su intensidad la grandeza de lo que el hombre es por mucho que la fiera sea”, pues es indudable que es ante el toro auténtico donde ¡el torero da la medida de su capacidad y el volumen de su valor!
Un toro puede hacer pasar un mal trago a un torero sin que por ello se vea mermada su reputación. Han pasado por estos trances:
-“Paquiro” cuando el 24 de mayo del año 1836 en Madrid hubo de ver como pasado el tiempo reglamentario sus peones de manera alevosa daban muerte al toro “Diablo”
-“Cúchares” las paso más que moradas cuando de un golletazo acabó con la vida de del toro “Casalamonta” del hierro portugués Da Cunha en la corrida del 5 de mayo de 1864.
- “Fracuelo” no pudo matar a “Pardito” de Miura que se fue vivo a corrales en la corrida de la Beneficencia del 21 de mayo de 1871.
-“Lagartijo” que tampoco pudo con “Cucharero” de Anastasio Martín en la corrida de Málaga del 3 de junio de 1877.
-“Mazzantini” no pudo con “Grajito” de Torres Cortina en Madrid el 5 de octubre de 1890.
-Ricardo Torres “Bombita” anduvo de cabeza con el toro “Catalán” de Miura en la corrida del 5 de octubre de 1902 en Madrid.
Y hasta el propio “Joselito” estuvo a punto de que lo mandaran vivo al corral al toro “Paltero” de Moreno Santamaría que le tocó en desgracia en la plaza de Valencia el 29 de julio del año 1915, precisamente en su temporada más gloriosa con 102 corridas (8 de ellas en solitario) y en la que cortó la primera oreja que se otorgaba en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.
También hubo fracasos por parte de “Guerrita” con el toro “Solitario”,Espartero” con el toro “Fandanguero”, Rodolfo Gaona con “Barrenero” y “Saleri II” con “Bravio”
La lista se podía ampliar considerablemente con toreros actuales y con los de épocas recientes. César Girón, “El Cordobés” o “El Viti”.

Estos toros son necesarios para que las figuras puedan demostrarnos su valor, inteligencia y poderío al tiempo que para catapultar a la fama a nuevos valores como fue el caso de “Bastonito” el toro de Baltasar Iban lidiado en la corrida del 7 de junio de 1994 en Madrid que encumbró al torero colombiano César Rincón, pero que arruinó a su ganadería al asustar con su comportamiento a los figurones del escalafón de entonces predisponiéndoles a que no toreasen  este hierro.

No hay comentarios: