JavaScript

sábado, 12 de mayo de 2012


LA CORRIDA DE REJONES DE LA FERIA DE JEREZ.2012.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

En Jerez, cuna de caballo y del rejoneo, con un cartel de rejones difícilmente mejorable, la plaza no se ha llenado. ¡Mal asunto también para el arte del rejoneo!
Nilo un toro con 530 kilos es el astado que ha cogido al caballo de Diego Ventura al tratar de dar un recorte de salida antes de colocar el rejoncillo de castigo. El rejoneador resultó desmontado y cayó al suelo sobre el cuello, en una malísima postura afortunadamente sin consecuencias tras la conmoción momentánea. Seguidamente el toro, que era un toro bravo, hace hilo con el caballo y se establece una persecución sobre el equino que, sin jinete, no sabe defenderse bien de las acometidas del bovino por lo que el personal auxiliador y hasta el propio Diego a cuerpo limpio tratan de ayudar al caballo.
La verdad es que la rivalidad entre Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura es casi, casi demencial, por eso Diego Ventura que ha visto como su compañero de oficio a “fallado a espadas” al tropezar sus rejones de muerte en la madera de las farpas, sale a por todas en ese afán de mojar la oreja a su rival en el ruedo.
Tras el desconcierto y una vez llevado al patio de caballos al caballo cogido, Ventura saca a Nazarí un castaño con el que coloca un excelente par de banderillas.
Con Ordóñez que es un caballo tordo en fase blanca, tras hacer unos alardes de doma en los que el caballo llama con la mano derecha al toro, se acerca, quiebra y deja la farpa en todo lo alto, para salir airoso en unas piruetas ajustadas que son ovacionadas por el público jerezano. Con este caballo ha colocado dos pares de banderillas excelentes.
En la arena Califa que es un castaño con el que, tras colocar tres banderillas de las cortas, entra a matar y coloca un rejonazo que hace rodar al toro a los pies del rejoneador desmontado.
Petición mayoritaria de trofeos y presidencia concede las dos orejas.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.
























































Fermín Bohórquez fue el menos afortunado en el lote a lidiar de su propia ganadería, de ahí que narre solamente lo realizado en su segundo.
De salida saca a Rubia una yegua de capa perla isabela y de raza anglo-luso –árabe. Tras recibir al toro en la misma puerta de chiqueros, éste dotado de muchos pies, persigue a la jaca en una carrera espectacular que es muy del agrado del público. Ha parado al toro muy bien y luego lo ha toreado tras clavar un primer rejón de castigo muy caído. El segundo rejón de castigo lo deja en todo lo alto.
En la arena con un caballo tordo mosqueadote llamado Brasileiro, de fuera a dentro clava un buen par de banderillas resultando tocado el caballo. El toro, al topar, levanta la parte posterior de la cabalgadura afortunadamente sin consecuencias. Luego clava un excelente par de banderillas en todo lo alto.
En el ruedo Bohemio caballo castaño oscuro, dotado de una elasticidad fuera de lo común. Coloca unas banderillas extraordinarias y realiza un toreo espectacular.
Saca a Melero que es un tordo rodado con el que prende un excelente par de banderillas a dos manos a la tercera entrada, puesto que el toro no hizo nada por el caballo en las entradas anteriores. Con él, coloca un rejón de muerte perfecto, en todo lo alto. El toro se refugia en tablas. Le sacan el rejón de muerte, pero como el toro no dobla, Fermín echa pie a tierra, toma muleta y descabello y tras fallar en dos ocasiones, con lo que pierde el trofeo conseguido toreando, acierta al tercer intento.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.










































Sale el quinto de la tarde al que Pablo Hermoso lo para perfectamente con el caballo Disparate de capa castaña y tres años de vida. Seguidamente coloca un rejón de castigo perfecto. Continúa toreando magníficamente hasta que el toro se siente podido y, manseando, se refugia en las tablas.
En la arena el caballo Van Gogh un castaño de gran alzada. Un caballo extraordinario que quiebra de maravilla, dotado de un valor sensacional y que ejecuta unos recortes preciosos.
Saca ahora a Icáro, qu un bayo de capa, que sale a la arena con pasos de alta escuela. Cuando pone las banderillas el caballo se entretiene en morder al toro en el morrillo, acción qwue encandila al público. Con este caballo prende dos pares de banderillas sensacionales. Luego lo torea perfectamente en unos muletazos propios de los mejores espadas a pie.
Sale el caballo  Pirata, un  tordo en fase blanca con el que pone banderillas cortas. Con este caballo coloca un excelente par de banderillas cortas a dos manos. Es el mismo caballo encargado de ejecutar la suerte suprema. Rejonazo perfecto, parando al caballo en la suerte, y el toro que cae rodado a los pies de Pablo.
Se piden las orejas de manera mayoritaria y el presidente las concede.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.





























































1
Sale el último toro de tarde. Diego Ventura coloca un buen rejón de castigo a un toro que está muy parado.
Saca a Pegaso que es un caballo tordo con cuatro años con el que torea extraordinariamente a toro pegado a la cola. Seguidamente lo coloca un par de banderillas que son ovacionadas. Tras tomar el segundo par de banderillas se va al extremo opuesto del ruedo al que estaba el toro y desde allí se acerca galopando sostenidamente y, tras quiebro espectacular, el par en todo lo alto. Sale con unas piruetas de la cara del toro, tan ajustadas que en la segunda el toro lo engancha afortunadamente sin consecuencias puesto que el toro pierde las manos en el momento del encontronazo Andando para atrás y aguantando hasta que el toro se arranque, lo quiebra y clava un par de banderillas impresionante, saliendo de la cara del toro con dos piruetas. Extraordinario caballo este Pegaso tordo rodado vinoso. Desmonta en el ruedo y lo deja que se vaya solo en medio de la ovación del público.
Saca al albino llamado Remate con el que coloca tres pares de banderillas cortas al violín. Enorme ovación.
Finalmente sale al ruedo Califa,  un castaño con el que coloca dos rosas y el rejón de muerte. Coloca el rejón de muerte en dos tiempos. Pie a tierra capote de auxiliares y como tarda en doblar toma muleta y descabello y acierta al segundo intento.
Se pide la oreja que el presidente concede.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.






























Otras fotos de interés