JavaScript

domingo, 7 de agosto de 2011

LA CORRIDA DEL 5 DE AGOSTO EN HUELVA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

Antes del paseíllo, un operario porta un cartel anunciador de que “El Cid” cambia el turno de lidia con “El Cordobés” al tener que torear esa misma tarde en el Puerto de Santa María a donde se desplazará en un helicóptero.
Los tres diestros con la seda del traje de torear con el mismo color azul, solo que con tonalidades distintas.
Después “El Cid” corta la oreja de su segundo..” El Cordobés” la de su primero bis puesto que su 1º fue devuelto al romperse el menudillo durante el tercio de capote y “El Fandi” cortó las dos orejas de su 2º.
Corrida entretenida para el aficionado porque salieron toros con dificultades que los diestros hubieron de subsanar y esto siempre es interesante para quien analiza la lidia.
En la suerte de varas, un toro derribó al caballo de la cuadra de Peña. En la de banderillas, “Alcalareño”, puso un excelente par en su segunda intervención al toro que pareó y en el desarrollo de la corrida, los tres diestros pusieron ganas de triunfo.
“El Cid”  no escatimó esfuerzos a pesar de que le quedaba otra actuación en El Puerto. “El Cordobés” tiró de su variado repertorio y “El Fandi”  puso unos buenos pares de banderillas y hubo de poner toda la carne en el asador ante su pronto y asfixiante 2º que no le dejó un momento de respiro y al que finalmente desorejó por partida doble.

LA OREJA DEL CORDOBÉS EN SU 1º BIS.
Había salido un toro perteneciente al hierro de José Luis Pereda. Un bonito toro de capa castaña y con 493 kilos de romana ante el cual “El Cordobés” de recibo se estira por verónicas  de las que el toro sale suelto. Cuando vuelve, sin rectificar un ápice, le torea por verónicas a pies juntos para seguidamente ganarle terreno y rematar en el centro del ruedo con una media verónica de buena factura.
“El Cordobés” toreándole por verónicas, puesto que el toro tiene embestida larga, lo lleva al caballo de picar dejándolo en jurisdicción con una media.
El piquero se agarra arriba en un buen puyazo del que lo saca el banderillero Carlos Ávila.
Manuel Díaz hace su quite por chicuelinas, jaleadas por el público onubense, remata con una media y continúa con toreo por delante a una mano.
El toro se parte la mano izquierda por debajo del menudillo, y Presidencia saca el pañuelo verde para evitar el sufrimiento del animal.
Salen cuatro cabestros de desigual presentación que no han de intervenir puesto que el toro entra por si solo en chiqueros
"El Cordobés" no corre turno.

Sale el sobrero.  Pesa 495 kilos. Negro mulato de capa.
“El Cordobés” con su traje azul aguamarina de cabos blancos, se estira por verónicas a medida que le gana terreno y remata con cuatro medias sobre ambos pitones.
El encargado de picar es Juan Francisco Pérez a cuyo caballo lleva “El Cordobés” al toro con pases por delante sin cruzar y remate final con un recorte que es aplaudido.
El piquero se agarra arriba. El toro aprieta pero Juan Francisco no le pega.
Lo saca Carlos Ávila y “El Cordobés” tras dos capotazos de prueba, se destoca solicitando el cambio de tercio.
En banderillas con lidia de Carlos Ávila dejan los palos arriba tanto Raúl Caricol como Ismael González. Sobresale  el segundo par de Caricol
“El Cordobés” brinda al público y no se inmuta porque la montera caiga boca arriba.
En los dos primeros muletazos que intenta darle muy cerrado en tablas, el toro no le hace ni caso. Continúa con pases por alto.
Fuera de las dos rayas se lleva la muleta a la izquierda para administrar un natural y finalizar con un pase de pecho sobre la mano izquierda.
Se distancia del toro. Dos naturales a media altura. El toro se para. Otros dos naturales, el toro vuelve a pararse. Tras cruzarse, dos nuevos naturales que remata con el de pecho sobre la mano izquierda
Muleta en la mano derecha. El toro cabecea mucho, durante y en el remate de los muletazos, pero Manuel le ha tomado perfectamente la distancia y le ha templado para evitar el cabeceo. Remata la serie con el doble pase de pecho comenzando por el realizado sobre la mano derecha. Adorno final colocando el estoque simulado sobre el testuz del toro.
Sigue sobre la mano derecha. Cuatro buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Nueva serie de redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y salida muy torera de la cara del toro.
Tras dar distancia al toro, se lleva la muleta a la mano izquierda para robar un natural en el que el toro se le cierne por lo que cambia nuevamente la muleta a la mano derecha e instrumenta una serie de cuatro excelentes redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Muy cerca y muy torero, se lleva la muleta a la mano izquierda. En toreo de calidad y templado logra una serie de tres buenos naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda adornándose finalmente haciendo la sierra con el simulado sobre el testuz del toro.
Muleta a la mano diestra. Buenos redondos a media altura que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Sigue muy valiente metido entre los pitones y aguantando la embestida del toro cuando se le queda debajo de la axila.
Desplante de valor ante la cara del toro tirando los trebejos lejos de sí.
Naturales mirando al tendido que son jaleados por el público y remate final con el de pecho sobre la mano izquierda.
Estocada casi entera arriba. El toro se acula en tablas para doblar al momento.
Aparecen los pañuelos de manera mayoritaria en los tendidos y el presidente concede la oreja.
Fotos de la actuación en sus dos toros de "El Cordobés".





























































































LA OREJA CORTADA POR “EL CID” EN SU 2º.
Sale el cuarto de la tarde. Nº 108. “Navegante” de nombre. 515 kilos. Negro mulato de capa. Pertenece a la ganadería de José Luis Pereda.
De salida desdeña los dos primeros capotazos  de El Cid”, pero al acudir nuevamente, el diestro logra una serie de buenas verónicas en las que el toro acusa cernirse por el pitón izquierdo a causa de que “El Cid” no le tocó en el momento preciso. Subsanada esta circunstancia, le administra unas precisas y preciosas verónicas que remata con dos medias por ambos pitones.
En la suerte de varas el picador se agarra ligeramente contrario.
En banderillas con lidia de “Alcalareño”, “El Boni” tirándolas, deja el par arriba. “Pirri deja un par desigual de colocación. Cierra “El Boni” con un par comprometido a la salida del cual se le cae la castañeta.
“El Cid” brinda al público. Y deposita con mimo la montera sobre la arena.
Comienza por redondos, en serie de cuatro buenos. En el tercero el toro pierde las manos. Remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Se distancia mucho del toro. Con la muleta en la diestra adelante la muleta. El toro se arranca y logra una serie extraordinaria de cuatro redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Comienza a sonar el pasodoble torero “Manolete”, mientras “El Cid” torea sin torear con la muleta plegada sobre al antebrazo izquierdo.
Con la muleta sobre la mano derecha, adelanta la muleta y cuando el toro se arranca logra una serie de cuatro excelentes redondos a los que sigue un circular completo mientras con la mano izquierda estimula la prolongación de la embestida tocándole el lomo al toro. Finalmente remata, tras cambio de muleta por la espalda, con el pase de pecho sobre la mano izquierda y dobla con el de la derecha.
Nuevo torear sin torear con la finalidad de tomar aire ambos contendientes pues el calor aprieta.
Con la muleta sobre la mano izquierda, cuatro excelentes y templados naturales. El toro se para. Vuelve a tomar distancia. Un natural que remata con el pase de pecho, en dos tiempos, sobre la mano izquierda.
Con la muleta en la derecha logra una serie de buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Se adorna tocando el testuz del toro con la mano izquierda.
Un pase del desprecio al que sigue un desplante torero.
Iguala de manera torera y artística al toro y en la suerte contraria logra una estocada ligeramente desprendida de la que el toro cae rodado sin puntilla.
Aparecen los pañuelos de manera mayoritaria en los tendidos y el presidente concede la oreja. Tras la vuelta al ruedo Manuel Jesús toma el capote de paseo y abandona la plaza en medio de los aplausoso de la concurrencia.
Fotos de la actuación en sus dos toros de "El Cid".

















































































“EL FANDI” EN EL TORO DE LAS DOS OREJAS .

Sale el sexto de la tarde. “Listillo”.Nº 50.. 480 kilos de romana. Un toro precioso de capa castaña, enmorrillado y bien hecho, perteneciente a la ganadería de José Luis Pereda.

“El Fandi” lo recibe por verónicas. El toro aprieta hacia los adentros. No obstante lo cual el torero lo torea bien al tiempo que le gana terreno. Le cambia los terrenos y lo torea por chicuelitas sobre ambos pitones para rematar finalmente con una revolera.

Pica Juan de Dios Quinta. “El Fandi” lo lleva por chicuelitas a su jurisdicción. El piquero se agarra arriba.  El matador se destoca en solicitud del cambio de tercio, que es concedido.

En banderillas, "El Fandi" brinda el primer par al público.

Cita al toro desde el centro del ruedo. Cuando acude, le gana la cara y prende arriba.

El segundo es el par de la moviola, en el que andando para atrás le gana la cara, y coloca un excelente par arriba.

El tercero lo inicia subido en el estribo. Es un par al violín.

Como se parte uno de los palos solicita otro par y las coloca en todo lo alto. Finalmente para al toro con su habilidad característica a pesar de tener mucho genio.

La faena de muleta la comienza doblándose por ambos pitones.

Sigue con una serie de muletazos para sacarlo fuera de las dos rayas.

Cuando el toro, que no ha parado un momento de acosar  al torero, se para, "El Fandi" se lleva la muleta a la mano derecha y, cuando el toro se arranca con la fuerza de una locomotora, logra una serie de cinco extraordinarios redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda.

Da distancia al toro. Con la muleta sobre la mano derecha, logra dos redondos. El toro se raja. Tras atacarle, nueva serie de tres excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda

Un molinete. Serie de cuatro excelentes redondos que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha

Nueva serie de excelentes redondos que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.

¡Un toro muy exigente con el que“El Fandi” está hecho un tío!

Muleta en la izquierda. Dos naturales. Como el toro  acosa el diestro de Granada se distancia del mismo para seguir toreando al natural, perdiendo tres pasos entre pases.

Un toro ante el que “El Fandi” ha tenido que exponer para demostrar su técnica y preparación física.

Con la muleta nuevamente en la zurda, logra una serie de excelentes naturales, que remata, tras afarolado, con el pase de pecho sobre la mano izquierda.

Suda “El Fandi” ante el considerable esfuerzo que le ha exigido este buen toro de Pereda.

Con la muleta sobre la diestra logra una serie de cuatro excelentes redondos que, tras cambio de muleta por la espalda remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.

¡Un toro exigente que le ha puesto “las peras al cuarto” al torero granadino, pero que el torero ha sabido resolver de manera magnífica la papeleta!

Un molinete para quedar colocado al toreo al redondo. Tres buenos redondos que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda al que sigue el desplante haciendo la sierra sobre el testuz del toro.

En la suerte natural y recibiendo deja un estoconazo muy aplaudido por el público que comienza a sacar pañuelos.

Cuando el toro dobla aparecen los pañuelos de manera mayoritaria para que el presidente conceda las dos orejas.
Al final El Fandi sale a hombros por la puerta grande.
Fotos de la actuación en sus dos toros de "el Fandi".





















































































No hay comentarios: