JavaScript

jueves, 14 de agosto de 2014

LOS BUEYES CON LOS QUE ARAMOS.

LOS BUEYES CON LOS QUE ARAMOS.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
La mañana de Tarifa amaneció extraordinaria, soleada y con un agradable viento de poniente que mitigaba el calor de sus 26º C marcados en el termómetro de nuestra casa.
Camino de la plaza de toros alguien, con el que nos cruzamos, nos advirtió que la corrida se había suspendido. Eran las 11,20 horas de la mañana.
No fue el levante, que hizo su aparición de manera muy suave a eso de las 13,40 horas, quien suspendió la corrida de toros del día 14 de agosto en Tarifa, sino la impericia de un Ayuntamiento que una vez más jugó a empresario taurino y “el tiro”, como habíamos pronosticado, “le salió por la culata”.
Los organizadores del festejo taurino habían METIDO LA PATA HASTA EL CORVEJÓN y luego, en un alarde de cobardía, no se dignaron aparecer para dar la cara, dejando en la estacada a todos aquellos profesionales que desde distintos lugares de España habían venido a Tarifa para ganarse, de manera honrada, el pan.
Desde Valladolid se habían desplazado dos matadores de toros  que rigen la trayectoria taurina del matador de toros David Galán (Jorge Manrique y Mario Campillo). Otros venían de Málaga, Sevilla (representante del rejoneador Valdenebro), Algeciras (Diego Ramos “El Merlo” representando al sobresaliente Repullo), algún que otro informador y los aficionados que siempre gustamos de estos prolegómenos de nuestra Fiesta.
A todos se nos dio con la puerta de entrada a la plaza en las narices, porque el encargado de abrirla tampoco apareció.
No sabemos la causa exacta de la suspensión de la Corrida, pues el cartel obligatorio de suspensión no está colocado en ningún sitio. Cuando sepamos con certeza que es lo que ha pasado se lo contaremos a todos ustedes.
No obstante de momento si queremos denunciar públicamente que: A las 12,00 horas en la puerta de corrales de la plaza no aparecieron ni el presidente de la corrida, ni el delegado de la autoridad, ni el encargado de abrir la plaza, ni el camión con los toros. Presenciamos como el representante del matador de toros David Galán se puso en contacto telefónico con el cuartel de la guardia civil para exigir la presencia del delegado de la autoridad con la finalidad de levantar acta de lo sucedido
Únicamente hizo acto de presencia, a eso de 11,30 horas,  el asesor taurino de presidencia que desconocía el motivo de la suspensión del festejo y que en nuestra presencia habló telefónicamente con el Alcalde solicitando la presencia del Presidente del Festejo. Esta persona colaboró en todo cuanto estuvo a su alcance con los profesionales taurinos que solicitaron su apoyo.
Una vez más los políticos que invadieron parcelas taurinas que no les correspondían demostraron su incompetencia, mientras los representantes del matador de toros David Galán y del rejoneador Valdenebro  dejaron copia del contrato y lista de gastos al hijo del dueño del Restaurante “El Rancho” para que se lo presentara al Consistorio, ante la imposibilidad de hacerlo a persona representativa por incomparecencia de esta.
Nadie sabía, nada de nada. Todo eran elucubraciones  dinerarias sobre falta de pago para permisos de celebración de la corrida, deudas anteriores y en cambio la venta de entradas había seguido adelante sin el permiso para celebración del espectáculo.
Imaginamos que alguien debe asumir responsabilidades cuando una vez más los políticos de este consistorio demostraron su incompetencia y se han metido en un buen lío.
Y es que el refranero en eso de: “zapatero a tus zapatos” siempre tiene razón.

No hay comentarios: