JavaScript

viernes, 19 de octubre de 2012

PRIMERA CORRIDA DEL CICLO TAURINO SAN MATEO 1976 EN VALLADOLID.

PRIMERA CORRIDA DEL CICLO TAURINO SAN MATEO 1976 EN VALLADOLID.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Con lleno hasta la bandera y bajo la presidencia del Comisario del Cuerpo General de Policía D. Luis Vaquero Galindo, asesorado por Antonio Lozano, para matar una corrida del hierro de D. Francisco Galache, hacen el paseíllo los diestros: Ángel Teruel, José María Manzanares y el diestro local Roberto Domínguez.
Sale el primero de la tarde con 500 kilos, que es saludado por Ángel Teruel con una serie de buenas verónicas que remata con una media.,
Un refilonazo en la primera y única entrada la caballo, por lo que el público se muestra contrariado por las escasa fuerzas del toro.
En banderillas parea el propio matador quien clava tres excelentes pares de los que destaca el tercero en el que arranca subido en el estribo.
Tras brindar al público y recibir la ovaci´ñon pertinente, realiza una faena bastante aseada donde destacaron dos buenas serie de redondos.
Tumba al toro de una buena estocada y es premiado con la vuelta al ruedo.
En su segundo oponente, que fue un excelente toro 474 kilos, Ángel Teruel demostró sus excelencias toreras tanto en los lances de capote como con la muleta. La faena la comenzó doblándose por ambos pitones en pases por bajo jaleados por el público. Luego continuó con excelentes redondos y naturales plenos de empaque y ajuste. Remato la excelente faena con una extraordinaria estocada que hizo doblar al astado. El puntillero acertó al primer intento.
Se pidieron con fuerza los máximos trofeos. Presidencia concedió las dos orejas no concediendo el rabo que fue pedido insistentemente. Tres vueltas triunfales al ruedo del torero del barrio madrileño de Embajadores.
Sale el segundo de la tarde. José María Manzanares se lució con el capote en los lances de saludo.
Un toro de 518 kilos, que apretó en el primer tercio y derribó al picador Rafael Atienza quien cayó en la misma cara del toro, pero afortunadamente sin consecuencias.
 Toro muy complicado al que Manzanares le hizo las cosas perfectamente, con técnica depurada y artística. Excelentes redondos y extraordinarios naturales que fueron ovacionados durante su ejecución. Mata de una estocada ligeramente contraria y se piden las dos orejas que presidencia concede.
Su segundo enemigo fue un toro de 530 kilos, que comenzó echando las manos por delante al que José María logró domeñar su destacada mansedumbre y realizar una faena justa y medida en medio de los sones de la música. Buenos redondos muchos de ellos convertidos en circulares y naturales perfectos de ejecución y remate. Mato de entera y descabello al segundo intento. Se pidió la oreja que presidencia concedió.
Roberto Domínguez en su primero de 600 kilos, que salió equivocadamente puesto que era el último de la corrida, no logró lucirse, por tratarse de un toro que se revolvía con rapidez. reponía en exceso y al que equivocadamente, desde mi forma de ver, cambio el tercio de varas precipitadamente. El toro con exceso de brío, complicado en exceso y resabiado en varas, estuvo por encima del diestro local. Al matar de pinchazo, estocada y descabello hubo división de opiniones
Sale su segundo oponente de 482 kilos y en él Roberto sacó su calidad en los lances de recibo, en la forma de llevar el toro al caballo de picar y finalmente en la faena de muleta todo suavidad y temple exquisito que arrancaron las notas a la banda de música y los gritos en las gargantas de los paisanos de donde salieron los gritos de ¡Torero ¡Torero!
Mata de una estocada ligeramente contraria de la que el toro cae cuando trata de descabellar. Se piden y se le conceden las dos orejas que pasea en medio del entusiasmo del público.
Entre los de plata sobresalieron: Pepe Teruel, “Solanito”, “Chicorro” y Lorenzo Saugar.
Respecto a los toros hay que decir que salvo el quinto que poseyó casta y codicia por seguir las telas, el resto sosos y sin gracia .
Respecto al público decir que fue excesivamente festivo en la petición de trofeos que presidencia no reguló y que salió muy contento de ver salir por la puerta grande del coso del Paseo de Zorrilla a la terna actiuante y menos mal que no sacaron a hombros al mayoral de la ganadería que si salió al ruedo requerido por los matadores para saludar.
Como datos de sociedad he de decir que en el palco nº 2 estaba la Reina de las Fiestas señorita Berta Finat acompañada de su corte de honor.

No hay comentarios: