JavaScript

lunes, 29 de julio de 2013

LA PRESENTACIÓN DE MANUEL ESCRIBANO EN LA PLAZA DE TOROS DE SANTANDER.



LA PRESENTACIÓN DE MANUEL ESCRIBANO EN LA PLAZA DE TOROS DE SANTANDER.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Antes del comienzo de la corrida pudimos ver en el patio de caballos de la Plaza de toros de Cuatro Caminos de Santander a taurinos conocidos y alguno de ellos amigos. Estaban los empresarios: Choperas y Carlos Zúñiga, Los matadores de toros; Manolo Sánchez, José Luis Ramos, Mariano Jiménez, el ínclito presidente de Bilbao, Matías y el crítico taurino de Medina del Campo, Nieto. No pudimos acercarnos a ellos por imperativo de un portero que cumplía con su obligación de no dejar pasar a quién no llevara el pase en mano y ¡nosotros no le teníamos!
Gran ambiente en los alrededores de la plaza a pesar de la tarde amenazante de lluvia. Algunos aficionados de Valladolid, de Medina del Campo y de Medina de Ríoseco con los que sí dialogamos. Me preguntaron por Manuel Escribano y recordaban como hace muchos años le vieron en Olmedo en una novillada sin caballos que organizó el amigo Simón Caminero y que ya “apuntaba maneras”. Hoy querían verle tras los recientes éxitos cosechados en todas las plazas donde ha actuado considerando como referentes a Sevilla con los toros de Miura y a Pamplona con los toros de Dolores Aguirre.
Una temperatura de 19 º con un 87 % de humedad y un viento de 16 Km/hora son los datos metereológicos bajo los que se desarrollará la corrida.
Y a las 18,30 horas, dos caballos tordos en fase blanca montados por los alguacilillos: José Luis Saiz Arcilla y José Antonio Solórzano,  abren cortejo y les sigue la terna compuesta por los diestros: Manuel Escribano ( berenjena y oro), “Morenito de Aranda” (tabaco y oro) y Alberto Aguilar (rioja y oro). El primero y el último de la terna desmonterados puesto que es su presentación en esta plaza.
Manuel Escribano se va a la puerta de chiqueros para recibir a su primer oponente a portagayola en un momento de descoordinación con el torilero que ya había abierto de manera prematura la puerta del toril. Por fortuna la puerta de dentro de chiqueros permaneció cerrada el tiempo suficiente para que el torero de Gerena pudiese colocarse de rodillas sobre la oscura arena del coso de Cuatro Caminos.
Sale el primero de la tarde. Nº 21. Cantarero. 482 kilos. Negro Un toro cinqueño, serio con cara de viejo y con el morrillo fuerte y astracanado. Hierro de Hermanos Fraile Mazas. Se le viene cruzado hacia Escribano, pero el torero lo aguanta y le propina la larga cambiada de rodillas. Seguidamente en pie, le administra una serie de verónicas por ambos pitones en medio de un viento que está molestando. Tras ganarle terreno, remata en los medios con una media sobre el pitón izquierdo. Aplausos.
¡Es un toro informal en las embestidas pues no acaba de emplearse con fijeza!
Escribano lo lleva al caballo de picar que monta José Manuel Quinta, por chicuelinas al paso rematando con una revolera  Es aplaudido por la la limpieza de los lances. El picador se agarra ligeramente caído, para levantar, a instancias de su matador la presión de la vara, aunque el toro no puede salir al habérsela tapado. El toro aprieta y está encelado con el peto.
Cuando el banderillero logra sacarlo del caballo, lo deja en el capote de Escribano que, tras capotazo de prueba, solicita el cambio de tercio, momento en que comienza a llover en Santander con cierta fuerza.
El banderillero Mesa con dos capotazos trata de  llevarlo al burladero, pero el toro se va al centro del ruedo. Escribano toma las banderillas vestidas con los papelillos blancos y en el centro la bandera de España y desde el centro del ruedo brinda el par al público quien le tributa la ovación pertinente. Escribano en el centro del ruedo, el toro se le arranca, le gana la cara y clava en todo lo alto recibiendo una ovación. Toma el segundo par de palitroques. Se adorna en la preparación, gustándose, quiere hacer un recorte ante la cara del toro pero no precisa y el toro se le adelanta a la acción por lo que solamente deja una banderilla arriba. Se lamenta el torero del fallo cometido. Toma el tercer par, Recorta el toro. Se lo cierran en el burladero. Desde allí el toro se le arranca como un obús, lo aguanta y, cuadrando en la misma cara, prende un excelente par en lo alto. Ovación. Solicita a presidencia permiso para un cuarto par.  Se sienta en el estribo y por dentro al filo de las tablas, clava en lo alto. Seguidamente juguetea con el toro para tratar de pararlo. El toro lo persigue, hace hilo con él y como el toro estaba poco picado lo echa mano ensartándole la banda de la taleguilla y lo lanza a gran altura cayendo en el suelo de mala postura. La  culpa de uno de sus banderilleros quien no le hace el quite al estar mal colocado. Volteretón, rozadura de la mejilla derecha con la arena de la plaza y afortunadamente todo quedó en el susto.
Tras brindar al público, comienza su faena con la muleta portada en la mano derecha en el centro del ruedo. El toro se arranca desde el burladero a donde fue fijado y le recibe con un cambiado por la espalda. Un pase por alto. Nuevo cambiado por la espalda. Un pase por alto templando muy bien al toro con quietud y empaque a pesar de que el toro carece de calidad en la embestida.
Tras distanciarse del toro. Cuatro buenos redondos. El toro se para. Escribano se posiciona. Dos buenos redondos y aguantando mucho, tras cambio de muleta de mano por la espalda, remata con el de pecho sobre la mano izquierda y salida de la cara con desplante torero. Ovación.
Un ayudado por alto lo deja posicionado para el toreo al redondo. Dos redondos buenos. Otros dos no tan buenos, puesto que el toro ha realizado medias embestidas. Nuevo posicionamiento. Un excelente natural. Dos buenos naturales dándole el toque en el momento preciso. El toro se para nuevamente. Nuevo posicionamiento. Dos excelente naturales ligados. Naturales de uno en uno que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda de los denominados de pitón a rabo. A base de distanciarse y de toques fuertes se está haciendo con la embestida del toro, puesto que el toro protesta en las distancias cortas. Un pase mirando al tendido y sale andando de la cara del toro.
Torea sin torear con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo. Se va acercando al toro. Con la muleta en la diestra, un buen redondo. Cambio de muleta de mano ante la cara del toro. Un natural. Nuevo posicionamiento porque el toro ha entrado con mucha brusquedad. Con la muleta en la zurda, logra una serie de seis excelentes naturales que remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda a la que sigue una trinchera para finalmente salir andando toreramente de la cara del toro. Gran ovación.
Ahora llueve con fuerza. Manuel Escribano ha estado muy torero y artista ante un toro que tenía el inconveniente de cambiar de velocidad en las embestidas con la correspondiente dificultad a la hora de templarle, no obstante lo cual Manuel Escribano lo consiguió.
El toro lo han cerrado en un burladero y Escribano desde el centro del ruedo con una sonrisa se va en busca de él. Lo anima con la voz, para administrarle dos buenos redondos y hacer un desplante torero ante la cara del astado.
Busca la igualada fuera de las dos rayas mientras el toro escarba. Muletazos por bajo tratando de quitarle la manía. El toro gazapea. Entre las dos rayas de picar y en la suerte contraria va a entrar a matar. El toro se distrae con alguien que se mueve en el callejón. Entrando en derechura deja una estocada en lo alto. Suena un aviso mientras el toro está dando arreones persiguiendo a Escribano. Capoteo de los banderilleros. El toro se para  frente al tendido 7. Se amorcilla.  Finalmente el toro dobla. El puntillero falla. Acierta al segundo intento.
Aparecen algunos pañuelos en los tendidos. La petición va aumentando en número, pero el presidente D. Manuel González con el asesoramiento de San Emeterio, en la contabilidad no la consideran suficiente.
Cuando el toro es arrastrado, la ovación saca a Escribano al tercio a saludar al tiempo que le siguen aplaudiendo para que de la vuelta al ruedo, El de Gerena da una vuelta triunfal al anillo. Posiblemente de no haber sido el primer astado de la tarde la oreja hubiera caído.
Sale el segundo de la tarde. Nº 104. Panderetillo.  494 kilos. Tiene 4 años y es más fino que el primero. Hierro de Valdefresno.
Morenito de Aranda se queda con la embestida al segundo capotazo. Le torea a la verónica. En la primera está a punto de arrebatarle el capote. El toro muestra escasas fuerzas. Tras una serie de lances de capote el toro sale suelto. La secuencia del capoteo la podemos resumir así: en el primer capotazo el toro sale suelto y se va muy largo. En el segundo, pierde las manos. En el tercero muestra una media embestida. Morenito remata con una media sobre el pitón izquierdo en el tercio.
Los banderilleros lo cierran en el burladero del 7 en espera de que se posicionen los picadores. Morenito le da un capotazo para llevarlo al caballo pero el toro sale suelto. Seguidamente con capotazos por delante sin cruzar a media altura que remata con una especie de media lo deja en el caballo de picar que monta Manuel José Bernal. Tras un picotazo, el toro sale suelto y se va a los terrenos de nadie. En el centro del ruedo se queda con él Luis Carlos Aranda para que los picadores puedan abandonar el ruedo.
En banderillas con lidia de Luis Carlos Aranda parean; Juan Bautista Martín Soto quien prende un buen par a un toro bastante informal en las embestidas. Pascual Mellinas las deja arriba y ha de tomar el olivo. Cierra “Juanín” quien se va a por el toro y del deja un excelente par en lo alto, le hace el quite Manuel Escribano cuando el toro le aprieta hacia los adentros.
Morenito de Aranda brinda al público y deposita la montera sobre la segunda raya de picar.
La faena la comienza doblándose por ambos pitones al tiempo que gana terreno.  Cuando lo tiene fuera de las dos rayas de picar, se lleva la muleta a la diestra. Serie de cuatro buenos redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Se retira del toro. A la vuelta. Serie de cuatro buenos redondos de mano baja, alguno de ellos enganchados en el remate, que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda.
Tira del toro y se lleva la muleta a la mano derecha. Un redondo. El toro se le cierne. Nuevo posicionamiento del torero  El toro tiene mucha brusquedad en el remate de los redondos por lo que ha estado a punto de desarmarle en el primer muletazo. Tras distanciarse, un redondo. Otro más en el que en el remate el toro se sale fuera y dobla al revés. Continúa posicionándose con la muleta en la mano derecha. En el segundo muletazo, el toro se le va a las tablas. Un redondo y, aprovechando el viaje del toro, le administra un trincherazo de rodillas sobre el pitón izquierdo. Un natural en el que se defiende y está a punto de echarle mano. Salida torera de la cara del toro.
Muleta en la mano izquierda. Esbozos de naturales enganchados en el remate. El toro le aprieta y como Morenito duda, los naturales son verdaderos mantazos defensivos. El toro se va descaradamente a las tablas. Morenito tira de él para tratar de sacarlo de ese terreno. Cuando lo tiene fuera de las dos rayas se lleva al muleta a la mano derecha. Un redondo. El toro se quiere ir. Nuevo posicionamiento con el toro ya en terreno de tablas. Un buen redondo. El toro se va. A la vuelta un trincherazo de rodillas sobre el pitón izquierdo. Otro sobre el pitón derecho, que repite por el otro pitón . Unos pases de aliño. .
Cuando va a por el estoque de matar el toro aprovecha para irse a terrenos de chiqueros.
En la suerte contraria y dentro de las dos rayas, frente a la puerta de chiqueros, pinchazo hondo que es escupido. En la suerte contraria frente al tendido 3, pinchazo arriba que el toro escupe. En la misma suerte pinchazo hondo que el toro escupe .Nuevo pinchazo en la misma suerte que sale despedido. Suena un aviso en medio de la lluvia que ahora aprieta. Finalmente el toro se echa. Pascual Mellinas acierta al primer golpe de puntilla.
Sale el tercero de la tarde. Nº 76. Joyero. 529 kilos. Negro, bragado meano. De Valdefresno. Remata con verdadera furia en los burladeros cuando es llamado.
Alberto Aguilar lo recibe con una larga cambiada de rodillas en terrenos de tablas. El toro sale suelto y tras media vuelta al ruedo, cuando llega nuevamente a su matador le administra una verónica sobre el pitón derecho en el que el toro le aprieta. Aguilar ganándole terreno, le da una verónica sobre el pitón izquierdo en embestida bastante informal. Continúa con unas buenas verónicas sobre el pitón izquierdo, que es el bueno, rematando con una chicuelina. Ovación.
Trata de llevarlo al caballo de picar por chicuelinas al paso, pero no lo consigue por la informalidad de embestida del toro. Un lance en el que el toro sale suelto y, tras recogerlo nuevamente, lo lleva con lances por delante sin cruzar hasta dejarlo en la raya de fuera delimitadora de la suerte de varas. El picador Javier Sánchez se agarra arriba y, cómo el toro aprieta, lo pega fuerte. El toro se duerme bajo el peto hasta que lo saca un banderillero y lo deja en el capote de Aguilar quien le ejecuta un lance del que el toro sale suelto para irse al burladero del tendido 7. Aguilar pretende hacer su quite pero como el toro no hace por él, solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
Con lidia de González, Raúl Ruiz prende un buen par de banderillas. Lucas López deja el par arriba y cierra Ruiz con un buen par en lo alto que es ovacionado.
Alberto Aguilar brinda al público y deposita con mimo la montera sobre la arena. La faena la comienza doblándose por ambos pitones
Seguidamente trata de torear la redondo pero el toro tiene una embestida muy descompuesta e incluso en el remate de los pases dobla al revés. Dos redondos. En el tercero el toro sale suelto y se va a terrenos de tablas donde le persigue su matador. Se arranca en terroríficos arreones y bastante está haciendo el madrileño con aguantar a semejante manso. Un molinete, pase de pecho sobre la izquierda aprovechando el viaje del toro y comienza a lidiarle como suele hacer con las ganaderías duras a las que hasta este momento se ha enfrentado. No hay lucimiento pero sí valor. En medio de unos terroríficos arreones, el torero está tratando de torear al redondo. En medio de las dudas en las embestidas del toro, le da un redondo, cambia la muleta de mano y remata con el de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
El toro se refugia en tablas del tendido 6. Aguilar le administra un molinete y se queda posicionado para el toreo al redondo pero el toro da un arreón y descompone el posicionamiento de Aguilar. Nuevo posicionamiento, un natural ayudado.. Naturales sueltos entre los que intercala algunos ligados. Tras resultar acuchado en un natural remata con el pase de epcho sobre la mano izquierda.
Tras tomar el estoque de matar. Un ayudado por alto en el que resulta desarmado. En la suerte natural cuando se está perfilando el toro da un arreón y lo derriba. Nuevamente entra en la suerte natural logrando media estocada en la yema  El toro se acula en tablas del tendido 3. Aguilar trata de descabellar en el momento en que suena un aviso. Arreón del toro cuando trata de descabellarlo. Le saca el estoque  con el del descabello. El toro da un arreón y desarma a uno de los banderilleros que pasa apuros al ser derribado. Finalmente Aguilar acierta al primer golpe de descabello y es aplaudido.
Nuevamente Manuel Escribano se va a la puerta de chiqueros para recibir  a portagayola al cuarto de la tarde. Nº 7. Mariposero. Nacido en diciembre del 2007. El toro viene cruzado pero Manuel lo espera y lo aguanta y sale triunfante del lance. Ya en pie lo anda muy bien para atrás sin molestarle al tiempo que lo confía y enseña a embestir. Tres buenas verónicas de la que el toro sale suelto. Dos chicuelinas que remata con una revolera. Todo realizado con mucha torería y lentitud.
Con lances templados por delante, le lleva al caballo de picar. Lo deja largo pero el toro se va tras los capotes de los toreros para seguir en busca de los terrenos de nadie. Hasta allí va Manuel por él para llevarlo al picador y dejarlo entre las dos rayas. José Manuel Ruiz “Chicharito” se agarra arriba. Lo saca un banderillero y lo deja en el capote de Escribano quien, tras dos capotazos de prueba, lo deja nuevamente ante el caballo para que “Chicharito” se agarre en el mismo sitio anterior y cuando el toro sale suelto de la suerte, se lleva al vara enhebrada. Manuel solicita el cambio de tercio, que presidencia concede.
Manuel Escribano se queda con el toro en espera de que salgan los picadores..
En banderillas con lidia de Ignacio González, Escribano tras realizar su quite,toma los palos. González cierra al toro en el burladero del tendido 1. Escribano en el centro del ruedo. El toro no hace nada por el torero cuando se dirige a él. Ha de ir nuevamente. El toro le aprieta pero, ganándole la cara, las clava arriba. Toma un segundo par de banderillas. Desde el centro del ruedo se va a por el toro que está en terreno de tablas y cuadrando en la cara prende un buen par que es aplaudido mientras Escribano se refugia en el burladero. El toro le tapa la salida del burladero por lo que ordena a sus banderilleros que lo cambien de ubicación. El tercer par lo prende por dentro al quiebro y al violín. Gran ovación.
Brinda a su amigo Antonio Marín. Con la muleta en la mano derecha se va a por el toro que está fijo en el burladero del 3. Se planta de rodillas  e insiste en llamarlo sin que el toro se arranque. Cuando lo hace, le enjareta cinco redondos de rodillas que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de pecho sobre la izquierda. Gran ovación del público.
Se retira del toro. Monta la muleta sobre la mano derecha. Cinco excelentes redondos templados y bien rematados que finaliza con el pase de pecho sobre la mano derecha. Se retira del toro en medio de los sones de la música que ameniza la faena. 
Con la muleta portada en la zurda, se va aproximando lentamente al toro. Excelentes naturales. Trincherazo sobre el pitón derecho. Aprovechando el viaje, un natural y aprovechando el viaje remate con el pase de pecho sobre el pitón izquierdo del toro.
El toro se quiere ir a las tablas. Escribano lo saca con un pase de tirón. Se lleva la muleta a la mano diestra. Buenos redondos, en el último de los cuales el toro se va a las tablas. Se va a por él,  para plantearle la faena en el sitio que el cornúpeta quiere. Tres buenos redondos. El toro se va, pero Escribano aprovecha el viaje y le instrumenta un pase de pecho de rodillas sobre la mano derecha. Un natural y remate con el de pecho sobre izquierda en el remate del cual, el toro se va a toriles.
Manuel lo torea sin torear, con la muleta plegada sobre el antebrazo izquierdo. En las cercanías, un buen redondo. En el siguiente el toro se le cierne. Ya con el toro refugiado en tablas, remata con un pase de pecho sobre la mano derecha, al que sigue un redondo donde el toro le empuja con los cuartos traseros. Nuevo pase de pecho sobre la derecha, nuevo redondo   en el que toro le tropieza nuevamente con los cuartos traseros.
Manuel se quita las zapatillas embarradas ante la cara del toro. Serie de excelentes naturales en los que el toro se quiere ir. Ya metido entre los pitones sigue al natural y, aprovechando el viaje del toro, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Manuel opta por los adornos. Desplante de rodillas ante la cara del toro. Paee mirando al tendido. Sale muy toreramente de la cara del toro.
Cuando Manuel está en barreras para tomar el estoque de matar y se encuentra tomando el buchito de agua, el toro hace por él, en una falta de atención por parte de sus banderilleros. ¡La cuadrilla no está a la altura del matador!.
Suena un aviso en el momento en que Manuel está tratando de sacar al toro de las tablas. Como el toro se niega a salir no va a tener más remedio que matarlo en ese terreno.
El toro paralelo a tablas y en la suerte contraria logra un estoconazo ligerísimamente desprendido del que el toro dobla, acertando el puntillero a la primera. Ovación. Aparecen los pañuelos en los tendidos de manera mayoritaria y el presidente concede la oreja  que Escribano pasea triunfalmente por el ruedo de Cuatro Caminos. 
Sale quinto de la tarde. Nº 55. Pitonero. 563 kilos. Negro, bragado, meano del 11 del 07. De Valdefresno. Un toro engatillado de cuerna y precioso de lámina.
Morenito de Aranda se hace con la embestida en el primer capotazo. Seguidamente le administra tres capotazos a un toro que humilla pero que finalmente sale suelto. Continúa toreándole por delante tratando de hacerse son la embestida para enseñarle a embestir. Remata finalmente con una media sobre el pitón derecho del toro.
Lo deja en el capote de uno de sus banderilleros quien lo cierra en el burladero de suertes. Juan Bautista Martín Soto es el encargado de lidiar a este toro. Con lances por delante sin cruzar Morenito lleva el toro al caballo de picar. El toro aprieta y el piquero se agarra arriba. Hay una bonita pelea en varas por parte del toro y el piquero que es Héctor Piña. El toro logra quitarse la puya mientras continúa apretando el peto. Trata de sacarlo “Juanín” pero finalmente quien lo hace, es el otro banderillero Luis Carlos Aranda.
Morenito con un lance mete el toro a la segunda entrada al caballo de picar. Héctor vuelve a agarrarse arriba y lo pega ya que el toro aprieta. Trata de sacarlo “Juanín” pero el caballo se interpone entre él y el toro que sigue apretando. Finalmente el toro sale suelto.
Alberto Aguilar dispuesto a realizar su quite. Un capotazo del que el toro sale suelto y se va al capote de Escribano quien se retira del toro andando para atrás con la finalidad de ahorrarle capotazos. El toro se va al caballo de picar nuevamente si bien el picador no hace nada por picarlo. El picador Héctor Piña es aplaudido cuando abandona el ruedo.
En banderillas con lidia de Juan Bautista Martín Soto parean; Luis Carlos Aranda quien prende un excelente par de banderillas. Pascual Mellinas ha de entrar a parear, en segunda instancia ya que el toro no hizo nada por él en la primera entrada, si bien se va al capote de Escribano quien le anda nuevamente para atrás en su afán de ahorrarle capotazos en una buena dirección de lidia. El toro espera a Mellinas quien no se atreve a entrar. Cierra tercio Aranda quien entra andando al toro y coloca un excelente par de banderillas merecedor de destocado, si bien el hijo de Manolillo de Valencia recibe el premio de una gran ovación.
Morenito de Aranda aleccionado por su apoderado Ramos comienza su faena con pases por alto sobre ambos pitones a medida que va ganando terreno. Un pase de pecho sobre la derecha. Un redondo y remate con el pase de pecho sobre la mano izquierda.
Da distancia al toro. Tras acercarse, un trincherazo para quedar posicionado al toreo al redondo. Un buen redondo. Pierde tres pasos entre pases. Serie de tres buenos redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha.
Tras dar distancia al toro, se aproxima con la muleta portada en la mano derecha. Cuatro buenos redondos que remata con un pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda. Ovación.
Nueva distancia. Ante el toro se abre la chaquetilla mostrando el pecho. Cita con la muleta en la mano derecha. Ha de insistir para que toro se arranque. Cuando lo hace, le enjareta una buena serie de redondos que remata con el pase de pecho sobre la mano derecha y dobla con el de la izquierda. Ovación.
Comienza a sonar el pasodoble que hace que Morenito se venga arriba. Trincherazo sobre la mano izquierda y queda posicionado para el toreo al natural. Serie de buenos naturales a un toro que carece de transmisión.
Con la muleta en la diestra, da una serie de buenos redondos. Muy en las cercanías, redondos aislados que remata con un desplante artístico.
Un molinete lo deja posicionado para el toreo al redondo. Un redondísimo. Trincherazo sobre el pitón izquierdo del toro al que sigue un pase de pecho sobre al pitón derecho con la muleta portada en la mano izquierda, a la salida del cual, el toro se va a las tablas del tendido 7.
Toma el estoque de matar. Con el toro entre las dos rayas y en la suerte contraria, después de tener que trabajar para lograr que el toro cuadrara ya que el cornúpeta se entretuvo en escarbar, mete la mano con habilidad y logra una estocada que tira al toro sin puntilla en muerte espectacular. Aplausos
Sale el sexto de la tarde. Nº 82. Langosto. 533 kilos. Negro de Valdefresno y nacido el 11/07.
Alberto Aguilar lo recibe con una larga cambiada de rodillas en terreno de tablas. Ya en pie, continúa con una serie de verónicas entre las que intercala chicuelinas  Remate final con una revolera.
Los banderilleros lo fijan en el burladero del 7 en espera de que se posicionen los picadores. En el primer lance para llevar el toro al caballo el toro pierde las manos. Seguidamente lo templa bien y rematando con una larga a una mano, lo deja en la jurisdicción del picador. El piquero se agarra arriba a un toro que aprieta. El toro logra quitarse la puya. Cuando lo saca un banderillero, Aguilar solicita el cambio de tercio que presidencia concede.
En el mismo centro del ruedo, Aguilar dispuesto a realizar el quite ante el toro que está fijo en el burladero del tendido 3. Tres chicuelinas muy ajustadas que remata con una media. Ovación.
En banderillas con lidia de Raúl Ruiz, Rafael González clava arriba. Lucas Benítez también clava un buen par arriba.  Cierra tercio González con un par en todo lo alto que es aplaudido.
Alberto Aguilar brinda al público y recibe la ovación pertinente. La faena la comienza con un pase por alto sobre el pitón izquierdo del toro. Otro sobre el pitón derecho. Dos redondos, un pase de pecho sobre la mano izquierda y se retira del toro.
Muleta en la mano derecha. Aguanta el primer redondo y, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda. Ovación.
Un pase de las flores en el que el toro le aprieta en exceso. Sigue toreando al redondo. Tres redondos, en el último de los cuales el toro se le cuela y, remate final con el de pecho sobre la izquierda. Se cambia la muleta de mano ante la cara del toro y vuelve a dar otro pase de pecho sobre la mano izquierda.
Tras dejar reposar al toro se lleva la muleta a la mano izquierda. Un natural del que el toro sale suelto. Se posiciona nuevamente Aguilar. Serie de tres naturales que, tras martinete, remata con el pase de pecho sobre la mano izquierda. Ovación.
Nueva serie de naturales. El toro se para. Se posiciona nuevamente. Nuevos naturales de los que el toro sale suelto en el último. Remata con un pase de pecho sobre la mano izquierda en terrenos de tablas frente al tendido 7.
De ese terreno trata de sacarlo con pases de tirón, pero el toro se niega a salir. Un natural . Invertido al final del cual el toro sale suelto. Nuevo invertido, que remata con el pase de pecho sobre la izquierda. Todo esto aprovechando el viaje del toro en terrenos de tablas del tendido 7. Finalmente remata con un pase de pecho sobre la mano izquierda.
Serie de tres ayudados por alto que remata con un pase de pecho sobre la mano izquierda.
En la suerte contraria pinchazo hondo arriba. Los banderilleros tratan de sacarle el estoque. El toro con el capoteo se acula en tablas. Aguilar con el estoque de descabellar saca el estoque de matar. Entra nuevamente a matar en la suerte natural logrando una gran estocada en todo lo alto. Tras el último arreón el toro cae sin puntillas. Palmas para Aguilar.
Reportaje gráfico de lo realizado por Manuel Escribano.







































































































































































































Reportaje gráfico de lo realizado por Morenito de Aranda.































































































Reportaje gráfico de los realizado por Alberto Aguilar.















































































Cosas de la corrida de Valddefresno.









 

































No hay comentarios: