JavaScript

viernes, 29 de junio de 2012

RESUMEN DE LA FERIA TAURINA ALGECIRAS 2012.

RESUMEN DE LA FERIA TAURINA DE ALGECIRAS 2012.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

Como viene siendo habitual asistimos a los festejos de a pie de la Feria de Algeciras 2012. Hicimos novillos en la Corrida de Rejones por aquello de que al comenzar a las 23,00 al tener que desplazarnos desde Tarifa llegaríamos a casa cerca de las 3,00 de la madrugada que no son horas para circular por la peligrosa carretera de Tarifa, donde las infracciones de tráfico a estas altas horas son la orden del día por "la marcha" que llevan encima muchos de los conductores que regresan y van a la Fiesta.

La NOVILLADA DE CLASES PRÁCTICAS nos resultó entretenida por aquello de que los novilleros están en "su salsa", en "puro estado ecológico" como los becerros que lidiaron, sin los amaneramientos a que conlleva los años de oficio en los matadores.
Sobresalió por su buen toreo ligado y valentía Eduardo Sibaja Castillo que ha progresado en su aprendizaje torero de manera ostensible.
Jesús Nieto y Diego Luque demostraron lucidez de ideas, si bien al primero le sobra amaneramiento y al segundo picardía torea.
José Luis Becerra “Corruco” le vimos muy asentado y con progresos evidentes, mientras que Jiménez López conserva su línea si bien su eral fue el peor del buen encierro de Curro Mateo y Hermanos.
En los progresos de los novilleros vemos la mano de los matadores Diego Ramos “El Merlo” y su auxiliar Repullo.


                                                 

                                                 

                                                

                                                

La NOVILLADA PICADA DE FERIA, no fue de la categoría que esta plaza merece. La empresa podía haber contratado a novilleros de más fuste torero.
En ella se vieron los boquetes que padece el casco del buque de Presidencia, con errores de bulto en las decisiones tomadas que cuestionan la idoneidad de D. Francisco Ortiz Mejías al mando del mismo.
Sus desaciertos perjudicaron económicamente al tiempo que pusieron en evidencia fallos de empresa en cuanto a adiestramiento de la parada de mansos (no placeados convenientemente y faltos de cabestrero) con espontáneos en ruedos no capacitados que trataron de ayudar a que los mansos entraran en corrales después de meter al novillo a punta de capote.

















La PRIMERA CORRIDA DE TOROS tampoco la consideramos con categoría de figurar en la feria. Podía haberse dado como corrida en cualquier domingo del largo verano con motivo de algún puente estival a precios asequibles, para que Salvador Barberán hiciera realidad su sueño de convertirse en matador de toros. La media plaza de aforo ratifica nuestro criterio.
Tanto Salvador Vega como Davíd Galván, estuvieron en su línea de artistas y cortaron trofeos.
Los toros de Ricardo Gallardo (Fuente Ymbro en los carteles) faltos de bravura y fortaleza aburrieron a matadores y público a pesar de irse uno de ellos sin las dos orejas y otro sin una.




































La CORRIDA ESTRELLA DE LA FERIA estuvo precedida de un conato de duda en los aficionados, pues circuló el rumor de que no venía José María Manzanares aquejado de una lesión de muñeca cuando por otro lado estaba anunciado a los dos días en Alicante. ¿Pudo restar espectadores en la Plaza de Las Palomas?
Tres cuartos de plaza fue el aforo para ver a un Morante de la Puebla que no quiso ver a su primer oponente. Que trató de justificarse en el segundo que carecía de afectividad de embestida. Que entusiasmó a sus partidarios al componer muy bien la figura en toreo de mentira. Que al no lograr la estocada, hubo de entrar a descabellar en siete ocasiones. Y que a pesar de todo esto, el carisma con el que cuenta, le llevó a saludar desde el tercio.
¡Incomprensible pero absolutamente cierto!
David Fandila “El Fandi” en su línea torera calentó al público en su tercio de banderillas. Indultó a un toro de Cuvillo. Dejó en evidencia las carencias de conocimiento de Presidencia de corrida y de un sector importante del público taurino de Algeciras, pero salvó al ganadero del desastre de corrida lidiada y a la empresa. Pues con este indulto la gente se animó a asistir al último festejo a pie de la Feria.
José María Manzanares no estuvo en Algeciras como torero. Sí presencialmente, pero sin ligar los muletazos como ya viene siendo habitual en este torero que se eterniza en faenas largas aunque con escasez de pases. Como mata bien esto le salva de momento e incluso corta trofeos.

































La última CORRIDA DE LA FERIA contaba con el aliciente de Juan José Padilla en su vuelta a Algeciras tras su alternativa, pero el aforo se quedo en algo más de media plaza, no sabemos si porque no vino Perera herido en Alicante, o porque AlejandroTalavante, a pesar de sus triunfos recientes en Madrid, no fue acicate suficiente. Entró por la vía de la sustitución Salvador Vega que había resultado triunfador en su comparecencia anterior.
Talavante resultó triunfador de la Feria con corte de tres orejas en faenas de su estilo torero.

















Conste que se trata de contarles lo que pasó sin querer entrar en críticas ya que no es mi cometido que, cómo tantas veces he señalado, es de comentarista taurino.
Uno se divierte con cualquier cosa que ocurra en la arena de una plaza de toros ante un toro, pero, al no tener pasión por ningún torero, ve las cosas de manera demasiado objetiva y naturalmente los apasionados no estarán de acuerdo.