JavaScript

domingo, 26 de enero de 2014

LA PARTE SUMERGIDA DEL ICEBERG DE LA MAESTRANZA.



LA PARTE SUMERGIDA DEL ICEBERG DE LA MAESTRANZA DE SEVILLA.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
En mi artículo anterior titulado “Manzanares y Globimedia” analicé someramente las declaraciones de José María Manzanares sobre la decisión de unirse al grupo de sus cuatro compañeros que no iban a torear esta temporada en la Maestranza de Sevilla.
Hoy voy a tratar de poner en orden todas mis indagaciones para dar una amplia información a mis lectores, y que luego sean ellos quienes analicen la situación en la que se encuentra Sevilla, antes de afrontar la programación de uno de sus acontecimientos importantes de índole mundial, como de siempre ha venido siendo la Feria Taurina del mes de Abril.
Aunque se achaca a las declaraciones inoportunas de Diodoro Canorea Pagés cómo la gota que colmó el vaso de la disconformidad de relaciones entre “mandones del toreo”-Empresa Pagés, las aguas más que revueltas, vienen de atrás.
ANÁLISIS DEL ESCENARIO:
Hace setenta años que la Maestranza de Sevilla firmó un contrato, calificado como misterioso y oculto con un empresario llamado Eduardo Pagés, quien por sus gestiones ha sido calificado como un excelente gestor taurino.
Cuando se jubiló como empresario, pasó los poderes a su yerno Diodoro Canorea que también gozaba de conocimientos y mano izquierda para lidiar este difícil mundo del empresariado taurino.
Y al retirarse éste, dejo la continuación del contrato en manos de su hijo Eduardo Canorea Pagés que es quien lo lleva en la actualidad ayudado por su cuñado Ramón Valencia. Es éste, hasta el momento, último Pagés un hombre temperamental que al calentarse fácilmente pierde con facilidad las formas y con ellas la razón.
En la última reunión mantenida entre los Maestrantes propietarios de la plaza y empresa Pagés se respetó la fecha del contrato de gestión que finaliza en el año 2024.
Tantos años gestionando una empresa suele llevar al empresario al aburrimiento y por ende a la comodidad, máxime cuando juega con la seguridad de un contrato en vigor.
La Maestranza y la empresa que la gestiona, ingresa muchísimo dinero sin exponer nada, por ello se limitan a gestionar las corridas de abono de la Feria de Abril y la de San Miguel y desde hace tiempo la empresa está tratando de cargarse las tres corridas extraordinarias de la Maestranza cual son: Corpus, la del 15 de Agosto y la del 12 de octubre (que tanto cuidó y potenció Diodoro Canorea) para no tener que trabajar y exponer dinero.
Y ambas partes están de acuerdo, si bien hubo algún maestrante disonante con esta decisión cual fue Alfonso Guajardo Fajardo quien cómo Teniente Hermano Mayor impuso por bemoles que se diera la corrida del 15 de agosto.
Luego cuando entró en su puesto Javier Benjumea, éste no la defendió, cómo no defendió nada, por su permanente estado místico trascendental.
La empresa siguió su defenestración y la Corrida del Corpus la convirtieron en una novillada hasta su desaparición y la Corrida del 12 de octubre desapareció en el momento de el relevo de Diodoro y de la retirada de Curro Romero (que era el cabeza de cartel de esta corrida), al ser convertida en un festival que sirve de entrenamiento a los figurones del escalafón.
Los empresarios de la Maestranza han gozado de “derecho de pernada” pues en la temporada 2013 redujeron el número de festejos en 5. En esta temporada reducen un festejo más.
ANALISIS DE LAS CAUSAS DEL VETO.
Un nuevo protagonista ha salido a la palestra para dar a conocer las causas de su veto. Miguel Ángel Perera.
Denuncia la forma de actuar de los actuales empresarios de la Maestranza quienes le pagaron menos dinero del pactado en las temporadas 2011 y 2013.
En la temporada 2011, actuó 2 tardes en la feria de abril y 1 tarde en la de San Miguel. A la hora de la liquidación de honorarios, la empresa pide al torero que baje los honorarios ya que la feria había sido deficitaria.
Su apoderado Fernando Cepeda acepta, cuando Eduardo Canorea le dice que tendrán trato de privilegio en la siguiente temporada, con las palabras siguientes: “Yo soy persona agradecida y no olvido a los que tienen detalles conmigo”. Le dejó fuera en la siguiente temporada del 2012.
Perera olvida rencores y le ordena a su apoderado Cepeda que, cuando lo llame para contratarle actúe como si nada hubiese ocurrido.
Es contratado para 3 tardes y en la liquidación le vuelven a pedir rebaja de honorarios quejándose del desastre de la feria, Aceptan nuevamente.
El torero estalla cuando Canorea le nombra culpándole de los males de la Fiesta.
He de preguntarme porqué el torero tropieza dos veces en la misma piedra. Hay que ser demasiado “confiado”, por no calificarle de otra cosa, para esta actuación.
Es del dominio público que en la Maestranza los toreros de élite, cobran menos que en muchas plazas de 2ª y por descontado menos que en las plazas de 1ª.
Mi pregunta es: ¿por qué lo han permitido, aceptándolo? ¿Tal vez por las ventajillas de que gozaban en esta plaza?
Muchos aficionados echan la culpa del inicio de las hostilidades, tras las declaraciones de Canorea, a “El Juli”, mientras que otros aducen que el principal instigador es “Morante” a través de la empresa que gestiona su carrera.
¿Hay intereses creados por parte de la Empresa que apodera a Morante para arruinar a la Empresa Pagés y hacer que los maestrantes escucharan su oferta económica por gestionar la Maestranza? Esta misma empresa, agregaría a esta gestión las plazas (por compra) de Barcelona y Jerez de la Frontera.
Lo pregunto porque todo esto se comenta por Sevilla.
Y es que esta empresa es propiedad del multimillonario mexicano licenciado Alberto Bailleres González que es empresario (propietario de la plaza de toros  "Nuevo Progreso" de Guadalajara), ganadero (tres hierros: Begoña, San  Miguel y San Martín).
La Unión Taurina de Abonados de Sevilla con su presidente, Diego Martínez al frente están de acuerdo en que cesen como empresa de la Maestranza a Pagés, pero también dan el “tirón de orejas” a los figurones del toreo por haber impuesto un toro devaluado y ahora mostrar un postura prepotente.
Que soluciones hay para esta situación:
1ª.-Que la Maestranza despida a la Empresa Pagés (indemnizándola) y opte por la explotación directa a través de un gerente serio quien pagaría a los toreros con honorarios de plaza de 1ª, pero que a los figurones les pusiera “las peras al cuarto” en cuanto a ventajas y exigencias se refiere.
2ª.-Organización de la temporada 2014 por parte de la Empresa Pagés, pero sin contar con los cinco figurones, lo que propiciará buenas ganaderías para toreros emergentes y bajada de las localidades. De gestionar bien, podía ser el revulsivo que la Fiesta necesita.
Un cartel interesante para la inauguración del Domingo de Resurreción sería: Enrique Ponce, José Tomás y Manuel Escribano. Toros de Victoriano del Río. Solamente es problemática la participación del del centro del cartel que pueda sentirse molesto por lo de enviarle Canorea a Senegal caso de que cantara la canción: "Quiero la recaudación" y tire del lado de la "Malagueta" regida por su amigo Pepe Cutiño.

No hay comentarios: