JavaScript

jueves, 27 de septiembre de 2012

LA SEGUNDA CORRIDA DEL CICLO SAN MATEO 1978 EN VALLADOLID.

LA SEGUNDA CORRIDA DEL CICLO SAN MATEO 1978 EN VALLADOLID.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.

La corrida estaba anunciada así:

En esta ocasión presidió el subcomisario del Cuerpo General de Policía D. Luis Quintanilla Gómez siendo auxiliado en materia artística por el que fue novillero Fernando A. Merino.
Ante su autoridad realizan el paseíllo para lidiar una corrida de los Herederos de D.Manuel Arranz los diestros:
José Marí Manzanares de Alicante (azul y oro); Roberto Domínguez de Valladolid (negro y oro) y Pedro Fernández “Niño de Aranjuez” (burdeos y oro) que hace su presentación en esta plaza.
Sale el primero.”Sortijero”. Nº 57. 455 kilos, negro zaino. Trata de pararlo el peón “El Ecijano” pero el toro pero no quiere acudir al capote para frenarse cuando lo hace. Se le pica al relance demostrando mansedumbre. Con dos pares de banderillas se cambia el tercio. Manzanares como no ve que el toro colabore, se lo quita de en medio con un pinchazo entrando desconfiado y media estocada. Su labor es silenciada.
Sale el segundo. “Generoso”. Nº 42. 494 kilos, negro mulato. El paisano Roberto Domínguez es ovacionado cuando sale del burladero para recibir a su oponente. Logra una serie de buenas verónicas en el mismo centro del anillo. Tras una vara en la que el toro no aprieta, Roberto realiza su quite por delantales. Par y medio de banderillas. Tras brindar al publico y recibir la ovación pertinente, comienza su faena sentado en el estribo. Como el toro carece de fuerzas Roberto lo mima para que no se caiga. Faena reposada sobresaliendo unos redondos muy templados. Gran estocada. Una oreja y breve petición de la segunda.
Sale el tercero.”Español”. Nº 82. 449 kilos, negro mulato. “El Niño de Leganés” le administra unas buenas verónicas que son merecedoras de aplausos. Una buena vara en la que el toro se emplea y una segunda de puro trámite. Dos pares de banderillas. Brinda al público y recibe la ovación de agradecimiento. La faena de muleta la comienza con ayudados por alto sin llevar toreado al toro. Sigue al redondo bajo los aplausos del público. Intenta el toreo al natural pero desiste ante las dificultades que el toro plantea.. Buena estocada entrando muy derecho. Se le concede una oreja.
Sale el cuarto de la tarde. “Cocinero”. Nº 44. 515 kilos. Negro zaino y bragado. Manzanares le para con una serie de buenas verónicas. Al caballo lo lleva por chicuelinas al paso. Una sola vara y dos pares de banderillas. El toro queda crudito. Brinda al público quien le tributa una ovación. El toro carece de fuerzas pero tiene bondad en la embestida. Dos series de buenos redondos y otras dos de buenos naturales largos y profundos. Sobresalen dos pases de pecho de los denominados de pitón a rabo. Adornos artísticos y, tras un pinchazo, logra media estocada en todo lo alto que tira al toro sin puntilla. Se le conceden las dos orejas.
Sale el quinto. “Coralo”. Nº 39. 517 kilos, negro zaino. Roberto Domínguez lo saluda a la verónica. Una sola vara como consecuencia de su falta de fuerzas. Roberto brinda a su amigo Julio Robles que ocupa barrera del tendido 7 en medio de la polémica desatada por no haber sido contratado en la feria de este año. Como el toro se queda muy corto y no pasa en los pases, Roberto no puede lucirse. Un pinchazo bajo y estocada a toro parado. División de opiniones.
Sale el sexto. “Agitado”. Nº 79 461 kilos, negro zaino. El toro sale con muchos pies y “El Niño de Aranjuez” lo lancea con solvencia. Una vara que toma con codicia y una segunda en la que no aprieta. Dos pares de banderillas. A la muleta llega con peligro y está a punto de echar mano a su matador. Mal con el estoque el Niño de Aranjuez que necesita de cuatro pinchazos previos para lograr una media estocada que tumba al toro. Silencio.
A modo de ampliación a este resumen diré que el primer toro de la tarde, fue un toro manso y reparado de la vista que el público protestó con lanzamiento al ruedo de almohadillas. En el arrastre el toro fue abroncado por el respetable.
En su segundo, que fue un gran toro, José Mari Manzanares le enjaretó una buena serie de verónicas que fueron rematadas con un superior media. Con la muleta, a un toro que carecía de fuerzas, hizo de enfermero y le instrumento una faena templada y ligada. En la suerte suprema, pinchazo sin soltar y media estocada en el sitio. Fue premiado con las dos orejas.
El segundo de la tarde fue recibido por Roberto Domínguez con una serie de buenas verónicas rematadas con una superior media verónica. Ovacionado nuevamente Roberto en su quite por delantales. Comienza su faena de muleta con dos pases sentado en el estribo para seguidamente sacar al toro al centro del ruedo e instrumentar una faena artística y dominadora que remata con un estoconazo y descabello al segundo intento. Se le concede una oreja.
En su segundo no pudo lucirse por ser un toro que no embestía por lo que fue una faena de porfía y carente de relieve artístico. Lo finiquitó de pinchazo sin soltar, estocada en el sitio y descabello al segundo intento. Saludó desde el tercio.
El tercero de la tarde salió alegre de chiqueros y El Niño de Aranjuez lo lanceó bien de capote. La faena de muleta fue entonada y no carente de torería. Le finiquita de una gran estocada que por ella sola fue merecedora de la oreja.
En su segundo que fue el peor del encierro "El Niño de Aranjuez" pasó serios apuros al perder el capote en varias ocasiones. Con la muleta, el diestro estuvo desorientado. Varios pinchazos ante de lograr la estocada.
Los toros de D. Manuel Arranz decepcionantes.
El detalle de la corrida estuvo en el brindis de Roberto Domínguez a su amigo Julio Robles devolviéndole el brindis que éste le efectuó el año anterior
Como detalles de sociedad decir que asistió a la corrida el Capitán General de la VII Región Militar  Excmo Sr. D. Ángel Campano.

No hay comentarios: