JavaScript

martes, 16 de agosto de 2011

LO QUE REPRESENTA UN BLOG TAURINO.

LO QUE REPRESENTA UN BLOG TAURINO.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
Creé mi blog allá por el año 2007 para poder expresar mis ideas de manera libre y no tener que depender de los caprichos de un editor de periódico que, siempre cuestionará de una o otra forma nuestros artículos e incluso les enfrentará a otros de contenido totalmente contrapuesto con la finalidad de mirar por sus intereses de aumento de lectores al crear polémica que degenere en morbosidad.
Nunca he considerado justo el egoísmo del tipo que sea, y menos que por él se denoste a una persona porque el ser humano está constituido por una serie de valores que de no poner pie en pared cuando se trata de pisarlos, se convierte en un engranaje más de este mecanismo destructor y deshumanizado.
Un blog, cuando no se cuelga para obtener beneficios derivados de anuncios publicitarios, es una máquina de perder salud, dinero y tiempo puesto que son horas las requeridas para colgar un artículo que lleve fotografías, ya que estas requieren para hacerlas interesantes para el lector, selección y retoques de calidad y ajuste.
Luego, sobre todo en estos blogs de temas taurinos donde la polémica es la nota dominante, nunca logra uno el éxito rotundo pues como abundan los intereses económicos, que están desgraciadamente por encima de toda consideración más elevada, todos los personajes del engranaje taurino , que son muchos, se ponen en contra del autor en el momento que dice en su artículo, las “verdades del barquero”.
Si la organización del espectáculo no ha sido buena y lo escribe, el empresario se pone de uñas e incluso le busca para advertirle, no siempre de buenos modales, que en el próximo artículo se cuide de no mencionar para nada a la empresa ni a la corrida, pues ya cuenta él con personajes que actuarán a “la voz de su amo” por una compensación del tipo que sea. Indignándose aún más, si encima uno se paga su entrada y se convierte en espectador con todos sus derechos y escribe verdad que impide ser enviado a los tribunales.
Si dice verdad sobre el comportamiento de los toros, cuando estos no han estado a la altura, que es lo que ocurre en la mayoría de las corridas, quien se le enfrenta es ganadero al haber cacareado las carencias de sus astados.
Y Dios le libre de escribir la verdad de la faena realizada por los figurones del toreo ante toros de escaso trapío y afectividad de embestida, pues las cosas pueden llegar a mayores ya que los toreros de lo alto del escalafón tienen boyantía económica.
Total que disgusto, tras disgusto por haber actuado con honestidad, es decir siempre con verdad, justicia y autenticidad.
Honestidad que es el respeto por su propia persona, con el fin de conseguir la confianza tanto en si mismo como en quienes siguen el blog.
Puedo asegurarles que, hasta el momento, nunca me he abierto en la configuración de mis artículos de manera desordenad pues siempre  he analizado pormenorizadamente todo lo escrito para no falsear la verdad al tiempo que busco la claridad y no la sombra o el encubrimiento.
He buscado en mis artículos o crónicas una actitud madura, responsable y respetuosa, puesto que mi premisa principal siempre ha sido la crítica constructiva en esta parcela que tan denostada está en los momentos actuales. Y esto solo se logra con juicio objetivo y valiente sobre nuestro modo de pensar.
Soy muy autocrítico pues evalúo de manera sencilla y valiente mi modo de ser, analizando pormenorizadamente cada situación para formarme un juicio correcto y acertado sobre la misma, remitiéndome siempre a los hechos y no a simples suposiciones.
Por descontado que mi blog ha estado y está abierto a todas las críticas y comentarios hacia mi persona y cuando los estimo procedentes de personas juiciosas trato de dar las explicaciones pertinentes, obviando de manera deliberada a aquellos hirientes por poco afortunados o ineducados.
Al haber sido traicionado en más de una ocasión, valoro en su justa medida la lealtad de ahí que defienda con uñas y dientes lo que creo y a quien creo.
¡Tengo un gran sentido de la amistad! causa por la cual me afecta muchísimo la deslealtad al no haber estado nunca apegado al dinero ni buscado jamás la amistad con fines de utilidad de cualquier tipo, ya que mis padres me inculcaron que la lealtad estaba relacionada con otros valores tales como: amistad, respeto, responsabilidad y honestidad.
Por eso cuando uno se jubila es cuando puede valorar perfectamente a los verdaderos amigos que no son otros que los que nunca buscaron el apoyo del estatus que uno ocupó. Estatus que por otro lado fue más que justito dado que uno no fue amigo de pedir favores ni de lisonjear a alguien sin merecimientos y naturalmente esas premisas, en los tiempos que corremos, no ayudan a subir peldaños en esta escalera de mentiras en que se ha convertido la vida.
Por todos estos pensamientos que ahora expreso, varias veces he estado a punto de “mandar a freír espárragos" al blog y quitarme una pejiguera de encima, pero como los taurinos somos unos sentimentales en el fondo, pues pensé que será bueno dejar nuestras experiencias y conclusiones meditadas para que los antitaurinos tengan con quien meterse, los empresarios tengan a quien echar las culpas de sus fracasos, a los ganaderos para que sigan plegando sus selecciones de bravo a favor de la comodidad de los toreros y estos, si alguna vez leen nuestro blog, analicen lo que decimos y mediten un poquito sobre las actuaciones pormenorizadas y al detalle que hemos colgado. Pues, todos ellos, pueden estar completamente seguros que nos han guiado en la descripción los valores humanos que todo ser tiene y que no son otros que los que reflejan nuestra personalidad como expresión del tono moral, cultural, afectivo y social.
Si una crónica de corrida de pueblo no la colgamos porque en una anterior actuación el Alcalde se molestó con nosotros porque sacamos a la luz sus desconocimientos taurinos como Presidente, no somos nosotros quien perdemos algo, pues nunca ganamos nada, sino su pueblo al que ha privado, con su actitud inconsecuente de aparecer a nivel mundial en internet.
Si un editor de periódico digital se ha quedado sin nuestra colaboración por no tener sensibilidad en la maquetación de sus noticias, posiblemente no habrá perdido nada pero lo que sí es seguro que nosotros nada perdemos con no aparecer en sus páginas porque nunca ganamos nada.
Y despues de estos pensamientos sacados a la luz...¿Hasta cuando seguiremos colgando artículos? Solo Dios lo sabe.

No hay comentarios: