JavaScript

lunes, 23 de abril de 2012

FESTIVAL TAURINO MIXTO EN TARIFA DEL 2012.

FESTIVAL TAURINO DE TARIFA 2012.
Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ. Veterinario y escritor.
El cartel del Festival se anunciaba así:
GRAN FESTIVAL TAURINO MIXTO A BENEFICIO DEL NIÑO FRANCISCO CAZALLA FERNANDEZ (QUE NACIÓ SIN GLOBO OCULAR) Y EN HOMENAJE A D. ANTONIO DELGADO MOYA (FUNDADOR DE LA PEÑA TAURINA)
Unos minutos antes del comienzo del paseíllo, hace su aparición en la plaza un milord tirado por un caballo árabe, calzado de la extremidad anterior derecha y de las posteriores, lucero cordón corrido que bebe con el inferior, montado y conducido por una señorita ataviada con el traje campero compuesto por falda, en espera de que las localidades de la plaza se vayan llenando de espectadores.
Pero ni por esas la afición taurina de Tarifa respondió al llamamiento y la plaza muy vacía (calculamos menos de un cuarto de plaza) nos dio pena que no se vieran recompensados los esfuerzos de participantes activos y de organización para poder aportar una buena cantidad a tan altruista causa.
El paseíllo lo abren dos jovencitos (muchachito y amazona) que montan respectivamente, caballos: tordo rodado vinoso y castaño
Sale el matador de toros Manuel Escribano vestido de corto con la calzona de color azul clarito y la chaquetilla color azul oscuro. A su derecha desfila el novillero Juan Carlos Dorado vestido con calzona de color gris claro y chaquetilla gris oscuro. Detrás, desfila el sobresaliente Manuel Rodríguez “El Estudiante” y le siguen los seis banderilleros detrás de los cuales van dos caballos de picar y la mulilla representada por un caballo ardenés de capa rosilla.
Cuando el paseíllo ha finalizado, pisan el ruedo tres caballos de raza árabe con tres capas distintas; castaño, alazán y tordo vinoso que serán los que realizarán la exhibición de doma vaquera.
La presidencia esta representada por José González un concejal del Ayuntamiento de Tarifa, la señora veterinaria y como asesor artístico el hijo del homenajeado Antonio Delgado Moya al que se agregó un representante de la Peña Taurina Manuel Escribano de Tarifa.
Los representantes de la Peña Manuel Escribano hacen entrega de un ramo de flores a la hija de Antonio Delgado y una placa, haciendo mención a su papel de fundador de la Peña, al hijo de Antonio.
Sale el primer toro de la tarde. Un toro bonito de buena lámina que pertenece a la ganadería de Carlos Núñez con el hierro de Iruela. Luce el nº 118. No remata en los burladeros cuando es llamado.
Manuel se estira en la primera verónica de saludo. Se cierne por el pitón derecho. Una buena verónica por el pitón conflictivo. El aire de poniente molesta en exceso. Remata con una media sobre el pitón derecho del toro.
Los banderilleros le cierran en el burladero más alejado de la única puerta con la que cuenta la entrada al ruedo. Sale el picador y ocupa el lugar reglamentario. Manuel Escribano situado en el mismo centro del ruedo lo cita y cuando acude a su capote con chicuelinas al paso, lo lleva al caballo de picar. El picador se agarra trasero y rectifica aprovechando que el toro está corneando el peto y haciendo sonar el estribo. El público protesta el castigo del cornúpeta.
Manuel lleva el toro a la segunda entrada y ahora el piquero se agarra arriba. El toro sale rebrincado del caballo y está a punto de atropellar a su matador.
Manuel dispuesto a realizar su quite. Tres chicuelinas citando de frente que remata con una revolera.
Manuel toma las banderillas con los papelillos blancos y en el centro la bandera nacional. Solicita permiso a la presidencia y brinda al público, quien le corresponde con la ovación pertinente, momento en que comienza a sonar la música.
Cita al toro desde el mismo centro del ruedo y como le viene cruzado, pasa elegantemente sin clavar. Nuevamente se sitúa en el centro del ruedo. Cita al toro y cuando acude le gana la cara y clava en todo lo alto. Recibe una gran ovación.
El segundo par con el toro en el burladero de suertes, Manuel en el centro lo cita, acude el burel,  lo quiebra y le pone el par arriba. Ovación.
El tercer par lo pone al quiebro cerrado en tablas debajo de nuestra posición. Por dos veces idénticas puesto que en la primera entrada solamente clava un palo. Como deja las dos arriba con mucha exposición, recibe una enorme ovación que agradece desde el centro del ruedo.
Toma los trebejos, se dirige a presidencia para solicitar permiso y brinda al público. Ovación del público que agradece el detalle.
La faena la comienza citando desde el mismo centro del ruedo. Le administra un pase contrario. Un banderillero lo cierra. En la misma boca de riego Escribano lo cita y cuando acude le administra un redondo y el toro le pisa la muleta. El viento se ha convertido en un vendaval y molesta en exceso. Dos buenos redondos. El astado cabecea mucho en el remate de los pases. Vuelve a tomar distancia Manuel, para administrar una serie de redondos en los que tiene que perder tres pasos entre pases.
Como el toro acosa en exceso y el viento molesta la faena está resultando laboriosa y peligrosa para el diestro de Gerena.
Manuel se lleva la muleta a la zurda. Un excelente natural ayudado del simulado. Dos muy buenos. Toma distancia. Dos buenos ligados El viento lo descubre y Manuel recibe un pitonazo en la pierna izquierda. Remata la serie con un pase de pecho sobre la mano izquierda en la que el toro le pone la zancadilla y está a punto de caer al torero.
El toro de Núñez ha aprendido más de la cuenta y se está poniendo imposible. Manuel tira de él para cerrarlo un poco en tablas con la finalidad de protegerse del viento. Una serie de redondos sueltos en los que el toro repone mucho. Manuel está muy valiente sigue toreando al redondo y remate la serie con un pase de pecho en el que el burel no pasa.
Se lleva la muleta a la izquierda. Serie de buenos naturales. En uno de ellos Manuel mete el pie en un hoyo de la arena y se cae delante de la cara del toro. Afortunadamente se hace el mismo el quite y la contingencia no tiene consecuencias.
¡El toro ya tiene usía! Pero Manuel Escribano demuestra que está fuerte y preparado para estas situaciones y para cualquier contingencia que se le presente.
Manuel entra a matar en la suerte natural logrando una estocada en todo lo alto que es refrendada con una gran ovación por el público. El toro se traga la sangre. Se amorcilla. Se convierte en un marmolillo y permanece como petrificado en el ruedo sin atender a capotes. Tarda mucho en morir. Antes queda arrodillado y sujeto con los cuernos en el suelo. Finalmente, rueda sin puntilla. Es aplaudido en el arrastre por la muerte de bravo que ha tenido.
Cuando el toro dobla se pide la oreja que el presidente concede.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.               
     

  








   








   








       









  
















  









       








    







  







  
































            
                    
                  

                
                   

                 

                     
                   Sale el 2º de la tarde. Es el número 72 y luce el hierro de La Palmosilla. Remata en los burladeros con violencia, cuando es llamado por los banderilleros.
Manuel lo recibe con verónicas de rodillas muy cerrado en tablas. El toro aprieta hacia los adentros por lo que Manuel se sale con él a los medios y se puede observar que se cierne por ambos pitones. Cuando se siente podido por Manuel, el cornúpeta se raja desdeñando el capote
Sale a picar un caballo castaño. Manuel lleva al toro a la suerte de varas por tapatías. El piquero se agarra arriba y el novillo aprieta en paralelo.
Cuando se cambia el tercio, Manuel realiza su quite por gaoneras en serie de cuatro que remata con una media verónica.
¡Variedad capoteril en el diestro titular de la única Peña taurina de Tarifa!
En banderillas, el toro se arranca con velocidad, Manuel le gana la cara y deja los palos arriba.
El segundo par, lo ejecuta andando para atrás y en el momento oportuno mete los brazos y clava arriba del todo.
El tercer par lo realiza Manuel muy cerrado en tablas al quiebro y al violín. Seguidamente logra parar al toro andándole para atrás por la cara. Enorme ovación del público.
Manuel brinda al niño motivo del Festival que ocupa barrera de tendido en los brazos de su padre. Le dirige unas palabras y al final recibe una grandísima ovación.
En el mismo centro del ruedo comienza la faena con las dos rodillas en tierra para torear por redondos en serie de seis que remata, ya de `pie, con el pase de pecho sobre la mano derecha sobre ambos pitones.
Deja reposar al toro Serie de cuatro redondos que, tras cambio de muleta por la espalda, remata con el de pecho sobre la izquierda.
Nueva serie de seis naturales que remata con el de pecho sobre la mano izquierda seguido de un desplante torero.
Da distancia al toro. El pase de las flores es el preludio de una serie de cuatro buenos naturales que remata con el de pecho sobre la zurda.
Se distancia nuevamente. Serie de cuatro redondos. Un cambiado por la espalda y remate con el de pecho sobre la mano derecha.
Metido entre los pitones, naturales extraordinarios. Sigue dentro de los pitones con una serie de buenos redondos que remata con un desplante donde tira los trebejos. Gritos de ¡Torero! ¡Torero!
Serie de cuatro bernardinas que remata con una arrucina. Gran ovación.
En la suerte natural, entra muy derecho y logra una estocada en la yema de la que el novillo rueda sin puntilla, mientras Manuel sale doliéndose de un pitonazo en la cadera derecha.
Se piden las dos orejas que presidencia concede.
¡Manuel ha hecho honor con exceso de valor al brindis realizado!
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.



















































































































Sale el tercero con el hierro de Rehuelga. Es un cárdeno que en su día se partió el cuerno izquierdo y esta contrariedad ha marcado su comportamiento. Se trata de un verdadero toro con poder y malísimas ideas. Luce el número 19.
Manuel Escribano lo recibe con una larga cambiada de rodillas muy cerrado en tablas. Ya en pie sigue por verónicas ganándole terreno. Cuando remata con una revolera el público tributa al diestro una gran ovación.
El toro pelea con el caballo de picar El picador lo pega fuerte en una extraordinaria y prologada vara. Manuel pide el cambio de tercio que presidencia concede.
Le lancea con unos capotazos de castigo para enseñarle a embestir.
En banderillas. El primer par trata de ponerlo de dentro a afuera sentado en el estribo, pero el toro se arranca con mucha fuerza y descompone a Manuel que resulta atropellado tras colocar el par arriba.
El segundo par tiene las mismas características. Manuel clava el par arriba y el toro le aprieta hasta prácticamente atropellarle cuando huye de él sin refugio en una plaza que carece de callejón y tiene un ruedo de 33 metros de diámetro..
El tercer par de banderillas lo coloca al quiebro en el centro del ruedo. Seguidamente lo para corriendo para atrás por delante de la cara. Enorme ovación.
Manuel brinda al hijo de Antonio Delgado que ocupa presidencia como asesor artístico.
Se va a por el toro con la muleta portada en la mano derecha. El toro le corta en el primer muletazo. Manuel se lleva la muleta a la zurda y el toro también repone por este pitón. ¡Es un regalito!
Manuel lo lidia, se dobla por ambos pitones para domeñarlo antes de entrar a matar.
¡El torero ha demostrado que también sabe lidiar a los marrajos!
¡Muy preparado física y mentalmente Manuel Escribano Nogales! En Sevilla no habría desentonado en cualquiera de las corridas que van lidiadas hasta ahora.
En la suerte contraria logra un estoconazo. El puntillero acierta al primer golpe.
El público pide la oreja en reconocimiento a la dificultad que el toro ha presentado y al valor demostrado por Manuel.
El presidente la concede y con ella Manuel da la vuelta al ruedo.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este toro.









































En cuarto lugar sale un eralito que no obstante luce el guarismo 9. Demuestra genio rematando en el burladero con verdadera furia. Luce el número 45 y el hierro de Lagunajanda.
Ha de matarlo el novillero Juan Carlos Dorado, que lleva tiempo sin torear dedicado a funciones empresariales taurinas siguiendo los pasos de sus padre el ínclito “Comandante Dorado”.
Recibe un fuerte puyazo. Le vuelve a meter al caballo para la segunda puya pero ante la protesta generalizada del público desiste el piquero de realizar el puyazo.
El novillero lo lancea voluntarioso para sacarlo al centro del ruedo.
En banderillas, los banderilleros le colocan los tres pares con acierto.
La faena la comienza el novillero con pases por arriba hasta sacarlo al centro del ruedo.
Muleta en la derecha. Serie de cuatro redondos. En el quinto el toro se cae. Remata con el pase de pecho sobre la mano derecha. Ovación.
Muleta en la zurda. Dos buenos naturales que remata con el de pecho sobre la zurda y dobla con el de pecho sobre la derecha. Tres nuevos naturales, a los que siguen otros tres. Remata finalmente con el de pecho sobre la izquierda.
No se cansa el novillero. Ahora se lleva la muleta a la derecha para administrar una serie de cinco redondos buenos que remata con el pase de pecho sobre la derecha.
Ahora se lleva la muleta a la izquierda. Una buena serie de cuatro naturales que remata con el de pecho sobre la izquierda. Desplante de rodillas.
Más naturales sueltos. Remata con el de pecho sobre la izquierda.
Una faena excesivamente larga, no exenta de buenos muletazos con ambas manos a un eral que demuestra fuerza y afectividad de embestida.
Como lo mata con estoconazo en todo lo alto a pesar de que el eral tarda en doblar, le conceden las dos orejas y el rabo.
Reportaje gráfico de lo acontecido en este eral.











































Un festival que contó con la colaboración de un día soleado aunque frío por el viento de poniente, que resultó brillante en lo artístico tanto en lo taurino como en la exhibición de doma vaquera, pero que no respondíó económicamente como hubiera sido el deseo de la Empresa M.A.C.E Taurología S.L. Peña Taurina Manuel Escribano y Excmo Ayuntamiento de Tarifa que intervinieron en la organización del Espectáculo.
Otras fotos interesantes del festival